Skip to content
 

10 cosas que debes saber al transferir el saldo de tu tarjeta

Asegúrate de leer la letra chica antes de firmar el contrato de estas ofertas.

Persona con una tarjeta de crédito. Ofertas de transferencia de saldo por lo general no son gratuitas.

Image Source/Getty Images

Persona con una tarjeta de crédito. Ofertas de transferencia de saldo por lo general no son gratuitas.

In English | Muchas personas, en un intento por reducir la deuda de su tarjeta de crédito, recurren a la transferencia de saldo entre tarjetas de crédito. Sin embargo, si bien dichas transferencias pueden ser efectivas cuando se utilizan con sensatez, también encierran peligros latentes.

Antes de aceptar cualquier contrato de uso de una nueva tarjeta de crédito, tenga en cuenta las diez cuestiones que se detallan a continuación.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email

LO BUENO

1. Ahorrar dinero

El mayor beneficio de una transferencia de saldo entre tarjetas de crédito es que le ofrece la posibilidad de ahorrar significativas sumas de dinero. Las ofertas por transferencias de saldo a tasas de 0 % son especialmente atractivas; incluso una transferencia con una baja tasa de servicio puede hacer que usted ahorre dinero, si las tasas de interés de su actual tarjeta de crédito son moderadas o altas. Considere el siguiente ejemplo: si usted tiene $10,000 en concepto de deuda de tarjeta de crédito y está pagando un interés del 15 % anual, una transferencia de saldo con tasa de 0 % a 12 meses le permitirá ahorrar $1,500 en el transcurso de un año.

2. Saldar la deuda más rápidamente

Si está tratando de cancelar la deuda de su tarjeta de crédito, está pagando por el privilegio de tener ese plástico en su billetera, así como también por la comodidad de distribuir esa deuda a lo largo del tiempo. Sin embargo, esa comodidad tiene un precio. El interés que se le cobra es el método por el cual el banco obtiene una ganancia, mes a mes, año tras año, a costa suya. Transferir uno o más saldos a una tarjeta con tasa de 0 % puede contribuir a que usted pague más rápidamente lo que le debe a sus acreedores. Esto se debe a que el monto completo de lo que paga mensualmente se utiliza para cancelar la parte de la deuda correspondiente al capital, no al interés, lo que lo ayuda a saldar su crédito más rápidamente.

Si la consolidación de su deuda de tarjetas de crédito en una sola tarjeta con tasa de 0 % le permite liberar, cada mes, algo de su flujo de efectivo, usted bien podría estar en condiciones de efectuar pagos “extra” sobre lo adeudado y sacarse de encima esas deudas que figuran en los resúmenes de sus tarjetas de crédito a un ritmo más veloz.

3. Obtener beneficios adicionales de sus tarjetas de crédito

Una ventaja derivada de recurrir a la transferencia de saldo entre tarjetas es que puede tramitar la obtención de una tarjeta de crédito que ofrezca recompensas por los gastos en los que incurra u otorgue beneficios por compras que usted tiene previsto realizar de cualquier manera.

Por ejemplo, las tarjetas de viaje, las tarjetas de recompensas y las tarjetas de aerolíneas con frecuencia ofrecen descuentos en tarifas hoteleras, reembolsos en efectivo o travesías aéreas sin cargo. Si usted cuenta con una tarjeta de crédito básica, sin beneficios adicionales, vale la pena encontrar una promoción de transferencia de saldo que, además, le ofrezca algunas otras ventajas.

Sitios web de acceso sin cargo tal como CardRatings.com le permiten buscar tarjetas en múltiples categorías, entre las que se incluyen: tarjetas que ofrecen reintegros en efectivo; admisión a baja tasa de interés; transferencias de saldo; reembolsos de dinero en su equivalente en combustible, promociones por pago con tarjetas de crédito; millas y puntos.

4. Simplificar sus finanzas

Otro punto a favor de las ofertas de transferencias es que estas le suministran una manera de racionalizar y simplificar sus finanzas. En lugar de tener que efectuar varios desembolsos a distintas empresas emisoras de tarjetas de crédito, puede resultar más sencillo combinar o consolidar sus pasivos en una sola tarjeta de crédito. De esta forma, usted solo deberá preocuparse por el trámite administrativo y por el pago de una única cuenta.

LO MALO

5. Pagará una tarifa

Desafortunadamente, las promociones de transferencia de saldo entre tarjetas de crédito no se caracterizan por ser gratuitas. La mayoría de las veces, deberá pagar una tarifa calculada sobre el monto del saldo de la tarjeta de crédito que transfiera. La tarifa puede oscilar entre un 2 % y un 5 %. En casi todas las transferencias de saldo, no hay ningún tope, es decir, cuanta más deuda usted transfiera, más elevada será la tarifa.

“Una tarifa típica, para el 2013, ronda el 3 %; de modo tal que si usted transfiere una deuda de $10,000 de otra tarjeta, deberá pagar una tarifa de $300 en el acto”, explica Ben Woolsey, director de mercadeo e investigación de consumo de CreditCards.com. “Incluso en el caso de que usted contara con el dinero para pagar la tarifa, es posible que no valga la pena hacer la operación, dependiendo de cuánto usted podría ahorrar en concepto de intereses durante el tiempo que dure su deuda”.

Quizá usted quiera primero hacer algunas cuentas. CreditCards.com dispone de una calculadora de transferencia de saldo que le permite visualizar los costos.

6. No todos están en condiciones de hacerlo

Otra de las desventajas de la transferencia de saldo entre tarjetas de crédito es que no todos reúnen los requisitos para hacerla. Los bancos y las entidades emisoras de tarjetas de crédito suelen aprobar transferencias de saldo solo en el caso de clientes con buenas calificaciones crediticias. Por ello, a menos que su puntaje FICO esté en el orden de los 700, o sea incluso superior, le costará poder acceder a la transferencia de saldo. Los que cuentan con perfiles crediticios promedio tienen otro inconveniente: aun cuando le aprueben las transferencias, es probable que la línea de crédito no sea tan grande como se promocionó inicialmente o como usted esperaba.

7. Su puntaje crediticio puede caer en el corto plazo

El trámite para el otorgamiento de una nueva línea de crédito genera una “investigación” de sus antecedentes de crédito, lo cual habitualmente perjudica su puntaje crediticio por un breve período. Aun cuando usted se limite a traspasar la deuda —que sería lo opuesto a aumentar su nivel de deuda— su crédito se verá afectado de todos modos. En vista de las peculiaridades del sistema de calificación crediticia, su calificación puede perjudicarse si usted carga toda su deuda en una tarjeta de crédito de baja tasa y agota (o prácticamente agota) el crédito de esa única tarjeta.

Lo bueno es que, con el tiempo, una transferencia de saldo de tarjeta de crédito le puede mejorar su calificación crediticia (en inglés). Esto sucede mayormente por contar con una línea de crédito adicional y más crédito a disposición. Cuanto mayor sea el crédito del que se disponga y no se utilice, mayor será su calificación crediticia.

8. La "oferta" es únicamente por tiempo limitado

Las entidades emisoras de tarjetas de crédito saben que pueden atraer a nuevos clientes, ofreciéndoles el 0 % de interés por determinado período de tiempo. Si bien 0 % parece ser una buena oferta, tenga presente que no durará para siempre.

La mayoría de estas tasas “tentadoras” duran aproximadamente seis meses; otras, tan solo tres meses. Las ofertas de tasa de 0 % más generosas pueden durar entre doce y dieciocho meses. Averigüe bien antes de tomar una decisión.

9. Algunas ofertas no son lo que usted piensa

Los tiempos asociados con tarjetas de crédito con bajas tasas de interés son especialmente críticos si lo que a usted le ofrecen es una tarjeta con interés diferido, en vez de una tarjeta con 0 % de interés.

“Algunas empresas que emiten tarjetas de crédito poseen tarjetas de interés diferido que aparentan ser tarjetas con 0 % de interés, pero no lo son”, afirma el asesor David Flores de GreenPath Debt Solutions. “El interés se acumula en las tarjetas de interés diferido, pero no se lo cobran si usted cancela el saldo por completo en el plazo de pago correspondiente al 0 %”.

Cuando termina el período de promoción, “si usted no cancela el saldo”, agrega Flores, “el interés se capitaliza sobre lo que resta del saldo y, al final, usted termina pagando una alta tasa sobre un saldo mayor del que tenía en un principio”.

10. Algunas “ofertas” son estafas disfrazadas

Si bien la mayoría de las transferencias de saldo de tarjetas de crédito son legítimas, algunas de las promociones que se ofrecen son, en realidad, estafas financieras.

En los últimos meses, la Federal Trade Commission (FTC, Comisión Federal de Comercio) ha clausurado como mínimo, seis empresas que cometían estafas con tarjetas de crédito, prometiendo falsamente a clientes desprevenidos transferencias de saldo con el 0 % de interés o con baja tasa de interés. Por el contrario, dichos clientes terminaban “desplumados”, advirtieron las autoridades.

En uno de estos ardides, una empresa denominada National Card Monitor LLC les cobraba a los clientes entre $499 y $599 por adelantado con la promesa de, supuestamente, asegurarles el suministro de una tarjeta de crédito de baja tasa a nombre del cliente. National Card Monitor incluso ofrecía una garantía de devolución del “100 % del dinero”.

El problema fue que las tarjetas de crédito de baja tasa de interés promocionadas por la empresa nunca se materializaban. Cuando los clientes reclamaban el reembolso del dinero abonado, les respondían con evasivas.

¿Cuál es la lección? Evite pagar cargos por adelantado en relación con cualquier producto o servicio. Asimismo, asegúrese de leer la letra chica de toda oferta de tarjeta de crédito antes de estampar su firma.

Lynnette Khalfani-Cox, The Money Coach(R), es experta en finanzas personales, personalidad de radio y televisión y colaboradora habitual de AARP. La puede seguir en Twitter y en Facebook.

¿Qué

0 |

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto