Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Ciberdelincuentes que fingen ser celebridades roban millones de dólares a sus fans

El cantante Blake Shelton y el actor Chris Hemsworth en la lista de los nombres que han sido usurpados.

Cantante Blake Shelton

AXELLE/BAUER-GRIFFIN/GETTY IMAGES

In English | Blake Shelton, superestrella country, es alto, de cabello ondulado y tan guapo que la revista People lo proclamó el hombre más sexi del 2017. Menos de un año después, J.R., una mujer de unos 60 años de Alabama, se enteró de que podía participar en un concurso que otorgaría $1 millón al fanático del año del cantante ganador del Grammy. Para participar, la mujer hizo tres pagos por un total de $17,500 a través de transferencias bancarias, según los documentos legales. Pero todo fue un engaño.

No fue el mánager de Shelton quien se comunicaba con J.R., identificada en los documentos legales solo por sus iniciales. El concurso por $1 millón nunca existió. Y Shelton, de 45 años, conocido por varios géneros musicales, ya que es mentor en The Voice de NBC, se encuentra entre una multitud de artistas que han condenado públicamente a los delincuentes que usurpan sus nombres.

El cantante Trace Adkins, amigo y compañero de gira de Shelton, le dijo al programa informativo CBS This Morning que las víctimas de fraude “estaban empezando a presentarse en conciertos diciendo que las invité a estar allí. Hay mujeres que se aparecen diciendo que estamos comprometidos”.

Las artimañas de los impostores de celebridades varían. El “famoso” —o uno de sus “representantes”— por lo general se comunica con los fans en sitios de redes sociales o plataformas de citas, y luego pasa a conversar por mensaje privado. El impostor finalmente pide dinero en efectivo, una donación benéfica o artículos electrónicos, o solicita información privada, como el número de Seguro Social. A veces, la carnada es un pase para un encuentro con el artista. Como señaló Adkins, los ciberdelincuentes también están detrás de falsos romances de “celebridades” en internet. Dice que él reporta impostores, pero “es inútil. No puedes detenerlos a todos”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


El alto costo de las estafas de impostores

Los fraudes de celebridades son un flagelo mundial que también ha surgido en la India, Hong Kong, China, el Reino Unido y Australia. En EE.UU., la red con sede en Virginia Occidental acusada de usurpar el nombre de Shelton es una operación compuesta por varias personas que supuestamente también explotó el nombre del actor Chris Hemsworth (en inglés), de Avengers: Endgame.

Las pérdidas de las víctimas pueden ser sorprendentes. La red también cultivó romances en línea y llevó a las víctimas a pensar que eran hombres que trabajaban en el extranjero, afirman los fiscales federales (en inglés). En total, los acusados supuestamente defraudaron a unas 200 personas, muchas de ellas adultos mayores, y les robaron al menos $2.5 millones.

Las estafas de impostores fueron la principal queja de fraude el año pasado ante la Comisión Federal de Comercio (FTC), con poco menos de medio millón de informes; más de 1 de cada 5 personas perdieron dinero. Las pérdidas totales fueron de casi $1.2 millones, con una pérdida media de $850 por persona.

La Línea de ayuda de la Red contra el Fraude, de AARP, (877-908-3360) ha recibido una serie de quejas recientes sobre celebridades falsas:

  • Una mujer de California contó que su vecina estaba recibiendo mensajes de un hombre que fingía ser el líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, y que la víctima había enviado dinero, supuestamente para una organización benéfica del cantante.

  •  Un hombre de Illinois llamó para decir que su esposa conoció a una celebridad falsa en Kik Messenger, una aplicación de mensajería instantánea, y compró y envió teléfonos celulares y equipos por valor de $11,000 para el “equipo de mercadeo” del famoso.

  • Una persona que llamó de Virginia informó que un familiar envió $20,000 a un estafador que fingió ser el actor Liam Hemsworth (en inglés), el hermano de Chris Hemsworth.

  • Una mujer de Nueva Jersey dijo que creía que se estaba comunicando con un “famoso luchador” y que había comenzado a pedirle que le comprara tarjetas de regalo, le ayudara a comprar un condominio y le revelara los apellidos de casada y de soltera de su madre. El luchador falso le prometió matrimonio, pero más tarde no cumplió, porque tenía una esposa.

Una marca de verificación azul significa autenticidad

Amy Nofziger, de AARP, quien supervisa la línea de ayuda, aconseja a los fans de las celebridades que busquen una marca de verificación azul (en inglés) cuando los busquen en Facebook, Instagram, Twitter y TikTok. La marca de verificación garantiza la autenticidad de la página o el perfil de una figura pública.

Igual de importante, dice, es recordar que la organización benéfica favorita de una celebridad debe ser una organización 501(c)3 exenta de impuestos. Puedes investigar las organizaciones sin fines de lucro en sitios como Charity Navigator o GuideStar (enlaces en inglés). Ten en cuenta que un famoso genuino no te enviará un mensaje privado para pedirte fondos, según Nofziger, quien recomienda: “Disfruta de tus enamoramientos con las celebridades; todos los tenemos. Solo ten cuidado cuando cualquier artista diga que necesita tu ayuda”.

Los estafadores que se hacen pasar por celebridades siguen un guion, explica Anthony Pratkanis, profesor emérito de Psicología en University of California Santa Cruz. Establecen y fomentan una relación con la víctima antes de pedirle algo. En los mensajes privados, el estafador perfila a la víctima para determinar la mejor estrategia. Si esa persona está sola, es una estafa romántica; si es altruista, es una estafa benéfica.

Dado que las cuentas auténticas de Twitter, Facebook e Instagram de las celebridades —e innumerables cuentas de impostores— son públicas, los fans que publican sus nombres y comentarios tal vez quieran pensarlo dos veces. Un estafador puede recoger las migajas y fingir ante quienes publicaron comentarios que son el verdadero famoso. Las noticias de celebridades ampliamente disponibles —quién asistió a los Premios Grammy, quién tiene una nueva película o quién está en pleno juicio de divorcio— permiten que los impostores recopilen información mientras interpretan el papel de sus vidas.

El hecho de que muchas celebridades sean ricas no impide que los impostores pidan dinero, ya que los estafadores inventan excusas sobre por qué supuestamente los famosos no pueden acceder a sus fondos, afirma Pratkanis.

 

Anthony Pratkanis, profesor emérito de Psicología, dice que el fraude destruye la “confianza en nuestra sociedad”.

Cada sociedad tiene personas de alto estatus, y quienes están cerca de ellas —incluidas, fugazmente, las víctimas de impostores— se sienten orgullosas de estar conectadas con la celebridad y su éxito. A este fenómeno se le llama “brillar con la gloria ajena”. Y es la misma razón por la que los fans de los deportes usan camisetas de su equipo o los padres, con las calcomanías en el auto, le dicen al mundo que sus hijos son estudiantes sobresalientes.

Las estafas de impostores de celebridades son “horrendas”, dice Pratkanis, ya que manchan la reputación de una persona distinguida cuya organización benéfica preferida puede perder una donación si una víctima da dinero a una causa falsa. La sociedad en general también resulta afectada, observa: “Las personas se centran en el daño que los estafadores hacen a los seres humanos cuando roban su dinero y destruyen su confianza. Y eso es muy cierto. Pero también debemos recordar que están destruyendo la confianza de nuestra sociedad”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Si te sucede a ti

Estas son las pautas de la FTC sobre qué hacer si una “celebridad” se comunica contigo en las redes sociales y te pide dinero en efectivo.

  •  No te apresures. Antes de enviar dinero, habla con alguien en quien confíes.

  • Busca en internet el nombre de la celebridad y la palabra “estafa”. Haz lo mismo con cualquier organización benéfica que te pidan que apoyes.

  • Nunca envíes dinero, tarjetas de regalo, tarjetas de débito prepagadas ni otras formas de pago a alguien que no conozcas realmente o no hayas visto en persona.

  • Si le enviaste dinero a un estafador, comunícate con la empresa que usaste para enviar el dinero, como un banco o una compañía de tarjetas de regalo. Diles que la transacción fue un fraude y pídeles que la reviertan.

  • Denuncia el fraude en el sitio de las redes sociales y en la FTC.

Opciones de detectar a un impostor de estrellas

 

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

Katherine Skiba cubre temas de estafas y fraudes para AARP. Anteriormente, fue periodista con el Chicago Tribune, U.S. News & World Report y el Milwaukee Journal Sentinel. Recibió la Beca Nieman de Harvard University y es la autora del libro Sister in the Band of Brothers: Embedded with the 101st Airborne in Iraq.