Skip to content
 

Cobro ilegal de deudas

Cuídese de las nuevas artimañas que utilizan los cobradores y los estafadores.

In English | Aunque el viejo acoso telefónico de los cobradores de deudas continúa, algunos cobradores están adoptando nuevas tácticas. Por ejemplo:

1. El ajetreo del hospital: Cuando va al hospital, la persona que recopila su información de ingreso o visita su habitación tras la cirugía podría no ser un empleado del hospital, sino un cobrador que quiere obtener dinero.

Vea también: Tres estafas que afectan a los adultos mayores.

Para recuperar las facturas hospitalarias impagas (casi $40.000 millones en el 2010), algunos hospitales usan cobradores que se hacen pasar por empleados o, al menos, no revelan de manera adecuada que son cobradores. El objetivo es que usted pague con anticipación, liquide facturas vencidas o reciba atención de emergencia en otro lado.

Recientemente, la Fiscal General de Minnesota, Lori Swanson, presentó una demanda contra Accretive Health, una agencia de cobros que se especializa en deudas hospitalarias, por infringir presuntamente las leyes federales de privacidad a través de esta práctica. La demanda se presentó luego de que funcionarios descubrieron que un empleado de Accretive tenía una computadora portátil que contenía los registros y la información personal de unos 23.500 pacientes en dos hospitales estatales.

Esta información se usó para crear listas de pacientes endeudados, explicó Swanson. Los empleados de Accretive, presuntamente, recitaban guiones preparados para hacerles creer a los pacientes que no recibirían tratamiento hasta que hicieran un pago.

En una declaración, Accretive adujo "imprecisiones, indirectas y especulaciones infundadas" en la demanda de Swanson. A fines de abril, la empresa presentó una petición para desestimarla.

Una semana después, la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Kathleen Sebelius, expresó que su departamento evaluaría la práctica de contar con "contratistas agresivos" para encarar a los pacientes del hospital que "no dejaran en claro que, en realidad, eran cobradores y no forman parte del sistema hospitalario".

  • Su defensa: Sepa que la ley federal exige que los hospitales brinden atención de emergencia a cualquier persona, sin importar su condición de ciudadanía, estado legal ni capacidad de pago. No asuma que todo "empleado" del hospital que le solicita información es legítimo. Pida ver una credencial emitida por la instalación y verifique el cargo con un empleado que usted sepa que es genuino.

2. La captura de la tarjeta de crédito: Si tiene una deuda que ha prescrito —en general, toma de tres a diez años, dependiendo de su estado— está libre, ¿no?

No si cae en una trampa legal, pero escurridiza.

Funciona así: Un cobrador que espera recuperar esa deuda que prescribió se asocia con un banco, que a su vez le ofrece una tarjeta de crédito a usted. Debido a su historial de deuda, es posible que no reúna los requisitos para una tarjeta tradicional.

Las letras pequeñas del acuerdo explican que los pagos se aplicarán, en parte, a la deuda anterior. Así que, si hace un pago en la nueva tarjeta, usted se obliga legalmente a pagar, al menos, una parte de la deuda antigua. Esto reanuda el plazo de prescripción.

Su defensa: Si alguien se comunica con usted respecto a una deuda pasada, siempre consulte las leyes vigentes en su estado en relación al plazo de prescripción. Pero si tiene una deuda pasada y le ofrecen una nueva tarjeta de crédito, esté alerta y lea detenidamente la letra pequeña que podría revivir esa antigua deuda. Cabe destacar que algunas personas aceptan estas tarjetas deliberadamente porque, de otra manera, no tendrían ninguna tarjeta de crédito.

Siguiente: Amigos en Facebook falsos y otros engaños »

3. Amigos por Facebook falsos: No es de sorprender que muchos cobradores usen las redes sociales para recopilar información acerca de los deudores.

Típicamente, usan Facebook y otros sitios web para ubicar a los deudores y obtener información acerca de sus bienes. A veces, los cobradores crean perfiles falsos para hacerse amigos, se hacen pasar por "amigos" reales o comienzan a acosar a la persona; por ejemplo, publicando mensajes que afirman que la persona tiene una deuda. Tal acoso infringe la FDCPA (Ley de Cobranza Imparcial de Deudas).

Su defensa: Deba dinero o no, configure su privacidad en Facebook para que su perfil solo sea visible para sus amigos y conocidos. Acepte invitaciones únicamente de personas que conoce y en quienes confía. Y, por sobre todo, tenga en cuenta que no hay secretos en el ciberespacio y que los estafadores también merodean en los medios sociales. Mantenga su información personal en privado.

4. Los engaños a distancia: En una estafa clásica de cobro de deudas, los delincuentes locales se hacen pasar por funcionarios del gobierno o agentes de la policía ante deudores —o incluso personas que no deben nada— a través de llamadas telefónicas  para amenazar con arrestarlos a menos que se pague una supuesta deuda. Algunos de estos impostores llaman de lugares lejanos, como la India.

Tal fue el caso de un circuito de estafas desarticulado hace poco por la FTC (Comisión Federal de Comercio). Durante dos años, los estafadores que se hacían pasar por el "Oficial Mike Johnson" o representantes de agencias gubernamentales falsas (incluida la "Brigada Federal de Delitos del Departamento de Justicia") hicieron unas 2,7 millones de llamadas a más de 600.000 teléfonos en todo el país. En total, estafaron a víctimas por más de $5,2 millones.

El interlocutor decía que estaba observando a sus blancos o estaba parado a unas cuadras de sus viviendas o lugares de trabajo para un arresto inminente cuando, en realidad, estaba a miles de millas, en la India (aunque se cree que el supuesto cabecilla operaba desde California).

·         Su defensa: Aunque la persona que lo llama cuente con su información personal (como su dirección o número del Seguro Social), tenga en cuenta que esos detalles se podrían haber comprado para extorsionarlo y robarle dinero. Insista en obtener prueba escrita de cualquier deuda y evalúe con cuidado las reclamaciones y a la empresa antes de pagar nada. Además, use su sentido común: ¿Desde cuándo la policía avisa de un arresto con anticipación?

Visite esta página web de la FTC (Comisión Federal de Comercio) para obtener información sobre cómo enfrentar a los cobradores. Visite esta sección en inglés de la página de la FTC para obtener consejos sobre cómo distinguir lo real de lo falso.

Sid Kirchheimer es autor de Scam-Proof Your Life (Haga su vida a prueba de estafas), publicado por AARP Books/Sterling.

Las personas mayores en la mira de los estafadores

Cómo evitar estafas después de un desastre

Página de inicio de AARP

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto