Skip to content
 

Reid Cox, Cofundador, iFoster

"Si creáramos iFoster y brindáramos los beneficios de una comunidad, podríamos ayudar a cientos de miles de niños y cientos de miles de familias", dice Cox.

Reid Cox describe el sistema de bienestar infantil como "un programa de protección de testigos, para menores". Protege la privacidad y seguridad de menores, los cuales frecuentemente son sacados de sus hogares por abuso, maltrato o violencia. Pero esto también dificulta que las familias adoptivas temporales con quienes viven encuentren el apoyo que necesitan. Así es como iFoster —la comunidad en internet que Cox y su esposa, Serita, cofundaron— puede ayudar.

Cox, que creció en un pequeño pueblo agrícola en Canadá, es un antiguo estratega financiero en el sector de la tecnología. En el 2010, él y Serita, exconsultora en administración y estrategia filantrópica que de niña vivió en hogares adoptivos temporales, buscaban una manera de marcar la diferencia. Pensaron en ser padres temporales, pero se dieron cuenta de que podían combinar su experiencia profesional y tener un mayor impacto. Crearon iFoster, un sitio web que ayuda a aquellos que forman parte del sistema de bienestar infantil —los muchachos, sus padres adoptivos temporales, agencias y empresas— a desarrollar una comunidad de apoyo entre sí. iFoster trabaja para compensar la falta de recursos de estas familias, y tanto presta ayuda con las tareas escolares y solicitudes de admisión a la universidad como provee computadoras portátiles y teléfonos celulares a los chicos.

"Si creáramos iFoster y brindáramos los beneficios de una comunidad, podríamos ayudar a cientos de miles de niños y cientos de miles de familias", dice Cox.

En cualquier momento dado, hay más de 400,000 muchachos que se están criando en hogares adoptivos temporales. "Lo que hacemos para las comunidades es preguntarles: ¿qué necesitan? ¿Cuáles son las barreras a las que se enfrentan?", dice Cox.

Cox, un hombre seguro pero modesto de 52 años que vive en Truckee, un pueblo en las montañas de California, se inspiró en Facebook y LinkedIn, un antiguo cliente suyo. "Reunir a todas estas personas es algo muy poderoso", dice Cox. "Me di cuenta de que lo que necesitaba el sistema de cuidado temporal era su propia comunidad en internet".

Los más de 400,000 miembros de iFoster incluyen muchachos que forman parte del sistema, trabajadores sociales y empleados de las agencias estatales y el Gobierno federal. "Lo que han creado ha cambiado vidas", dice Lyn Farr, presidenta de la junta directiva de iFoster y exdirectora de operaciones de EMQ Families First, una organización de servicios sociales de California.

El programa de empleos de iFoster es otro ejemplo de cómo la organización desea marcar la diferencia. Dentro de cuatro años de dejar sus hogares adoptivos temporales al alcanzar la mayoría de edad, el 50% de estos jóvenes estará desempleado, y el 70% estará recibiendo asistencia del Gobierno. Al mismo tiempo, muchas compañías buscan a trabajadores capacitados que deseen permanecer en sus empleos. Al unirlos, iFoster ayuda a ambos grupos. Veintitrés corporaciones principales, incluidas CVS, Starbucks y la cadena de supermercados Ralph's, participan actualmente en el programa de empleos de iFoster. Han contratado a más de 300 jóvenes; después de seis meses, la tasa de retención laboral fue del 90%.

Otras de las iniciativas de iFoster, 1 Laptop, fue fruto del reconocimiento de que muchos muchachos en hogares adoptivos temporales carecen de acceso a su propia tecnología. Aunque el 90% de los adolescentes en Estados Unidos en general tienen acceso a una computadora, menos del 20% de los muchachos en hogares adoptivos temporales en California gozan de esta ventaja, por ejemplo. En mayo del año pasado, iFoster estableció como objetivo proveerle una computadora portátil a cada menor que cumpliera con los requisitos y viviera en un hogar adoptivo temporal en California: unas 10,000 computadoras. Un año más tarde, ha alcanzado el 25% de su objetivo, y la iniciativa sigue cobrando fuerza.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO