Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Personas de 60 años o más vulnerables a estafas de asistencia técnica

La Comisión Federal de Comercio dice que también son menos propensas a denunciar la pérdida de dinero.

Mujer viendo al monitor de su computadora

GETTY IMAGES

In English | El año pasado, las personas de 60 años o más en el país tuvieron probabilidades cinco veces más altas de ser víctimas de estafas relacionadas con asistencia técnica que los adultos más jóvenes, según un nuevo informe.

El segmento demográfico de las personas 60 años o más también se vio altamente afectado por otros tipos de fraude. Tuvieron tres veces más probabilidades que los adultos de 20 a 59 años de ser estafados por impostores que se hacen pasar por amigos o familiares. Y los adultos mayores tuvieron más del doble de probabilidades de dejarse engañar por estafas relacionadas con loterías, sorteos o premios.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Las tendencias alarmantes se encuentran en el informe titulado "Protecting Older Consumers 2018-2019" (Proteger a los consumidores mayores, 2018-2019 —en inglés—), publicado por la Comisión Federal de Comercio (FTC), entidad a cargo de proteger a los consumidores de prácticas fraudulentas, injustas o engañosas.

El año pasado, los adultos mayores fueron los menos propensos que cualquier grupo de edad a denunciar pérdidas de dinero debido a fraudes, según el informe. A veces, detuvieron en seco a los estafadores. Pero cuando los estafadores lograron su cometido, robaron más a los adultos mayores, quienes fueron especialmente vulnerables a ciertos tipos de estafas, incluida la asistencia técnica falsa.

"Lamentablemente, en numerosos casos de la FTC, los adultos mayores habían sido el blanco de los fraudes o se vieron desproporcionalmente afectados por ellos”, señala el informe.

Esa persona que llama podría ser un estafador

En la gran mayoría de los casos, los adultos de 60 años o más que denunciaron casos de fraude en el 2018 dijeron que los estafadores se comunicaron primero por teléfono.

Con mucha menor frecuencia, el contacto inicial ocurrió por las redes sociales o un aviso emergente en internet; por correo electrónico; por correo postal; o después de que el consumidor iniciara la comunicación (al hacer compras en internet, por ejemplo).

Para las víctimas de todas las edades, las estafas de impostores fueron la principal queja que denunciaron ante la agencia en el 2018. Los estafadores a menudo dicen trabajar para el Servicio de Impuestos Internos, la Administración del Seguro Social o, incluso, la FTC, según el informe. Este menciona que los empleados de la FTC falsos generalmente inventan un cuento falso, y les dicen a las personas que se han ganado un premio, dinero o una subvención, pero insisten en que el dinero no se entregará hasta que se pague una tarifa.

Durante el año que terminó el 30 de junio del 2019, más de 100 personas de 60 años o más indicaron haber perdido más de $1,000 cada una a manos de impostores de la FTC. En muchos casos, los autores de estas estafas contactaron a las víctimas a diario, “con el fin de establecer una relación y generar confianza".

Se les roba el dinero y la tranquilidad

El impacto económico de perder grandes sumas de dinero varió desde “difícil” hasta “devastador”, según el informe, que indicó que las víctimas sintieron vergüenza por haber sido estafadas: “Muchos indicaron haber perdido la imagen de sí mismos como personas competentes con toda una vida de experiencia que les habría ayudado a evitar verse engañados”. Y algunas víctimas tomaron sus pérdidas como “prueba de que ahora son demasiado viejos para administrar su propio dinero".

El informe de la FTC al Congreso es el segundo análisis anual de la agencia sobre cómo los fraudes y las estafas perjudican de manera desproporcional a la creciente población de personas mayores del país. Los hallazgos se basan en un análisis de casi 3.1 millones de quejas durante el año pasado ante la Consumer Sentinel Network de la FTC, que recopila información proveniente de docenas de entidades gubernamentales y privadas, entre ellas la Red contra el Fraude, de AARP.

No todas las personas que presentan quejas sobre fraudes y estafas indican su edad; solo alrededor del 45% de las quejas del año pasado que se analizaron para el informe indicaban la edad de la víctima.

Los consumidores que dijeron tener 60 años o más presentaron más de 256,000 denuncias de fraude, con pérdidas de casi $400 millones en el 2018.

Sin duda alguna, la suma más alta de dinero perdida a manos de estafadores se envió por transferencia bancaria. Las tarjetas de crédito resultaron ser el segundo método más usado, seguidas de efectivo o adelantos de efectivo, cheques, tarjetas de regalo o tarjetas recargables, y fondos desde una cuenta bancaria.

Gráfica Pérdidas promedio por fraude reportadas en el 2018, por grupos de edad

Las personas de 80 o más pierden las cantidades más altas de dinero

Uno de los hallazgos clave del informe es que, en el 2018, las personas de 60 años o más fueron menos propensas que los adultos más jóvenes a denunciar la pérdida de dinero debido a fraudes. El mismo hallazgo que en el 2017. Sin embargo, las personas de 60 años o más perdieron más dinero que los adultos más jóvenes. El informe indica lo siguiente:

  • Las personas de 80 años o más tuvieron la pérdida media más alta: $1,700, lo que representa un aumento del 55% en comparación con el año anterior.
  • Las personas de 70 a 79 años tuvieron la segunda pérdida media más alta: $769, un aumento del 24%.
  • Las personas de 60 a 69 años tuvieron la tercera pérdida media más alta: $600, un aumento del 20%.
  • Las personas de 50 a 59 años tuvieron la cuarta pérdida media más alta: $508, un aumento del 2%.
  • Las personas de 40 a 49 años tuvieron la quinta pérdida media más alta: $455, un aumento del 3%.
  • Las personas de 20 a 29 años tuvieron la sexta pérdida media más alta:  $400, la misma cantidad que el año anterior.
  • Las personas de 30 a 39 años tuvieron la pérdida media más baja: $385, un aumento del 1%.

La FTC dice que la diferencia en cuanto a los tipos de fraude que las personas mayores experimentan puede explicar, en parte, el aumento de sus pérdidas. A medida que envejecen, las personas suelen ser más propensas a verse perjudicadas por fraudes relacionados con bienes raíces y reventa de propiedades de tiempo compartido, en los que se compromete mucho más dinero que en los fraudes de compras en internet, que mayormente denuncian los consumidores más jóvenes.

El fraude dirigido a adultos mayores es realmente preocupante porque, según indica el informe, la Oficina del Censo de Estados Unidos proyecta que para el 2030 más del 20% de los residentes en EE.UU. tendrán 65 años o más, en comparación con el 13% en el 2010 y el 9.8% en 1970.

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras alertas gratuitas de vigilancia (en inglés), consulta nuestro mapa de seguimiento de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO