Conoce más

Abrir
Live Nation

Ticketmaster
and Live Nation

Ahorros en entradas



Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

 ¿Cuánto recibirás?

Anna's Linens

Anna's Linens

Los socios ahorran en las compras

Centro de recursos para la familia - Cuidado de ancianos

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

juegos

Sudoku

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Trancisiones

Descubra las cosas buenas después de los 65

La poetisa Judith Viorst comparte cuatro lecciones de la adultez tardía.

In English | A los 65 adquirí —además de mi primera nieta— descuentos como persona de mayor edad, el Seguro Social y Medicare. Mi nieta era un encanto y, ciertamente, el resto fue de gran ayuda, pero, no pude dejar de preguntarme, “¿Y eso es todo lo bueno que obtendré de los 65?". Quince años más tarde, después de alejarme de las lejanas costas de la edad madura (acéptenlo, boomers, de eso se tratan los 65) y llegar a lo que llamo “los inesperados ochenta”, estoy lista para decir que todavía hay muchas cosas buenas.

Judy Viorst

Judith Viorst, 80, es poetisa, novelista y escritora de libros infantiles. Su libro más reciente de poemas es Unexpectedly Eighty (Ochenta de repente) y Other Adaptations (Otras adaptaciones), publicados por Free Press. — Illustration by Sean McCabe

Sin embargo, no estoy preparada para sonar como el coro de la canción “las cosas que me hacen feliz”, al intentar redactar una lista de cosas reconfortantes. Pero si está pensando en familia y amistades y océanos y helado y novelas y películas y sexo; entonces no está muy errado.  

Esto no quiere decir que niegue el hecho de que hay suficientes cosas negativas. Como los huecos en nuestro cerebro por el cual se escapan fechas y nombres, como la pérdida de la esperanza de poder dormir una noche entera, y como la adquisición del número cada vez mayor de medicamentos y especialistas para dolencias que desearíamos no haber nunca conocido. Más y más a menudo, caen víctimas de horribles enfermedades nuestros más queridos amigos. Más y más a menudo asistimos a otro funeral. Y más y más a menudo nuestros hijos adultos cuestionan nuestra capacidad con preguntas como: “¿Acaso sabes la diferencia entre un iPod y un iPad?". O "¿Hay alguna razón especial para que te estacionaras en el medio de la calle y no en el bordillo?".

De acuerdo; usted conoce la diferencia entre un iPod y un iPad. Pero, créanme, boomers; siempre habrá un nuevo invento que no encontrarán tan fácil de entender.

Pero aunque, por muchas razones, no será fácil desplazarse por los 60 y los 70, usted podrá  —si presta atención— aprender algunas lecciones de vida útiles que le endulzarán su recorrido y lo ayudarán a disfrutar las partes buenas.

A continuación encontrará cuatro de esas lecciones que yo he aprendido y he tratado de aplicar en estos últimos quince años:

Este momento no se repetirá. 
Antes parecía haber innumerables momentos para usted desperdiciar o querer perder de vista, pero ahora vive con un sentido más agudo de terminación, con la certidumbre inescapable de que ya no hay más momentos para malgastar. Usted puede utilizar esta certeza, y en ocasiones lo hará, para lamentarse por la implacable brevedad de la vida, pero también puede hacerlo para percatarse, acoger y agradecer cualquier benevolencia que cada momento le ofrezca.

Supérelo.
Usted pudiera contemplar su pasado y sentirse ignorado y poco apreciado, nunca obtuvo lo que quería, lo que esperaba o lo que merecía. Usted concluye: la vida es muy injusta (no hay nada nuevo en esto). Tómese un poco de tiempo en privado para quejarse de las injusticias de la vida. Y de ahí, porque el tiempo es corto y usted tiene mejores cosas que hacer, supérelo.   

No todo se trata de usted.
Solo porque una amiga es ruda no quiere decir que usted hizo algo para ofenderla. Ni tampoco, cuando sus hijos no contesten sus llamadas o correos electrónicos, quiere decir que usted falló como padre. No se imagina la libertad que sentirá cuando finalmente comience a entender lo que nunca antes entendió: que a veces las personas no se comportan como debieran hacerlo por razones enteramente ajenas a usted.                                     

Nunca es tarde para tratar de arreglar al mundo.
Usted es parte de la generación que hizo protestas a favor de la paz y la libertad. Pero ahora el mundo es un desastre y usted necesita –todos necesitamos— hacer lo que podamos para repararlo. Hágalo por sus nietos. Hágalo por todos los nietos del mundo. Y hágalo por el amor y el respeto a todas las riquezas —las cosas buenas— que el mundo nos ha ofrecido.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

crisis de los 50

Hombre en trapecio - Crisis de la media edad - Marc Freedman

Marc Freedman, autor del libro El Gran Cambio, le dice las claves de esta nueva etapa de la vida.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.