Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Voluntario de AARP Tax-Aide comparte enseñanzas de su labor Skip to content
 

Un voluntario de AARP Tax-Aide comparte las enseñanzas que le dejó preparar declaraciones de impuestos de personas como tú

Descubre lo que le enseñó y cómo puede ayudarte.

Mesa con formularios de impuestos y las manos de dos personas.

GARY FRIEDMAN/LOS ANGELES TIMES VIA GETTY IMAGES

In English | No es común que los extraños me digan cuánto dinero ganan. Pero desde febrero de este año, 49 de ellos lo hicieron.

Esto se debe a que me ofrecí como voluntario para el programa AARP Foundation Tax-Aide, que brinda servicios gratuitos de preparación de impuestos en todo el país. En el 2019, 35,000 voluntarios de Tax-Aide ayudaron a presentar las declaraciones de impuestos de 2.5 millones de personas; la mayoría de estas fueron adultos mayores y personas de bajos ingresos. He sido periodista financiero durante muchos años, así que he hablado con cientos de hombres y mujeres sobre dinero. Pero como voluntario por primera vez de Tax-Aide, tuve la oportunidad de aprender sobre las personas, su dinero y sus impuestos de una manera completamente nueva. A continuación, algo de lo que aprendí.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los impuestos nos asustan...

En la oficina en la ciudad de Nueva York donde trabajaba se atendió a una variedad de personas. Algunos tenían veintitantos años, otros más de 80. Algunos estaban jubilados; otros tenían múltiples trabajos. Pero sin importar quieren eran, generalmente estaban confundidos. Entiendo por qué. Los formularios de impuestos y las leyes fiscales son confusos. ¿Cómo se supone que alguien debe saber, por ejemplo, el significado de "A" y "AA" y "D" y "DD" en el cuadro 12 de un formulario W-2? Es un misterio.

No es de extrañar que las personas vean a sus impuestos como una especie de dispositivo explosivo, uno que explotará en su cara si cometen el más mínimo error. Eso incluye a la mujer que, cuando comencé su declaración de impuestos en mi computadora, me dijo que era una examinadora jubilada del IRS. "Cambiemos de asiento para que usted haga la declaración", le dije. No, ella respondió. La pondría demasiado nerviosa.

... pero no deberían.

Si tu vida financiera no es complicada, tus impuestos tampoco lo son. La mayoría de las personas a las que ayudé no necesitaban presentar mucho papeleo: un formulario del Seguro Social, un estado de ingresos de jubilación, tal vez un par de formularios W-2. Podría completar la mayoría de las declaraciones básicas en media hora, y lo que consumiría la mayor parte de ese tiempo sería la entrada de datos. El gran aumento de la ley tributaria del 2017 en las deducciones estándar también ha simplificado las cosas. Si tienes menos de 65 años y presentas tu declaración como una persona soltera, por ejemplo, el Gobierno federal ahora exime automáticamente $12,000 de tus ingresos de los impuestos sobre la renta. Como resultado, la mayoría de las personas no se benefician de detallar las deducciones, por lo que no necesitan traer una pila de recibos por gastos médicos o donaciones caritativas.

De hecho, la temporada de impuestos puede ser una oportunidad.

Las noticias que entregué a los contribuyentes fueron más a menudo buenas que malas. Alrededor del 90% de las declaraciones que completé resultaron en reembolsos, no en facturas de impuestos adicionales. A menudo, esto se debió a reglas y programas que la gente no conocía, pero que mis compañeros voluntarios y yo estábamos capacitados para buscar. Una mujer —que en los últimos años había apoyado a su madre y, por lo tanto, cumplía los requisitos para presentar su declaración de impuestos como "cabeza de familia"— dijo que este año los presentaría como soltera porque su madre había muerto en la primavera del 2018. Pero, como verifiqué en irs.gov, ella podría presentarlos como jefa de familia (un estado civil más favorable) incluso si su madre no hubiera sobrevivido el año. ¿El resultado? Un reembolso federal de $450 para ella en lugar de una factura de $850. También puede haber este tipo de beneficios fiscales inesperados en las leyes estatales. En Nueva York, por ejemplo, los residentes no tienen que pagar impuestos sobre las pensiones del Gobierno federal, estatal o local; los primeros $20,000 de la mayoría de los ingresos de jubilación también están exentos de los impuestos estatales.

Trabajadores independientes: prepárense.

Las personas que debían dinero generalmente tenían una cosa en común: ingresos independientes, declarados en un formulario 1099-MISC. Esto se debe a que, incluso si tus ingresos son demasiado bajos para incurrir en impuestos sobre la renta, no te puedes escapar de los impuestos de Medicare y del Seguro Social. Sería un 15.3% de tus ingresos ($132,900 de los cuales están sujetos a impuestos en el 2019). Estos impuestos generalmente no se acercan ni un poco a los trabajadores asalariados, ya que los empleadores pagan la mitad del 15.3% y las contribuciones de los empleados casi siempre se retienen de sus cheques de pago. Entonces, si tienes ingresos por cuenta propia, asegúrate de reservar el 15% de los mismos para el Seguro Social y Medicare.

Fue un placer.

Se supone que hacer declaraciones de impuestos es infernal, pero me sorprendió lo mucho que lo disfruté. Pude ver cuán decentes las personas pueden ser frente a las dificultades y las posibilidades de hacer trampa. Había una joven muy amable que mantenía a su madre y sus dos hermanos con $8,000 al año. También estaba el asistente de salud en el hogar que había recibido miles de dólares en efectivo, y lo declaró todo al IRS. Las personas que ganaron muy poco, pero donaron mucho a caridad. Tú también puedes contribuir como voluntario de Tax-Aide incluso si no eres un experto financiero; otros voluntarios, por ejemplo, dan la bienvenida a los clientes, brindan soporte técnico o ayudan a que los centros funcionen sin problemas. Tal vez, como yo, aprendas a amar los impuestos.

George Mannes es redactor principal en AARP Bulletin.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO