Conoce más

Abrir
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

25 preguntas sobre el Seguro Social

¿Preguntas sobre el Seguro Social?

Obtén las respuestas

Cupones para ahorros en comestibles

Cupones de ahorro

Cupones de alimentos gratuitos para socios

 

 

 

 

Ofertas exclusivas de puntos para socios

Beneficios para miembros de Audífonos

Centro auditivo

Obtiene los recursos y soluciones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

juegos

Sudoku

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Madre inspiradora

Celina Sotomayor

Una vida de trabajo duro y determinación ha sido honrada en la sala de audiencias del Senado.

La menuda mujer mayor, de pelo blanco y ondulado, permaneció sentada en silencio durante horas en la vasta sala de audiencias del Senado —justo detrás de su hija, la candidata a la Corte Suprema, Sonia Sotomayor—. En ese momento, como siempre, Celina Sotomayor era, evidentemente, una presencia tranquilizadora, calma, segura, una amiga incondicional y una decidida aliada.

Sentada en la primera fila de la audiencia, con su hija en el estrado y su hijo, Juan Sotomayor, a su lado, Celina Sotomayor, de 82 años, de Margate, Florida, era una presencia importante en la apertura de las audiencias de confirmación de esta semana que podrían hacer que su hija se convirtiera en el primer miembro hispano de la Corte Suprema de Estados Unidos.

La madre de la jueza, vestida con una falda estampada y un saco marrón, guardó la compostura la mayor parte del tiempo. Pero cuando la jueza Sotomayor les habló de ella a los senadores, y la distinguió para agradecerle, Celina Sotomayor se frotó los ojos mientras las lágrimas le brotaban.

“Quiero hacer una mención especial de agradecimiento a mi mamá. Hoy estoy aquí gracias a sus aspiraciones y a los sacrificios que hizo por mi hermano Juan y por mí”, dijo la jueza Sotomayor, oriunda de Nueva York, educada en las universidades prestigiosas del grupo Ivy League, y que llegó a servir como jueza de la corte federal. “Mamá, estoy feliz de que estemos compartiendo esto juntas”.

La jueza fue criada por su madre viuda en los complejos de viviendas subvencionados del Bronx.

“Mamá, ella sola, nos crió a mi hermano y a mí”, dijo la jueza en su discurso de apertura. “Ella nos enseñó que, en Estados Unidos, la clave para el éxito era la educación. Y ella nos dio el ejemplo, estudiando a nuestro lado, en la mesa de la cocina, y consiguiendo su diploma de enfermera”.

Las dos se miraron a los ojos al menos una vez, sin mediar palabra, pero con un significado claro. Tenían una relación especial, basada en el esfuerzo, la determinación y el respeto mutuo.

La senadora Amy Klobuchar, Demócrata de Minnesota, en su discurso de apertura, dijo que estaba tan impresionada por la Sotomayor madre como lo estaba por su brillante hija.

“Me encantó la historia de cómo tu mamá ahorró todo su dinero para comprarles la primera colección de enciclopedias del barrio”, dijo Klobuchar, mientras Celina asentía, apenas, con la cabeza. “Luchó para comprar esos tomos de la enciclopedia con un salario de enfermera. Pero lo hizo porque creía profundamente en el valor de la educación”, prosiguió Klobuchar.

Y la madre de Sotomayor mostró su orgullo por sus dos hijos. Cuando el senador Check Schumer, Demócrata de Nueva York, en su discurso preliminar, hizo notar que Juan Sotomayor era un “médico en Siracusa”, su madre se volvió hacia él con una gran sonrisa que sólo podía indicar su deleite en, como dice el cliché, “mi hijo el doctor”.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

crisis de los 50

Hombre en trapecio - Crisis de la media edad - Marc Freedman

Marc Freedman, autor del libro El Gran Cambio, le dice las claves de esta nueva etapa de la vida.

Publicidad

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 al comprar boletos Regal ePremiere Tickets en internet. Se aplican condiciones.

Denny's Philly Cheesesteak Eggs Skillet Member Discount

Los socios ahorran un 15% en la cuenta todos los días en restaurantes Denny's participantes.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Four Hispanic Heritage Month

Celebra La Herencia Hispana y ahorra hasta un 20% en tu renovación o membresía de AARP.

Publicidad