Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cómo manejar los impuestos del trabajador independiente Skip to content
 

Cómo quienes trabajan por su cuenta pueden controlar el dinero para los impuestos

Nuevos servicios pueden ayudarte a guardar dinero para la jubilación y otras obligaciones.

Mujer con papeles volando en el fondo

SERGEY NIVENS/ALAMY

Las fluctuaciones de sueldo pueden hacer que sea difícil guardar la cantidad correcta para tus impuestos anuales.

In English | Cuando presenté mi declaración de impuestos para el 2017, recordé lo difícil que ese proceso puede ser para trabajadores independientes como yo. Para quienes trabajan por su cuenta, tener que girar cheques grandes en abril para pagar los impuestos federales y estatales sobre la renta no es algo fuera de lo común. Y luego, deben girar otro cheque para su plan de jubilación.

El motivo principal de esa sorpresa desagradable: el sueldo de los trabajadores independientes puede oscilar de un año al otro, por lo cual puede ser difícil calcular tus ingresos anuales totales por adelantado. Por ejemplo, un año podrías tener un empleo estacional y el próximo trabajar en varios proyectos a tiempo parcial o por contrato. Esas fluctuaciones pueden hacer que sea difícil guardar la cantidad correcta para tus impuestos anuales. Al mismo tiempo, los ingresos que recibes también afectan directamente la cantidad que puedes depositar en muchas cuentas para la jubilación.

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Según un estudio reciente de T. Rowe Price, el 26% de los baby boomers y el 32% de los de la generación X que participaron en el estudio tienen algún tipo de trabajo independiente. Al no tener a un empleador que automáticamente descuente los impuestos de cada cheque de sueldo y deposite un porcentaje de los ingresos brutos en un plan de jubilación provisto por esa empresa, los trabajadores independientes de mayor edad a veces enfrentan obstáculos realizando estas transferencias monetarias fundamentales.

Basado en tu declaración de impuestos federales del año anterior, tu contador o tú necesitan calcular la cantidad total que le deberás al Gobierno el 15 de abril y lo que debes pagar en impuestos trimestrales estimados durante todo el año. Si tu estado tiene un impuesto sobre los ingresos, también por lo general tendrás que realizar pagos de impuestos estimados.

Para las declaraciones de impuestos federales, puedes encontrar la dirección a donde debes enviar tus pagos y las fechas de vencimiento en el formulario 1040-ES. Podrían imponerte una multa si no pagaste suficientes impuestos estimados para el año, o si no realizaste los pagos a tiempo o por la cantidad requerida. Puedes evitar la multa, siempre y cuando pagues por lo menos el 90% de los impuestos para el año en curso o el 100% de los impuestos que pagaste el año anterior, lo que sea menor.

He descubierto que, incluso con la naturaleza precaria de las finanzas de un trabajador independiente, cuando eres disciplinado y automatizas los retiros periódicos de dinero de tus cheques de sueldo, puedes evitar la sorpresa primaveral de una enorme factura de impuestos y ahorrar para la jubilación poco a poco. Considéralo como un control automático.

Por ejemplo, si pagas los impuestos con declaraciones electrónicas, puedes programar de una vez los cuatro futuros pagos trimestrales estimados y evitar el dolor de cabeza de posiblemente olvidarte de enviar un cheque por correo.

Existen varias aplicaciones prometedoras de manejo de dinero diseñadas para ayudarte a planificar los impuestos y los ahorros jubilatorios que tal vez puedas investigar. A continuación resumimos tres de ellas.

Track.Tax te permite enlazar tu cuenta bancaria con la aplicación, que busca entre tus depósitos los que sean ingresos del trabajo por cuenta propia. Esta aplicación está diseñada para quienes reciben ingresos que se presentarán en formularios de impuestos 1099. Después de que te inscribes, te notifica cuando se depositan nuevos ingresos a tu cuenta bancaria personal y te pregunta si deseas retener los impuestos federales y estatales sobre los ingresos, y los impuestos del trabajo por cuenta propia.

Track te ofrece sugerencias de retención de sueldo para cada una de tus transacciones de ingresos del formulario 1099. Puedes decidir retener dinero para algunos (o ninguno) de estos pagos. Te permite configurar la aplicación para que retenga automáticamente los impuestos o comenzar una retención de sueldo de forma manual, un depósito a la vez. Si apruebas la retención, transfiere la cantidad sugerida a una cuenta asegurada por la FDIC (Corporación Federal de Seguro de Depósitos) que se mantiene a tu nombre en Evolve Bank, el socio bancario de esta aplicación. La aplicación además tiene una función que hace seguimiento de tus gastos de negocio para posibles deducciones de impuestos.

Track enviará tus pagos de impuestos trimestrales estimados al IRS (Servicio de Impuestos Internos) y a agencias de impuestos del Gobierno estatal, una vez que hayas aprobado las cantidades. Las retenciones de sueldo destinadas a los impuestos que autorizaste se mantienen en tu cuenta bancaria en Evolve para los pagos a la agencia impositiva correspondiente y no pueden devolverse.

Costo: $10 al mes después de una prueba gratis de 30 días. A los socios de AARP no se les cobra el cargo mensual. Sin embargo, si escoges la opción de presentar las declaraciones automáticamente, te cobrarán $29 para presentar tus impuestos trimestrales estimados al IRS.

Qapital es una aplicación gratuita que te permite transferir un porcentaje de los depósitos de tu cuenta bancaria a una cuenta asegurada por la FDIC en Wells Fargo, donde Qapital mantiene el dinero. Puedes transferir los fondos de esa cuenta de regreso a tu cuenta corriente en cualquier momento que decidas hacerlo.

La aplicación, diseñada en conjunto con un economista del comportamiento de Duke University, te permite establecer una meta de ahorro y luego aplicar “reglas” para ayudarte a lograrla, usando fondos de tu cuenta bancaria enlazada.

Por ejemplo, digamos que tu meta es financiar una cuenta personal de jubilación (IRA); tu regla podría ser transferir el 30% de cualquier depósito mayor de $1,000 que recibas a la cuenta de ahorros que seleccionaste. Luego, transfieres los fondos a tu IRA en una empresa de corretaje o de fondos cuando estés listo. Para usar la aplicación, no hay ningún cargo.

Otra empresa, Digit, ofrece una aplicación para teléfonos inteligentes que te conecta a tu cuenta corriente, analiza los hábitos de gasto y cada pocos días transfiere automáticamente una pequeña cantidad de dinero —por lo general entre $5 y $50— a una cuenta de ahorros Digit, asegurada por la FDIC y con cifrado bancario. Tus fondos pueden transferirse en cualquier momento a tu cuenta corriente personal dentro de un plazo de un día laboral. El servicio es gratuito por 100 días y después cuesta $2.99 al mes.

También puedes configurar tu propio proceso automatizado y equiparable con tu banco. Eso es lo que yo hago. Cada mes de abril, mi contador me indica la cantidad que necesito para los impuestos trimestrales estimados basándose en la declaración del año anterior. Lo divido para sacar todos los meses cierta cantidad de mi cuenta corriente empresarial, donde se depositan mis cheques de sueldo —por lo general electrónicamente—, y transferirla a una cuenta del mercado monetario destinada para esto. No es perfecto, pero por lo menos automatiza el proceso y los fondos están ahí cuando necesito usarlos para pagar mis impuestos trimestrales estimados. (Si probaste la aplicación Track, tal vez puedas usar la cantidad de retención de sueldo que sugiere como una guía sobre cuánto dinero debes transferir a la cuenta que abriste en tu propio banco).

Para los aportes de fondos de jubilación, igualmente transfiero electrónicamente todos los meses una cantidad predeterminada de dinero de mi cuenta corriente empresarial a una cuenta del mercado monetario, y realizo mi aporte anual al momento de pagar impuestos. También podrías realizar aportes habituales de manera rutinaria a una cuenta para la jubilación que ya tengas y aumentarlos en la época de pagar impuestos, si tienes esa opción.

Algunas empresas que emplean a trabajadores de la “economía colaborativa” ayudan a ahorrar para la jubilación de manera automática. Los conductores de Lyft pueden realizar aportes a sus cuentas IRA por medio de Honest Dollar by Goldman Sachs y Uber tiene un arreglo parecido con Betterment.

Los trabajadores independientes que no cuentan con un plan de jubilación a cargo del empleador tienen unas cuantas opciones de ahorro. Puedes depositar hasta $5,500 para el 2018 (más $1,000 adicionales si tienes 50 años o más) en una IRA tradicional o tipo Roth. Con una IRA tradicional, tus aportes podrían ser deducibles si no estás cubierto por otro plan de un empleador, y el dinero aumenta con impuestos diferidos. Pero si tu cónyuge está cubierto por un plan, podrían aplicar límites de ingresos; para obtener más detalles, consulta el sitio web del IRS.

Con una IRA Roth, tus aportes no son deducibles de impuestos, pero tu dinero aumenta sin estar sujeto a impuestos y no pagarás impuestos sobre tus distribuciones, siempre y cuando sigas las reglas de retiro de dinero. (Por lo general, debes haber tenido la cuenta durante cinco años y tener 59 años y medio o más). Límites de ingresos para las IRA Roth: las parejas casadas que presentan declaraciones en forma conjunta deben tener ingresos brutos ajustados modificados menores de $189,000 este año para realizar un aporte completo. Para reunir los requisitos, los contribuyentes solteros deben tener ingresos brutos modificados inferiores a $120,000.

Un plan de pensión simplificada para empleados o cuenta SEP-IRA es un plan de jubilación deducible de impuestos que es atractivo si eres un empleado soltero. Para las declaraciones de impuestos del 2018, puedes aportar hasta el 25% de tu remuneración o $55,000.

Una cuenta 401(k) de un solo participante o individual es un plan de jubilación para personas que trabajan por cuenta propia y no tienen empleados (un cónyuge es la excepción). Antes de pagar impuestos, puedes guardar hasta el 25% de tu paga, pero tu contribución total no puede ser más de $55,000. Si tu cónyuge trabaja contigo, también puede ahorrar una cantidad equivalente. Si no tienes una empresa, tu límite de aportes es el 20% de tus ingresos, después de deducir la mitad de los impuestos de trabajo por cuenta propia (FICA).

La mayoría de las empresas de fondos mutuos y de corretaje ofrecen estas cuentas para la jubilación. Son fáciles de abrir en línea —ingresa tu información bancaria, la frecuencia con la que deseas invertir y la cantidad que deseas transferir—.

En lo que se refiere a la planificación de impuestos y jubilación sin complicaciones para los trabajadores independientes, repite este pensamiento: automatiza, automatiza, automatiza.

Kerry Hannon, experta en empleos de AARP, es la autora de Great Jobs for Everyone 50+: Finding Work that Keeps You Happy and Healthy … and Pays the BillsGetting the Job You Want After 50 for DummiesLove Your Job y What’s Next? Finding Your Passion and Your Dream Job in Your Forties, Fifties and BeyondSíguela en Twitter en @kerryhannon.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.