Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Aumentan las estafas de los psíquicos durante la pandemia de COVID-19

¿Qué te depara el futuro? La quiebra, si no te cuidas.

Ilustración de una bola de cristal que muestra un coronavirus

Getty Images

In English | Un hombre de cincuenta y tantos años de Nueva Jersey tenía problemas en el trabajo. Acudió en febrero a una psíquica en busca de ayuda. En su primera cita, la psíquica leyó unas cartas de tarot y le hizo muchas preguntas personales. Eso llevó a una segunda sesión, más costosa que la primera, donde le hizo una inquietante advertencia: "Tienes una maldición. Las consecuencias para tu familia podrían ser devastadoras. Habrá que purgarla de inmediato".

A continuación, la psíquica le pidió que le trajera $9,000 en una funda de almohada con nueve rosas blancas, nueve rosas rojas y unos imanes. Le dijo que llevaría a cabo unos rituales y que al poco tiempo le devolvería los $9,000.

Con el deseo de hacer desparecer el karma negativo, el hombre cumplió con las indicaciones. Reunió los fondos entre lo que aportaron sus amigos, lo que había ahorrado para casos de emergencia y una cuenta designada para los estudios universitarios de su hijo. Según él, a pesar de sus repetidos intentos, no ha podido recuperar ni un centavo de lo que le dio a la psíquica, y la policía no ha querido tomar cartas en el asunto. Unos cinco meses después de darle los $9,000, perdió su trabajo en el campo de la informática, como parte de una reducción de personal a raíz de la pandemia, y ahora se encuentra en apuros.

"En estos momentos todo va mal", dijo el hombre en entrevista con AARP. "Caí en una trampa psicológica, y nunca pensé que llegaría tan lejos".

"La gente se siente muy vulnerable y perdida en estos momentos. Algunos buscan a un terapeuta o asesor religioso; algunos caen en un vicio, como el alcohol, el juego o las compras; y otros más acuden a un psíquico".

—Amy Nofziger, directora de programas contra el fraude, de AARP

Llamó a la línea de ayuda de AARP

La víctima, que denunció su caso llamando a la línea de ayuda de la Red contra el Fraude, de AARP, (877-908-3360), y su esposa hablaron de su desgracia en una entrevista. Pidieron permanecer en el anonimato.

El hombre dijo que empezó a acudir a una psíquica cerca de él, que aparentaba tener unos 35 años, después de ver en internet unas reseñas sumamente positivas sobre ella. Las páginas de internet pueden estar repletas de falsos testimonios de clientes ficticios.

"Entramos a ciegas", dice su esposa. "Mi marido se sentía tan desesperado. Estamos profundamente lastimados".

Desde principios del verano se ha visto un aumento en las llamadas a la línea de ayuda de AARP por parte de personas defraudadas por los autodenominados psíquicos, videntes, pitonisas, asesores espirituales y sus semejantes. Así lo indica Amy Nofziger, directora de programas contra el fraude, de AARP. Se recibe una o dos llamadas cada semana; antes llegaba apenas una denuncia cada cuatro meses aproximadamente.

FBI: Aumento progresivo en las denuncias

De igual manera, en el FBI se ha observado un progresivo aumento en las denuncias recibidas por su Centro de Quejas de Delitos en Internet (en inglés), o IC3, en relación con casos de fraude cometidos por psíquicos.

"Si bien el IC3 no recibe muchas denuncias de este tipo, se ha registrado este año un leve aumento", señaló el FBI en un comunicado enviado a AARP. "La mayor parte de quienes denuncian estas estafas no han sido víctimas, sino que son bastante atentos al denunciar los posibles casos de fraude que observan en las redes sociales o que reciben por correo electrónico".

Nofziger atribuye este progresivo aumento a la ansiedad ocasionada por la pandemia. "La gente se siente muy vulnerable y perdida en estos momentos", dice. "Algunos buscan a un terapeuta o asesor religioso; algunos caen en un vicio, como el alcohol, el juego o las compras; y otros más acuden a un psíquico".

Entre las denuncias recibidas en la línea de ayuda figuran las siguientes:

• Una mujer de 54 años en Canadá perdió $24,000 que entregó a un psíquico que le prometió ponerla en comunicación con un ser querido.

• Un hombre de 73 años en el estado de Washington, buscando recuperar el amor de una exnovia, perdió una suma importante de dinero que le entregó a un psíquico. El espiritista no solo se quedó con su dinero, sino que le pidió usar tarjetas de crédito para comprar joyas que luego le dio al psíquico para que las pasara a su amor perdido. La mujer nunca recibió los regalos, ni tampoco se reconcilió con él. Ahora prácticamente sumido en la quiebra, el hombre carga con las deudas de las tarjetas de crédito que usó para comprar las joyas.

• Una mujer de 72 años en Seattle le dio $20,000 a un psíquico a cambio de información sobre una nueva relación sentimental. Cuando denunció el caso ante la policía, se negaron a darle seguimiento, dice ella.


Bob Nygaard

CORTESÍA DE BOB NYGAARD

Bob Nygaard, investigador privado

Tras sus huellas

Muchas autoridades policiales no toman en serio las estafas de los psíquicos, dice Bob Nygaard, investigador privado con sede en Boca Raton, Florida. Después de trabajar como policía durante 21 años, emprendió una segunda carrera en que localizaba a los videntes fraudulentos que, según él, se aprovechan de personas vulnerables. Nygaard, de 53 años, se jubiló en el 2007 después de haber trabajado en el Departamento de Policía de Tránsito de la ciudad de Nueva York y en el Departamento de Policía del condado de Nassau (Nueva York). Sus investigaciones han derivado en diversos procesos penales —así como varias presentaciones suyas en los medios de comunicación— y, según él, ha logrado recuperar montos considerables para algunas de las víctimas.

Caer víctima del fraude a manos de un espiritista no es lo mismo que pagar por un servicio legítimo. Típicamente, estos casos implican la apropiación de fondos ajenos bajo falsas promesas, dice Nygaard. Y los estafadores raras veces usan el dinero recibido para las actividades que han prometido a sus clientes. Calificando a los malhechores de "familias no tradicionales de la delincuencia organizada", Nygaard dice que se compran autos exóticos, comen en restaurantes de lujo y disfrutan de costosos viajes con sus ingresos mal habidos. Y todo lo hacen entre atrevidas promesas: quedarás curado del cáncer. O tu hijo se recuperará del autismo. Te ganarás la lotería. O recibirás una herencia. O volverá a aparecer ese amor perdido.

Quienes acuden a los espiritistas generalmente se sienten motivados por sus temores relativos al dinero, la salud o el amor, según dice Nygaard, quien señala que estos casos se concentran especialmente en los estados de Nueva York, Nueva Jersey, Arizona, California, Illinois, Massachusetts y Texas.

Psíquico se queda con $3.5 millones

En un caso infame (en inglés), una mujer adinerada de edad avanzada en Martha's Vineyard, Massachusetts, que padecía demencia, perdió $3.5 millones que entregó a un supuesto psíquico, según el expediente judicial. Los dos formaban una extraña pareja: la víctima se había graduado de las universidades de Radcliffe y Harvard, mientras que el psíquico solo había llegado a segundo año de primaria.

Nygaard no fue quien investigó ese caso, pero como parte del proceso penal contra el psíquico en el 2018, se le pidió presentar ante el tribunal una declaración jurada por escrito sobre las señales de peligro en casos de fraude cometidos por supuestos videntes. Los falsos videntes "en muchos casos cometen una extorsión emocional", escribió Nygaard.

En épocas anteriores, los letreros de neón atraían a los clientes hacia las casas de lectura de palma. Hoy día, algunos estafadores se han establecido en internet, mientras que otros operan en las redes sociales.

El correo postal es otro medio preferido por quienes buscan apropiarse del dinero ajeno. En el 2016, el Gobierno federal prohibió que un grupo delictivo internacional (en inglés) siguiera distribuyendo materiales por el servicio de correo estadounidense por parte de psíquicos, videntes y astrólogos. Se calcula que un millón de personas en Estados Unidos perdieron $180 millones.


Venta del Día de la Recordación. Únete a AARP por solo $9 al año cuando te inscribes por un término de 5 años.  ¡Únete ahora!


La montaña rusa a la que no quieres subir

El Servicio de Inspección Postal de Estados Unidos (USPIS), unidad policial del Servicio Postal del país, ha advertido que las personas que caen en estas estafas "se hallan en una montaña rusa emocional que les va exigiendo cada vez más dinero".

Sin embargo, cada año, millones de personas caen víctimas de estafas a manos de los psíquicos, según afirma el USPIS. Para protegerse, según las recomendaciones del USPIS (en inglés), los consumidores deben:

• Estar atentos a las promesas —a cambio de un costo— de buena salud, riqueza o fortuna.

• Nunca divulgar datos financieros a alguien que no conozcan o en que no confíen.

• Investigar el precio de los servicios ofrecidos. Infórmate del costo total de cualquier encargo y conoce exactamente lo que recibirás.

• Preguntar por los costos ocultos. Pregunta si se aplican condiciones o costos recurrentes u ocultos.

• Hablar con un amigo. Consulta con alguien en que confíes, antes de contratar los servicios de un psíquico.

"Recomiendo que los servicios de un psíquico o lector de palmas se entiendan como una diversión", dice Nofziger, de AARP, "en lugar de verlos como la manera de hacer planes en la vida".

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.