Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en entradas de cine


Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

Prescripción de medicamentos fuera de su botella

Ahorros en recetas

Programa exclusivo de Catamaran

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

juegos

Sudoku

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Instituto Edison de La Habana

Una reunión sin igual

Inestabilidad política. Ideales puestos a prueba. Cincuenta años después de renunciar a una elegante graduación en La Habana, una generación atrapada bajo la mira de la revolución vuelve a encontrarse y descubre que tiene mucho para celebrar.

Caminos de principios
Más tarde, mientras me dirigía a la sala de banquetes, con Mery Kratz, compañera de clase desde la escuela primaria y ahora gerente de ventas de una gran fábrica de envases plásticos, un comunicado indica que la promoción del 58 debe permanecer en el vestíbulo. Tal como se nos pide, aunque bastante desconcertados, esperamos parados, en fila, ordenados alfabéticamente, hasta que se abrieron las puertas, al compás de las conmovedoras notas de “Pompas y circunstancias”. Uno por uno nos llaman por nombre. Bajo la clamorosa ovación de los otros más de 200 ex alumnos presentes, marchamos —muchos, estoy segura, como yo, con las rodillas temblorosas— hasta el podio y recibimos nuestros diplomas. Por fin, la promoción del 58 estaba celebrando de verdad.

Hace cincuenta años, nuestra promoción de estudiantes idealistas, creyendo que la dictadura reinante de Fulgencio Batista estaba violando abiertamente la constitución de Cuba y los derechos civiles de su pueblo, decidió no celebrar en alto con una elegante graduación. En lugar de ello, para demostrar nuestro apoyo a la revolución que se gestaba en la Sierra Maestra, optamos por una ceremonia simple en el patio de la escuela.

Después de la graduación, siempre fieles a nuestros principios, recorrimos nuestros propios caminos. Los que adhirieron a las promesas de Fidel Castro y permanecieron en Cuba se convirtieron en profesionales que continúan sirviendo a su país: compañeros como Jorge Lodos Fernández, Ph.D., el genio de la clase, hoy químico, que trabaja para MINAZ, el ministerio del azúcar de Cuba; y Bienvenido Grá Oramas, físico e investigador del Instituto Nacional de Gastroenterología de La Habana.

Otros —como mi querida amiga Luisa Rodríguez, una de las más inteligentes de la clase y, desde un principio, una apasionada defensora de la revolución—, con el tiempo, perdieron las ilusiones. Luego de una larga carrera como abogada y profesora universitaria, finalmente pidió asilo político en España, en 1994.

Por último, estamos los que, cuando el nuevo gobierno comenzó a implementar sus políticas socialistas y se convirtió en un monstruo comunista, desilusionados, elegimos el exilio para cumplir nuestros sueños.

Hoy, mientras celebramos nuestra amistad y los logros alcanzados, las diferencias políticas quedan en el olvido. A juzgar por la enorme membresía de la asociación de ex alumnos y la alta concurrencia a sus eventos anuales, queda claro que muchos de nosotros —habiendo abrazado las posibilidades que nos ofrecieron nuestros países adoptivos— seguimos aferrados a nuestras raíces. “Formamos una gran familia cuyos integrantes se aman unos a otros, y se interesan por sus pares; juntos, celebramos nuestros logros —señala la vicepresidente de la asociación de ex alumnos, Lilia Ana Rodríguez—. La nostalgia por lo que teníamos cuando éramos niños es lo que nos mantiene unidos a lo largo de los años. Es lo que nos determina a mantener vivas nuestras tradiciones.”

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

crisis de los 50

Hombre en trapecio - Crisis de la media edad - Marc Freedman

Marc Freedman, autor del libro El Gran Cambio, le dice las claves de esta nueva etapa de la vida.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP