Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Libérate de las deudas de tarjetas de crédito

Estas 4 estrategias pueden ayudarte a aliviar la carga y el estrés.

Ilustración de una tarjeta de crédito con un signo de porcentaje grande.

CHRIS GASH

In English | Tenemos que agregar las deudas de tarjetas de crédito a la lista de problemas que la pandemia ha agravado para los adultos mayores de Estados Unidos. Nuevas encuestas confirman lo que sus cartas ya me habían dicho: muchos de ustedes tienen dificultades para hacer los pagos mensuales mientras los saldos crecen. Incluso las personas que no están experimentando problemas han aumentado sus deudas de tarjeta de crédito y pagan más intereses que antes.

Por eso, debemos acabar con estas deudas. Si tienes una deuda de $5,000, a las tasas de interés actuales, ligeramente superiores al 16%, estás pagando unos $67 al mes en intereses. Esa pérdida de dinero se interpone en todo lo demás que quieres hacer, incluido dormir a pierna suelta.

Asumiré que ya has buscado dinero de todas partes para pagar los saldos: has hecho una venta de garaje, tienes un segundo trabajo, has vendido un automóvil o has utilizado parte del reembolso de impuestos o del cheque de estímulo. Eso está bien, ya que cada dólar adicional que pagues por encima del mínimo es un dólar por el que no pagarás intereses.

Pero si sigues teniendo problemas, no te has quedado sin opciones. Los prestamistas entienden que los presupuestos de los hogares se han contraído, y hay indicios tanto de un aumento en las suspensiones temporales de cobro como en nuevas ofertas de tarjetas que te pueden facilitar el salir de deudas.

Antes de hablar de las opciones que puedes tener, voy a decirte algo importante: no dejes de pagar ni retrases los pagos mínimos mientras diseñas tu estrategia. Si lo haces, tu puntaje crediticio bajará y desaparecerán algunas de las mejores soluciones.

Dicho esto, a continuación tienes cuatro formas distintas de resolver el problema ahora.

1. Transfiere tu saldo

Las ofertas de transferencia de saldos a interés cero para tarjetas eran escasas en el 2020, pero ahora están surgiendo más, dice Sara Rathner, experta en tarjetas de crédito del sitio web de finanzas personales NerdWallet. Estas tarjetas suelen cobrar hasta un 5% del saldo transferido por adelantado, por lo que esto únicamente funciona si consigues una oferta introductoria de suficiente duración como para producir un gran efecto en tu saldo. Esta primavera, Rathner descubrió que la tarjeta Visa Platinum de U.S. Bank ofrecía uno de los períodos más largos sin intereses: 20 meses. La tarjeta Citi Double Cash ofrecía 18 meses a interés cero.

2. Solicita una suspensión

La COVID ha hecho que los emisores de tarjetas sean más flexibles. Desde principios del 2020, aproximadamente el 83% de las personas que pidieron que les bajaran las tasas de interés lo consiguieron, según informa LendingTree. Muchos emisores de tarjetas han ofrecido programas especiales para los titulares con problemas, dijo Bruce McClary, de la National Foundation for Credit Counseling (NFCC). Él sugiere que le digas a tu prestamista que el coronavirus afectó tus finanzas y que tienes la intención de mantener los pagos y reducir los saldos, pero que unas condiciones más asequibles te ayudarían. El emisor puede bajar temporalmente la tasa de interés durante seis o nueve meses, dice.

3. Refinancia con un préstamo personal

Pregunta a tu cooperativa de crédito o a tu banco si puedes acumular todas las deudas de tus tarjetas en un único préstamo con un interés más bajo. La tasa promedio de un préstamo personal a dos años de un banco estaba por debajo del 10% a finales del 2020, según la Reserva Federal. Podría ser una oferta mejor que la que puedas obtener del emisor de tu tarjeta. No solicites un préstamo sobre tu hogar ni tu automóvil para pagar tu tarjeta; eso crea un nuevo riesgo de perder tus posesiones. Y no elijas los "préstamos de consolidación de deudas" de empresas de las que nunca hayas oído hablar. Hay muchas posibilidades de que te carguen nuevas tasas o, peor aún, que te estafen.

4. Elabora un plan

Una última solución es crear un plan de pagos a través de una agencia de asesoramiento crediticio sin fines de lucro, la cual puedes encontrar a través de NFCC.org/es. Sin costo alguno, un asesor revisará tus ingresos y deudas, y determinará qué se puede hacer. A continuación, el asesor negociará con los prestamistas, y normalmente conseguirá que acepten un plan de pagos que reduzca los intereses y los pagos mensuales, y tal vez condonen alguna deuda. Si rechazan el plan, tu situación no empeorará. Acéptalo, y comenzarás a hacer pagos mensuales al servicio de asesoramiento, que a su vez pagará a los emisores. Es probable que tengas que pagar una pequeña cuota y renunciar a las tarjetas incluidas en el plan. Pero con el tiempo podrás pagar la deuda y reconstruir tu crédito. Y lo que es más importante, podrás desprenderte de la carga y la preocupación de tu deuda.
 

Linda Stern, exredactora de temas relacionados con Wall Street en Reuters, ha escrito sobre finanzas personales desde la década de 1980.

Consejos para ayudarte a manejar mejor tus deudas