Skip to content
 

Una encuesta puede costarle caro

Tres trampas que utilizan los estafadores... y recuerde, no haga clic en el video de la araña.

In English | Su opinión cuenta. O, mejor dicho, los estafadores esperan que usted la comparta a través de fraudulentas encuestas en línea o por teléfono. Esto le podría costar muy caro.

¿Cómo? Aquí verá cómo funcionan tres subterfugios que utilizan una encuesta como carnada.

Vea también: Otros fraudes en línea.

Invitación a un robo

Una reciente encuesta telefónica, supuestamente proveniente de una conocida empresa que fabrica computadoras, preguntaba qué tipo de equipo informático tenía la persona y le prometía software gratis a cambio de su participación. El software lo instalaría un técnico de la compañía, quien iría a su casa "cuando a usted le resulte conveniente".

En realidad, el objetivo era averiguar su dirección y saber cuándo los habitantes de la casa estarían ausentes. Esperaban que la víctima dijera algo como: "Venga a las seis. Para entonces ya habré llegado".

Por lo menos un encuestado que facilitó su dirección y concertó una cita para la instalación del regalo encontró al llegar a su casa que la habían vaciado de todo objeto de valor.

Otra variación de esta estafa, dirigida a residentes del estado de Nueva York, comenzaba con la tranquilizadora aseveración: "No llamo para vender nada, sino para pedirle que participe en una encuesta".

Le seguían diversas preguntas: ¿Tiene su casa detectores de humo? ¿Extinguidores de fuego? Todo bastante inocente. Entonces: ¿Tiene su casa un sistema de seguridad?

Esa no es información que se debe comunicar a un extraño que posiblemente quiera saber si sus puertas y ventanas están desprotegidas.

La artimaña llevó a la policía local a advertir al público.

Información que facilita el fraude financiero

Estafadores telefónicos le prometen dinero fácil si contesta unas cuantas preguntas sobre la mercancía, servicio o calidad de sus tiendas preferidas.

Después de varias preguntas inofensivas —¿Le gustó la comida? ¿Le sonrió la cajera?—  Piden el número de su cuenta bancaria con el fin de depositar directamente su pago de $100 por haber participado.

O le prometen una tarjeta de regalo para que "vaya de compras". Entonces le dicen: "Denos el número de su tarjeta de crédito para cubrir el costo de enviar su regalo por medio de un mensajero".

Resultado: Usted no obtiene nada, los estafadores obtienen su información financiera.

Es cierto que a veces algunas empresas legítimas pagan por su opinión, pero por lo general esas encuestas se realizan dentro de una de sus tiendas. Las empresas rara vez ofrecen remuneración por respuestas dadas por teléfono o en línea, y ni ellos ni sus investigadores de mercado piden información bancaria o crediticia.

Siguiente: Evite que el correo no deseado inunde su bandeja de entrada.

Enlaces a videos chocantes

Ciertos correos electrónicos y anuncios que aparecen en sitios web legítimos prometen una computadora tabular u otros regalos si "vota" con respecto a un precandidato presidencial u otro tema candente.

En el mejor de los casos, son estratagemas que permiten a "investigadores" inescrupulosos ganar comisiones por obtener respuestas de usted y otros. Olvídese de la computadora que le prometieron. Lo que probablemente recibirá es un aluvión de correo no deseado.

En el peor de los casos, el objetivo de esos correos es lograr que haga clic en un enlace, lo que infecta su computadora con software que extrae los números que usted utiliza para hacer sus operaciones bancarias en línea o se apodera de sus archivos personales.

Los estafadores saben que este tipo de carnada ha perdido atractivo, así que ahora prometen —en Facebook, YouTube y otros sitios web— clips de supuestamente gran interés: los percances de una celebridad, un desastre natural o el último video "repugnante" de una araña caminando debajo de la piel de alguien.

En la estafa de la araña, si hace clic en el botón "play" para iniciar el video, les está ahorrando trabajo a los estafadores, aún antes de que lo envíen a la página de la encuesta. Pues ha compartido el enlace original con todos sus amigos en la red social y así ayudado a los estafadores a tenderles a ellos la misma trampa.

Sid Kirchheimer es autor del libro Scam-Proof Your Life (Haga su vida a prueba de estafas), publicado por AARP Books/Sterling.

 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto