Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Apetito para la seducción

¿Se ha imaginado la sensualidad táctil pura del abundante chocolate amargo, o el peligroso ardor de un chile picante? ¿Qué puede ser más tentador?

Muchas veces los alimentos han desempeñado un papel significativo en el escenario sexual. Ya sea que la comida se presente como la estrella (la famosa escena en la cocina de 9½ weeks (Nueve semanas y media), o un actor secundario con un pequeño papel (Godiva en el Día de San Valentín), no hay mucha distancia entre la cocina y la cama.

Imagine la sensualidad táctil pura del abundante chocolate amargo, el peligroso ardor de un chile picante y la madura sensualidad de un higo. ¿Qué puede ser más tentador? “El afrodisíaco más poderoso es el cerebro y cuando alguien relata una anécdota sexual, por lo general, la insinuación habla tan fuerte como el ingrediente. Todos los afrodisíacos cuentan con una historia graciosa que respalda su autenticidad”, dice Diane Brown, escritora de The Seduction Cookbook (El recetario de la seducción).

Por ejemplo, el rey azteca Montezuma tomaba supuestamente 50 tazas de chocolate cada día, con la esperanza de intensificar sus proezas en la cama. Hipócrates recomendaba tomar miel para mejorar la libido. Y la leyenda cuenta que Casanova, el play boy máximo, comía docenas de ostras cada día para satisfacer a sus damas.

“Ya sean los griegos, romanos, chinos, o aztecas, la creencia es la misma: la comida enlaza a la mente y el cuerpo de manera integral”, dice Marlo Mittler, M.S., R.D., consultora sobre nutrición de Fairway Market de la ciudad de Nueva York. “Con un poco de planificación en las comidas, una pizca de habilidades culinarias y el conocimiento de la manera en que los alimentos actúan como afrodisíacos, su vida amorosa podría mejorar como usted quisiera”.

Mientras que la lista de alimentos que generan pasión es larga (aunque no está comprobado científicamente), algunos cuantos en particular cuentan con beneficios notorios para la salud. Las ostras y los estróbilos o piñas (pine nuts), por ejemplo, son ricos en zinc, que es un mineral utilizado en la producción de testosterona, mientras que los chiles provocan la generación de endorfina, que es un estimulante natural. Y no hay que olvidarse de los antioxidantes sustanciales del ajo y la miel. Entonces, aunque estos alimentos no pueden reemplazar a esa pequeña píldora azul (o el impulso sexual de un joven de 18 años), vale la pena agregarlos a su repertorio de alimentos saludables.

Chocolate
Ninguna lista de afrodisíacos estaría completa sin este producto básico del Día de San Valentín. Con una embriagadora combinación de cafeína (para mantenerlo despierto toda la noche) y un estimulante llamado feniletilamina, que es el “elemento químico del amor”, no es una sorpresa que el chocolate sea el jugador más valioso del romance. Y hay buenas noticias para los amantes del chocolate en todas partes: la American Dietetic Association afirma que los antioxidantes del chocolate pueden evitar la formación de colesterol en las paredes de las arterias (que es un riesgo para los ataques al corazón y al cerebro), mientras que sus flavonoides actúan contra las enfermedades. Tenga en cuenta que el chocolate amargo tiene mayor cantidad de estos componentes.

Chiles
¿Listos para calentar el ambiente? Agregue chiles a su menú de seducción. El efecto del elemento químico capsaicina, presente en estas atrevidas verduras, simula la estimulación sexual —sudor, incremento de las palpitaciones y rubor— y puede causar que, por equivocación, usted atribuya esta reacción como sentimientos de pasión hacia su pareja. ¿Las buenas nuevas? La capsaicina ayuda a luchar contra la inflamación, despeja la congestión e incluso puede ayudarle a perder peso.

Higos
Desde que Adán y Eva fueron los primeros en cubrirse con hojas de higuera, los higos han estado inseparablemente relacionados con la fertilidad y la reproducción. “Puede ser que los higos sean considerados como un afrodisíaco por su insinuante forma, sin embargo, tienen una dulzura embriagadora y una consistencia cremosa, perfecta para una cena romántica”, dice Brown. Los higos son una excelente fuente de potasio, que es el mineral que controla la presión sanguínea y tienen una gran cantidad de fibra y calcio.

Ajos
Ezra, el sacerdote judío y escriba del siglo quinto A.C., ordenó a los judíos que comieran ajos en la víspera del Shabat, para provocar el apetito sexual. Claramente, Ezra estaba tramando algo. Mientras que es conveniente que mantenga los caramelos de menta a la mano, si usted y su ser querido comparten esta hierba picante, no solamente mantendrán alejados a los vampiros y cebadas a las hogueras, sino que también se beneficiarán de la larga lista de ventajas para la salud. Supuestamente, los poderosos antioxidantes que contiene el ajo ayudan a bajar el colesterol, combaten los resfríos, mejoran la circulación sanguínea (incrementando el desempeño sexual) e incluso pueden ayudar a reducir el riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer.

Miel
Siendo uno de los edulcorantes más antiguos conocidos por el hombre, la miel ha sido recomendada en especial para curar la esterilidad y la impotencia. Mientras que estas afirmaciones categóricas son cuestionables, el contenido de fructosa de la miel da más vitalidad y provee una liberación lenta y sostenida de energía, explica el doctor Barry Swanson, historiador de alimentación del Institute of Food Technologists. La tradición en la India exige que los novios tomen miel el día de la boda; además, este “oro líquido y dulce” está ligado al amor desde la Biblia hasta el Kama Sutra. La miel contiene vitamina B6, riboflavina y ácido pantoténico, así como minerales, tales como calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio y zinc. Además, también contiene varios compuestos que actúan como antioxidantes. Ah ¿y no hemos mencionado que también tiene propiedades antimicrobianas y antibacteriales? Entonces, es un súper alimento.

Ostras
Desde los días de Afrodita, las ostras siempre han estado relacionadas con todo lo sensual. Los amantes de todo el mundo han dirigido su atención hacia este bivalvo de agua salada por sus pretendidas cualidades que inducen a la lujuria. Mientras que las ostras tienen un alto contenido de zinc, que contribuye a la producción de testosterona, su principal atributo es la habilidad para estimular más a la imaginación que al cuerpo. Antes de disfrutarlos, usted y su amante sólo deben asegurarse de comprobar muy bien el frescor y calidad de estos resbaladizos seductores del mar.

Estróbilos o piñas (Pine Nuts)
En los tiempos medievales ya se utilizaban estróbilos para estimular la libido, debido a su alto contenido de zinc, que es un mineral clave para mantener la potencia sexual del hombre. “Los estróbilos adquirieron su reputación como afrodisíaco, en primer lugar, por el esfuerzo que había que realizar para obtenerlos. Estos están anidados en los conos de los árboles de pino y se dice que los mejores provienen de los Himalayas”, dice Martha Hopkins, autora de InterCourses: An Aphrodisiac Cookbook (Un libro de cocina afrodisíaco). Tal como la mayor parte de las nueces, también ofrecen protección cardiovascular y son muy buenas fuentes de tiamina, hierro, magnesio y manganeso, explica Mittler. Además, el zinc ayuda al sistema inmunológico y estimula la cicatrización de heridas.

Nueces
En las bodas, los romanos de la antigüedad arrojaban nueces, en lugar de arroz, debido a que asociaban a las nueces con la fertilidad. En la actualidad, es mejor tomarlas como un bocadillo. “Las nueces son uno de los alimentos más sanos que se pueden tomar”, afirma Mittler. Los ácidos grasos omega-3, presentes en las nueces, son muy útiles para proteger el cuerpo de enfermedades cardiovasculares, ya que impiden ritmos erráticos en el corazón. Estos ácidos ayudan a que la sangre no se coagule en las arterias y mejoran el ratio entre el colesterol bueno y el malo, agrega Mittler. De hecho, varias investigaciones recomiendan que si se ingiere 1.5 onzas de nueces cada día, como parte de una dieta baja en grasas saturadas y colesterol, puede ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades al corazón.

LEE ESTE ARTICULO