Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Fundadora de AARP, Ethel Percy Andrus cambió el país Skip to content
 
Pancarta con el rostro de Dra. Ethel Percy Andrus, y titulada Un Legado que Pervive

   

Cómo la Dra. Ethel Percy Andrus y AARP transformaron el país

La organización que fundó continúa transformando nuestras actitudes en torno al envejecimiento.

La fundadora de AARP, Ethel Percy Andrus, trabajando en su escritorio

AARP

La Dra. Ethel Percy Andrus estableció AARP en 1958.

In English | Al reflexionar sobre la extraordinaria historia de la Dra. Ethel Percy Andrus, fundadora de AARP, nos damos cuenta de que para muchas personas ella significó muchas cosas: maestra, patriota, mentora, líder, visionaria, creadora de tendencias, cuestionadora, defensora, innovadora y una voz para los adultos mayores que luchan por salir adelante. Más que nada, ella fue una catalizadora. Nuestra fundadora creía profundamente en el poder de los individuos para mejorar sus propias vidas y liderar el cambio social, haciendo que la vida fuera mejor para los demás.

AARP ha evolucionado considerablemente desde que la Dra. Andrus falleció en 1967. Pasó de ser una operación emergente que ella administraba desde su casa a una de las organizaciones sin fines de lucro y sin afiliación política más influyentes y más grandes del mundo. De un millón de socios en 1960, AARP ha crecido a 38 millones de socios, con unos 60,000 voluntarios; una plantilla de más de 2,300 empleados y oficinas en los 50 estados, el Distrito de Columbia, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE.UU. ¿Y esa revistita que escribía y publicaba desde la mesa de su cocina? Ahora es la revista más leída en todo Estados Unidos. Durante todo este tiempo, nunca nos hemos apartado de la misión social y los valores fundamentales que la Dra. Andrus estableció para la organización en 1958.

"Continuamos con la visión de la Dra. Andrus, y nuestra visión, de una sociedad en la que todas las personas vivan con dignidad y con un propósito."

Nunca tuve la oportunidad de conocer a la Dra. Andrus (nací en el año en que ella fundó AARP), pero todos los días me siento inspirada y considero un honor seguir sus pasos. Ella me inspira a transformar el envejecimiento al desafiar creencias y estereotipos obsoletos; a abrazar una cultura de innovación; a luchar por la justicia social y acabar con la discriminación por edad, especialmente en el lugar de trabajo; y a seguir defendiendo y encontrando soluciones para los problemas por los que ella luchó en su momento y nosotros luchamos ahora: el cuidado de la salud, la fortaleza financiera y satisfacción personal, o salud, dinero y amor.

Debido a los temas por los que la Dra. Andrus luchó, y por los que continuamos luchando hoy en día, muchas sociedades que en su momento veían a la población que envejecía solo como unos jubilados dependientes, ahora comienzan a ver en ella trabajadores experimentados y capaces. Donde antes solo veían altos costos, ahora comienzan a ver un mercado de consumo de rápido crecimiento que está reforzando nuestras economías. Y donde antes solo veían un grupo creciente de dependientes, ahora comienzan a ver comunidades intergeneracionales con fortalezas nuevas y distintas. 

Y así como el envejecimiento es muy diferente hoy de lo que era en la época de la Dra. Andrus, será muy diferente en los próximos años. Nos acercamos a un momento en que las personas de 65 años o más en todo el mundo superarán en número a los niños menores de 5 años por primera vez en la historia. Vivir hasta los 100 años es una posibilidad real, especialmente para las generaciones más jóvenes, ya que nuestras vidas terminan transformándose por causa de los vehículos autónomos, el internet, la realidad virtual, la realidad aumentada y la inteligencia artificial. 

Continuamos con la visión de la Dra. Andrus, y nuestra visión de una sociedad en la que todas las personas vivan con dignidad y con un propósito y donde la información confiable, el activismo comunitario, las iniciativas caritativas, un ejército de voluntarios dedicados y productos y servicios del mercado continúan siendo nuestras herramientas. Pero también estamos diseñando y experimentando con las herramientas de nuestro tiempo, como la realidad virtual y la inteligencia artificial, e invirtiendo en tecnología prometedora. Y de la misma manera en que la Dra. Andrus buscaba colaborar en su tiempo, estamos trabajando con universidades, sistemas de atención médica, bancos, emprendedores, estudiantes, programadores, líderes comunitarios y otros para encontrar formas de capacitar a más personas para que vivan mejor a medida que envejecen.

La Dra. Andrus escribió “A pesar de lo que muchos digan sobre el futuro, el futuro es nuestro; no solo porque nos puede suceder, sino porque en parte está hecho por nosotros”. A medida que avanzamos en el negocio de hacer nuestro futuro, continuaremos guiándonos por la visión y los valores de la Dra. Ethel Percy Andrus, una mujer que transformó el país.

—Adaptado de Ethel Percy Andrus: Una visionaria que transformó el país.

¿Qué opinas?

0 |

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.