Skip to content
 

Cómo recuperarse de un revés económico

No es demasiado tarde para revertir su situación.

In English | Un nuevo año es un momento estupendo para volver a empezar económicamente, en especial si el año anterior pasó apuros personales o económicos.

Tal vez se divorció. Quizás perdió su hogar a causa de una ejecución hipotecaria o sobrellevó la pena de tener que declararse en quiebra. O posiblemente esté a punto de cancelar grandes deudas personales justo en el momento en que esperaría estar viviendo la buena vida.

Bueno, hay pasos que puede tomar para recuperarse. A continuación le brindamos unos consejos útiles para ayudarlo a recomenzar.

Vea también: Calculadora para pagar sus tarjetas de crédito.

Mujer pone monedas en un frasco de ahorros - Creación de un fondo para días difíciles es una manera de mantener sus finanzas en orden.

Foto: Getty Images

Comenzar un fondo para los "días de lluvia" es una buena forma de poner sus finanzas en el buen camino.

Después de declararse en quiebra: supere la vergüenza y las emociones negativas

Declarase en quiebra puede conllevar un verdadero estigma. Después de todo, a casi todos nos enseñaron a cumplir con nuestras obligaciones y pagar nuestras deudas pasara lo que pasara. Pero la verdad es que no siempre es posible pagar nuestras deudas, a pesar de nuestros mejores esfuerzos.

Si ha tenido que solicitar la protección por quiebra —o está considerando hacerlo— sepa que no está solo. De hecho, según un estudio realizado por la Facultad de Derecho de la University of Michigan, las personas de mayor edad constituyen el segmento de mayor crecimiento de la población estadounidense que se declara en quiebra. Según los resultados de una encuesta realizada por FindLaw.com en mayo del 2011, una de cada ocho personas adultas en Estados Unidos —aproximadamente un 13 % de la población— dice haber considerado declararse en quiebra.

Aun así, muchas personas que han solicitado la protección por quiebra con frecuencia sufren inicialmente de vergüenza y culpabilidad. Pero en vez de permitir que los sentimientos de fracaso o decepción dominen su vida, cambie esos sentimientos negativos y considere su quiebra como una experiencia educativa. Tómese tiempo para reflexionar honestamente sobre lo que podría haber hecho para prevenir la situación, y luego permítase la libertad de perdonarse cualquier error y siga adelante.

¿Pasó por el proceso de ejecución hipotecaria? Establezca un fondo pequeño para gastos imprevistos.

Según datos publicados por el Public Policy Institute (Instituto de Políticas Públicas) de AARP, entre el 2007 y 2011 un número sin precedentes de propietarios de 50 años o más pasaron por el proceso de ejecución hipotecaria o se atrasaron por más de 90 días en sus pagos hipotecarios.

Si perdió su hogar hace poco tiempo, es muy probable que haya agotado la mayor parte de sus ahorros.

Aunque esté dispuesto a alquilar por el resto de su vida y no piense ser dueño de una casa o apartamento, una de las formas de recuperarse de una ejecución hipotecaria es volver a establecer sus ahorros con un fondo para gastos imprevistos en una cuenta de ahorros. Si no lo hace, le parecerá que nunca podrá salir adelante o lograr tener estabilidad económica.

Un fondo para gastos imprevistos es una pequeña cuenta de ahorros, normalmente de $500 a $1.500, que le puede ayudar a enfrentar gastos no previstos como el neumático desinflado de su automóvil o el inodoro con fugas por el que se vio obligado a llamar al plomero.

Sin un fondo para gastos imprevistos, se verá forzado a usar las tarjetas de crédito para pagar los gastos a corto plazo o de emergencias únicas. Y dado que su crédito ya sufrió un golpe tras la ejecución hipotecaria, lo que menos desea hacer es utilizar sus tarjetas de crédito en exceso, ya que también impacta su crédito.

Siguiente: Obtenga ayuda para resolver sus problemas crediticios y económicos tras el divorcio »

Si tiene problemas crediticios o cometió errores graves de inversión: busque ayuda profesional

Nada le puede afectar tanto la confianza —y sus finanzas— como cometer graves errores de inversión. No es divertido ver fracasar nuestras inversiones, sea ver evaporar los ahorros para la jubilación en nuestra cuenta 401(k), invertir en la empresa de un pariente que luego quiebra o simplemente hacer inversiones que no funcionen como esperábamos.

Si no tiene ni idea de cómo manejar sus activos para la jubilación, considere contactar a un asesor o planificador financiero. Puede encontrar especialistas y expertos en su área a través de la Financial Planning Association (FPA, Asociación de Planificación Financiera) y la National Association of Personal Financial Advisors (NAPFA, Asociación Nacional de Asesores Financieros Personales). Ambos son grupos acreditados con profesionales que pueden evaluar su situación tras haber sufrido un revés, ayudarlo a crear un plan financiero y guiarlo hacia sus metas económicas.

Si le atormentan los errores presupuestarios, los problemas con su crédito y las deudas, busque ayuda de una agencia de asesoramiento crediticio sin fines de lucro acreditada por el HUD (Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano).

Tras el divorcio: vuelva a establecer su crédito

Divorciarse puede ser algo desagradable, emocional y económicamente. Pero una vez que haya pasado la tormenta, usted también se puede recuperar de este revés.

Desde la perspectiva económica, necesitará volver a establecer su crédito bajo su propio nombre después de la ruptura del matrimonio. Para saber a qué atenerse, solicite sus informes de crédito de las tres agencias de informes crediticios —Equifax, Experian y TransUnion— a través del sitio web AnnualCreditReport.com. Para disputarlos, debe notificar por escrito a los prestamistas o agencias de informes crediticios sobre cualquier error.

Para evitar otros problemas crediticios, elimine todas las cuentas que tenía junto con su excónyuge y cerciórese de pagar todas sus cuentas a tiempo para mantener su puntuación crediticia tras el divorcio.

Si no tiene mucho crédito bajo su propio nombre, posiblemente desee solicitar una tarjeta de crédito con garantía, lo que le exige depositar efectivo por adelantado para establecer la línea de crédito. Para las personas con problemas crediticios por haberse declarado en quiebra, es posible que ciertos bancos estén dispuestos a ofrecerles una tarjeta de crédito normal sin garantía poco tiempo después de que se haya finalizado su quiebra, principalmente porque los acreedores saben que por años usted no cumplirá con los requisitos para volver a solicitar la protección por quiebra.

Tras cualquier error económico: establezca un fondo para emergencias

Además de establecer su fondo para gastos imprevistos, también es sabio comenzar a acumular un fondo para emergencias más grande. En esta cuenta de ahorros debe depositar entre $3.000 y $10.000, o hasta más.

A diferencia del fondo para gastos imprevistos, que le ayuda a recuperarse de cualquier revés único, el propósito de este fondo para emergencias es respaldarlo durante una crisis personal o económica a largo plazo, tal como cuando pierde su empleo o se divorcia.

Un fondo para emergencias también le puede salvar la vida tras cualquier tipo de error económico, como un negocio que no resultó, un préstamo grande a un pariente que no le reembolsaron o hasta una costosa estafa financiera. Deposite suficiente dinero en esta cuenta para poder cubrir sus gastos de tres a seis meses. Dado que este fondo debe tener suficiente dinero para poder pagar todas sus cuentas durante ese tiempo, obviamente toma tiempo acumular estos activos.

Así que este año, ¿por qué no tener como meta establecer un fondo para emergencias, ahorrando ya sea un porcentaje de su sueldo o cierta cantidad fija de cualquiera de sus ingresos, tales como su pensión o cheque del Seguro Social?

Al comprometerse a establecer un fondo para emergencias y dar prioridad a los ahorros, se pondrá en camino hacia el bienestar económico. También estará protegiendo su futuro bienestar en caso de necesitar efectivo para cubrir otro revés no planificado en su vida.

Por último, es importante saber que puede superar cualquier revés económico que haya sufrido en el pasado. Y no tiene por qué demorar una eternidad volverse a encaminar.

Lynnette Khalfani-Cox, The Money Coach®, es una experta en finanzas personales, así como una personalidad de la radio y la televisión, y una contribuidora habitual de los artículos de AARP. Puede seguirla en Twitter y en Facebook.

También le puede interesar:

5 alimentos que le ayudan a reforzar su sistema inmunológico.

No gaste una fortuna en alimentos, 99 maneras de ahorrar.

Recuerde visitar la página de inicio de AARP para encontrar ofertas, juegos, tips de salud, dinero y más.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto