Skip to content
 

Protéjase de las estafas en las vacaciones

Los alquileres fraudulentos encabezan la lista de denuncias que recibe el FBI.

In English | Se acercan las vacaciones de verano y quizás ya está enfrascado en la búsqueda de un lugar donde pasarlas. Pero tenga cuidado de que ese apartamento en la playa, el refugio en la montaña o el hotel en la metrópolis, no resulte en una pesadilla en vez de un paraíso a causa de una estafa.

Vea también: Las estafas más comunes.

Castillo de arena - Evite las estafas en sus vacaciones de verano

Liane Carey/Age Foto

Con un poco de sentido común, puede evitar que lo estafen en el alquiler de propiedades vacacionales.

Los alquileres fraudulentos estuvieron entre los delitos que más se denunciaron al FBI en el 2010, según su Internet Crime Complaint Center (Centro de Denuncias de Delitos por Internet).

Típicamente, la estafa comienza con un anuncio de propiedades que se alquilan a precios módicos, a veces bajísimos. Estos anuncios aparecen en sitios web tan conocidos como Craigslist, pero también en páginas web "piratas" que pretenden pertenecer a legítimos corredores de bienes raíces o compañías de alquiler. Otros aparecen en la sección de avisos clasificados de periódicos o en los grupos de charlas por internet.

A veces los estafadores adornan los anuncios con fotos y descripciones de propiedades, pero estas las han robado de los sitios webs de legítimas compañías inmobiliarias.

Cuando usted intenta informarse, es posible que los estafadores le contesten utilizando el nombre de una compañía inmobiliaria real para prestarle legitimidad a la estafa, advierte el FBI. Puede que le pidan que llene una solicitud. Por medio de correos electrónicos o llamadas telefónicas, se cierra el trato. Entonces le dicen que tiene que pagar por adelantado con una transferencia bancaria o cheque personal.

Es posible que reciba llaves, un contrato u otros indicadores de una transacción legítima, pero todo es un truco. Cuando llega al sitio, ya pagado, descubre que la vivienda está ocupada, o no existe, o que le enviaron llaves que no funcionan. Su dinero ya se le fue y la información que ingresó en esa solicitud lo expone al robo de identidad.

Pero si hace su tarea y utiliza el sentido común (especialmente al no dejarse engañar por promesas de precios más bajos que el mercado) puede evitar esta estafa cada vez más común.

  • Deje que el buscador de internet sea su guía. Si no conoce a alguien cerca de la propiedad que pueda ir a investigarla, realice una búsqueda en línea de la dirección, y también de todos los nombres, direcciones de correo electrónico y números de teléfonos de cualquier persona que responda a su solicitud de información sobre un anuncio que haya visto. La búsqueda puede que produzca relatos o denuncias por parte de víctimas de los que pretenden alquilarle.
  • Copie y pegue en el buscador pedazos enteros del texto descriptivo del anuncio, a ver si ha sido copiado de otra parte, sugiere Seth Kugel, autor de la columna "The Frugal Traveler" (El viajero frugal) del New York Times, quien fue víctima de este tipo de timo. A menudo los estafadores copian anuncios reales, con la excepción del precio, el que rebajan.
  • Efectúe una búsqueda de la dirección de la propiedad. Esto puede revelar si en realidad se vende en vez de alquilarse: una bandera roja para usted. En casi todos los casos, la función de mapas del buscador le proporcionará una vista aérea. También puede haber una foto de la propiedad -si es que existe- tomada a nivel de calle.

A continuación: Más consejos sobre cómo evitar que lo estafen cuando alquile una propiedad para el verano. >>

  • Pague solo con tarjeta de crédito. Una señal inequívoca de que se trata de una estafa inmobiliaria, dice el Federal Trade Commission (Comisión Federal de Comercio), es que le pidan que pague el alquiler, depósito u otro cargo mediante una transferencia bancaria. Los dueños o agentes falsos a menudo dicen que están viajando y necesitan una transferencia, pero los que son legítimos casi siempre aceptan tarjetas de crédito. Y si lo estafan, tiene mejores probabilidades de obtener un reembolso de la compañía que expide su tarjeta que si emplea una transferencia o cheque personal.
  • Haga los trámites por teléfono. No hay garantía de que el delincuente no esté usando un teléfono celular que pueda desechar poco después, pero los que solo quieran comunicarse por correo electrónico, especialmente desde una cuenta gratis de Gmail, Yahoo o Hotmail, deben evitarse. También es mejor hablar directamente para obtener respuestas a preguntas que se pudieran ignorar si se hacen por correo electrónico.
  • Limítese a especialistas legítimos. Busque orientación de agentes de viaje, oficinas de visitantes, corredores inmobiliarios y otras organizaciones en el lugar donde quiere veranear.

                                                                                                    Algunos sitios web relacionados son: Airbnb, Vrbo y para vacaciones en el Caribe, Wimco. También puede informarse por medio de las asociaciones de vecinos de condominios y los centros turísticos de tiempo compartido, que a menudo tienen boletines en línea con listas de propiedades para alquiler.

O visite los sitios web donde terceras personas alquilan apartamentos de tiempo compartido, y que cobran una cuota anual, tales como Redweek o TUG.

Craigslist tiene muchos anuncios de alquileres legítimos, pero tenga cuidado. Cualquiera puede colocar anuncios y nadie los investiga. Fíjese en la advertencia sobre las estafas que aparece en el mismo sitio web.

Sid Kirchheimer es autor del libro Scam-Proof Your Life (Haga su vida a prueba de estafas), publicado por AARP Books/Sterling.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto