Skip to content
 

Chef Oropeza: “El poder de los alimentos es brutal”

Nos habla de su libro "Movimiento al natural" y nos regala dos de sus recetas.

Chef Alfredo Oropeza

Ana Hop

Chef Alfredo Oropeza

Alfredo Oropeza quizás sea el chef más popular de México. Con paciencia y constancia logró cambiar el mal concepto que millones tenían sobre la comida saludable. Lo hizo creando un movimiento de “alimentación natural” y usando el poder de la televisión a través de su programa Al sabor del chef. Actualmente prepara documentales para ponerle rostro y nombre a los jornaleros, agricultores, pescadores y grandes empresarios que hacen posible que los alimentos lleguen a nuestras mesas. Aprovechamos su visita a Miami, a donde vino a promocionar su nuevo libro, Movimiento al natural, para sentarnos a conversar con él. 

¿Por qué decidiste vivir entre sabores, olores, ollas y sartenes?

Fue por la influencia de mis padres. Tanto mi mamá como mi papá cocinan… Mi papá todavía lo hace muy bien y nunca hubo un tabú sobre el hecho de que yo estuviera cerca de la cocina. Entonces pues, mis recuerdos de infancia son alrededor o dentro de la cocina.

¿Tuviste algún mentor, alguien que te inspirara?

Sí, varias influencias, pero recuerdo un viaje en el que fui a comer con mis papás al restaurante de Wolfgang Puck. Debo haber tenido, no sé, 16 o 17 años, y la verdad es que me impactó su carisma y cómo estaba comenzando a generar todo lo que hoy ha logrado. Después, a través de satélite, podía ver las primeras producciones de Food Network y me sentía como muy atraído a todo lo que pasaba ahí; sin embargo, cuando yo comencé no me imaginé que iba a estar en medios de comunicación. Y de manera fortuita, en algún momento me invitaron a formar parte del equipo de producción de un programa de cocina, pero estando yo atrás, dando todo el servicio de food styling y desarrollo de recetas. Poco a poco me fui familiarizando más con el programa y en algún momento me invitaron a participar frente a cámaras.  

¿En qué te inspiras para crear un platillo nuevo?

La inspiración, no solo para cocinar sino en general, está en el aire. Está en lo que miras, en las sonrisas, las caras, los aromas, en la gente; lo único que hay es que estar alerta, hay que estar receptivo para tomar esas señales y después aplicarlas a lo que tú hagas. No es como que me vaya a un espacio zen y me ponga a meditar.

Si tuvieras que elegir solo dos o tres ingredientes, ¿cuáles dirías que no pueden faltar en la dieta de una persona saludable?

Jengibre, ajo y la chía, por ejemplo, son tres ingredientes que a mí me funcionan muy bien. La cúrcuma, es otro de los ingredientes que creo que siempre debemos tener y consumir.

Completa la frase, “la cocina latina es…”

La cocina latina es unión. Es una manera de juntar, de unir a la familia. La cocina latina es rituales, tradiciones…

¿Un platillo que te guste?

Me fascinan los tacos al pastor. Típico chilango.

Tu nuevo libro, Movimiento al natural, es resultado de un movimiento. ¿Cómo surgió ese movimiento?

Surge de una necesidad. Creo que de pronto en nuestra comunidad latina nos hemos olvidado de que además de que la comida es una manera de acercarnos a las personas especiales, [también] a través de la comida se pueden prevenir enfermedades y por ende puedes provocarlas. Así que aprovecho la posibilidad de estar en medios masivos de comunicación para transmitir un mensaje poderoso que le haga bien a la comunidad. El segundo pilar del movimiento es intentar incentivar a las personas a que adopten una actividad física regular y por último, motivarles a que consuman productos de su localidad.

El libro agrupa varias tendencias: vegana, mesoamericana, paleo, entre otras ¿Cuál de todas prefieres o practicas?

Si tuviera que encasillarme en una, sería flexitarianismo, que es básicamente comer de todo, pero procuro incluir una cantidad importante de vegetales en mi alimentación. [En el libro] decidimos agrupar diferentes tendencias alimentarias actuales porque como individuos somos diferentes y lo que intentamos es motivar, no restringir. Entonces, seguramente cualquier persona podrá encontrar algo que le venga bien. También incluimos recetas para personas que viven con diabetes, con hipertensión, o celiaquía. Uno de los más grandes placeres es comer y lo que nosotros buscamos a través de este libro es mostrar que sí se puede comer rico y sano.

¿Crees que una persona de 50 años o más puede adoptar alguna de estas tendencias y obtener todos los beneficios?

Yo creo que siempre que uno tenga ganas, las cosas pueden cambiar. Las personas de 50 años son personas sumamente jóvenes que están en la mitad de sus vidas y ¿qué mejor que vivir el resto de los días que nos queden de una manera saludable, sin achaques? Los alimentos hacen mucho por nosotros. El poder de los alimentos es brutal, yo lo que creo es que a cualquier edad, buscar un cambio positivo te va a llenar de satisfacción.

Tú sostienes que podemos comer saludable sin sacrificar el sabor. ¿Cómo se puede cocinar rico y sano y que a la vez sea fácil?

Simple: que tu plato sea colorido. Que los alimentos en tu plato tengan por los menos cuatro diferentes colores; esto quiere decir que estás teniendo una dieta incluyente. Si hablamos de balance, pues siempre pensar, ¿para qué me sirve lo que estoy cocinando? El otro principio básico que no me voy a cansar de repetir es comer sin hambre. Cuando comes con hambre hay impulsos y normalmente cuando uno hace las cosas por impulso no han pasado por un nivel de decisión consciente. 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO