Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Alan Miller

Fundador y director ejecutivo del News Literacy Project.

“Encuentra maneras de atraer a la misión personas que compartan tu visión y compromiso con el tema para que puedas crear un equipo. Una vez que hayas encontrado tu estrella del norte, déjate guiar por ella".

Fundé el News Literacy Project (NLP) en el 2008, con la creencia de que saber identificar noticias creíbles es una habilidad esencial de vida en una edad de información —y de que esto no se enseña ampliamente en las escuelas—. Somos una organización nacional, no partidaria y sin fines de lucro que crea herramientas y recursos para ayudar a los educadores a enseñar y al público a aprender a determinar en qué noticias y otra información confiar, y a tener la capacidad de ser participantes informados e involucrados en la vida cívica del país.

El problema que estoy intentando solucionar

Vivimos en el ecosistema de información más complejo de la historia. Las noticias y la información creíble compiten por la atención de las personas con mucho más contenido diseñado para persuadir, vender, engañar y desinformar. Los estudiantes y una gran parte del público en general carecen de la capacidad de discernir en qué deben confiar, qué compartir y cuándo actuar.

En una encuesta del 2018 de 5,035 adultos, investigadores del Pew Research Center presentaron a los participantes 10 declaraciones que podrían ver en las noticias, y les pidieron que identificaran cuáles eran declaraciones de hecho y cuáles eran opiniones. Solo el 35% de los participantes identificaron correctamente todas las declaraciones de opinión, mientras que solo el 26% identificaron todas las declaraciones de hecho. La desinformación representa uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo. Está socavando nuestra salud pública, así como nuestra vida pública, y amenaza nuestra democracia. La misión del NLP nunca ha sido más urgente.

El momento que despertó mi pasión por este proyecto

En el 2006, cuando los maestros de escuela intermedia de mi hija se enteraron de que había ganado un premio Pulitzer como reportero en el Los Angeles Times, me invitaron a hablar con 175 alumnos de sexto grado en la escuela intermedia sobre lo que hice como periodista y por qué era importante. Después de la conversación, mi hija trajo a casa 175 notas de agradecimiento escritas a mano que leímos en voz alta. Pude ver lo que había resonado con los estudiantes y lo que despertó un interés en las noticias y el periodismo. Me di cuenta de que si muchos periodistas aportaban sus conocimientos y experiencia a los salones de clases del país, esto podría tener un impacto significativo. Esa fue la semilla que finalmente se arraigó como el News Literacy Project.

Lo que desearía que otras personas supieran

El año pasado nos dimos cuenta de que la información errónea es una amenaza tan existencial para la democracia que no podíamos limitarnos a llegar solo a la próxima generación. Estamos luchando contra una oleada tóxica de información errónea, desinformación y teorías de conspiración que está socavando nuestra confianza en las instituciones. Como hemos visto a lo largo de la pandemia y las elecciones presidenciales del 2020 y sus secuelas, el país está profundamente dividido en líneas partidistas y tribales impulsadas por las noticias e información en las que las personas confían y por las que actúan. Debemos encontrar una manera de cerrar esta brecha creando una narrativa compartida en torno a hechos verificados y consensuados. 

Por qué mi estrategia es única

Una de las cosas que distingue al NLP es nuestro enfoque en la alfabetización de las noticias, que es un subgrupo de la alfabetización de los medios de comunicación. Nuestro personal diverso, talentoso y comprometido de 29 individuos crea recursos que empoderan a los educadores de todo el país para que enseñen a los estudiantes de los grados 6 a 12 cómo saber en qué información confiar, qué compartir y cuándo actuar. También inculcamos una apreciación de la Primera Enmienda y del papel de la prensa libre en nuestra sociedad.

Usamos los estándares del periodismo de calidad como un criterio de aspiración contra el cual medir todas las noticias e información, y usamos a los periodistas para ayudar a darles a las personas las habilidades para pensar como periodistas —porque hoy en día todos son su propio redactor y pueden ser su propio editor—.

No les decimos a las personas qué pensar; les enseñamos cómo pensar. Las ayudamos a desarrollar habilidades de pensamiento crítico para hacer juicios sobre lo que encuentren en el panorama de la información. Mirando hacia el futuro, aspiramos a convertir nuestra misión en un movimiento nacional para involucrar y educar al público, y cambiar la manera en que las personas evalúan y comparten el contenido que encuentran.

Consejos para los que desean marcar la diferencia

Comienza con algo que te apasiona y por lo que tienes un sentido de propósito. Para mí, el periodismo siempre fue un llamado, no solo una carrera. En el NLP, me siento bendecido por haber encontrado una segunda vocación profesional. Mi consejo es encontrar un problema para el que se busca una solución, en donde realmente puedes marcar la diferencia. Necesitas tener mucha determinación y perseverancia, y no dejarte desanimar por los que dudan. Encuentra maneras de atraer a la misión personas que compartan tu visión y compromiso con el tema para que puedas crear un equipo. Una vez que hayas encontrado tu estrella del norte, déjate guiar por ella.