Skip to content
 

Ayudar por medio de los impuestos

Podría ayudar a la próxima generación a comprar una casa expidiendo una hipoteca usted mismo

¿Quiere ayudar a sus hijos y nietos a sacar los máximos beneficios de las leyes tributarias federales? Tenga en cuenta estos consejos:

1.Se pueden realizar donaciones libres de impuestos a personas por hasta un límite de $13.000 anuales. Eso significa que usted y su cónyuge pueden, cada uno, donarles a su hijo y a su nuera $13.000 por año a cada uno, por un total de $52.000 anuales, antes de alcanzar el límite.

2.Si usted está pagando por la universidad de un nieto, envíe el cheque directamente a la institución, para que ese monto no se considere como parte del límite anual establecido para donaciones libres de impuestos. Si los padres del joven ganan menos de $160.000 ($80.000 para declarantes individuales), pueden resultar elegibles para el nuevo American Opportunity Credit (Crédito de Oportunidad Estadounidense), de $2.500, un crédito tributario para gastos de estudio. En ese caso, podría tener más sentido entregarles el dinero y dejar que ellos paguen la cuenta.

3.Las donaciones para el pago de cuentas médicas siguen las mismas reglas que aquellas para gastos de estudio. Si le paga al médico o al hospital directamente, este monto no se considerará en el límite anual o total para donaciones libres de impuestos.

4.Si tiene dividendos activos de una inversión, podría ser beneficioso cederles a sus hijos o nietos acciones para vender. Debido a los cambios en las normativas del “impuesto infantil” (kiddie-tax), esta estrategia funciona mejor para los jóvenes adultos mayores de 19 años (o mayores de 24 si son estudiantes con dedicación exclusiva). Si ganan menos de $33.950 ($67.900 para declarantes conjuntos), incluidas las ganancias por la venta de esos valores, podrían resultar elegibles para la tasa impositiva del 0% sobre las ganancias de capital, vigente en el 2009.

5.Dado que las normas hipotecarias actuales son más estrictas con respecto a los préstamos, es probable que al hacer un pago inicial no ayude a los compradores jóvenes a obtener un préstamo. En lugar de ello, expida la hipoteca usted mismo, sugiere Maureen McGetrick, asesora tributaria de BDO Seidman, una firma de asesoría y auditoría contable de Nueva York. Si usted cobra, al menos, la tasa de interés del mercado —actualmente alrededor del 4,5%— y estructura el préstamo como una verdadera hipoteca, sus hijos aún podrán cancelar el interés de su hipoteca. Usted puede eximirlos de los costos de cierre. Además, mantendrá el dinero dentro de la familia y se ganará una tasa de retorno superior a la de cualquier banco.

Linda Stern escribe sobre impuestos para AARP Bulletin.

 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO