Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones

Los socios ahorran en comestibles



25 preguntas sobre el Seguro Social

¿Preguntas sobre el Seguro Social?

Obtén las respuestas

Abuela y nieta soplando una torta de cumpleaños

Toys "R" Us

Descuento en tus compras

Explore AARP Life Reimagined

Life Reimagined

Explora las opciones para tu futuro

juegos

Sudoku

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Historias personales

Los baby boomers y las drogas

El aumento de las tasas de adicción está destruyendo a las familias. La buena noticia: existe ayuda.

Ron Dash: Yo soy un adicto

Familiares y amigos hicieron una intervención para Ron Dash en 2005. El hombre de 57 años se ha mantenido sobrio desde entonces. — Foto por David Eustace

El médico Steve Bartels, director de los Centros Darmouth de Salud y Envejecimiento, situados en Lebanon, Nuevo Hampshire, les advierte a sus pacientes acerca de la reducción de la habilidad del cuerpo para metabolizar las drogas a medida que envejecen.

"Los adultos mayores que quizás estén usando marihuana, cocaína u otras drogas son sensibles a cantidades más pequeñas en comparación con las que consumían cuando eran más jóvenes'', dice. ''El problema es que no saben eso. Por eso, tienen problemas --como accidentes en automóviles, incidentes caseros-- con niveles mucho más bajos de consumo''.

El abuso de sustancias en adultos mayores es similar a muchos de los signos del envejecimiento: causa pérdida de memoria, problemas cognitivos, temblores y caídas. El resultado es que ni siquiera los familiares se dan cuenta de que un ser querido tiene una adicción. El abuso en etapas tardías, especialmente en mujeres de solamente 55 a 60 años, induce pérdida de peso, desgaste muscular y, entre las alcohólicas, tasas elevadas de cáncer de mama.

La ''adicción lo avejentará mucho más rápido'', dice la especialista en intervenciones Debra Jay, coautora de Aging and Addiction (Envejecimiento y adicción). ''Es posible que usted sea una persona sana, vegetariana, pero si consume cocaína o cualquier otra droga o alcohol, su cuerpo se deteriorará mucho más rápido a los 55 que a los 35''.

El aumento del consumo de drogas por los boomers quizás no sea motivo de sorpresa. Después de todo, esta es la generación que popularizó la experimentación con drogas, por eso el adicto de 55 años de hoy suele ser el estudiante de secundaria que lanzaba piedras. Por lo menos dos terceras partes de los boomers que terminan en tratamiento han bebido alcohol, consumido drogas o ambas cosas la mayor parte de su vida adulta, y también durante algunos años de su adolescencia. ''Mientras más temprano haya empezado, peor será su problema'', dice John Dyben, director clínico del Centro Hanley.

Ron Dash fumó marihuana por primera vez a los 13 años y ''me gustó desde el principio'', dice. ''Crecí leyendo sobre Allen Ginsberg y Timothy Leary. Para un chico como yo, que quería ser diferente y llamar la atención, la marihuana era interesante''. Y para él eso lo llevó hasta el hachís, la cocaína, los hongos alucinógenos y el LSD, a menudo amplificados por el alcohol.

Dyben también indica la propensión de los boomers a tomar medicamentos tanto para el dolor físico como para el emocional. ''Aquí estoy y soy un baby boomer, llegando a los 50'', dice Dyben imitando al hombre común que llega a la edad madura. ''Mis rodillas me duelen un poco más cuando juego tenis y de acuerdo a la cultura en la que crecí, mi mente me indica 'si tengo dolor, es porque algo anda mal. Y si algo anda mal, con una pastilla se arregla'. Pero, esa idea de 'vivir mejor gracias a la química', de que uno puede sentirse mejor si toma una pastilla, o bebiendo o fumando algo, en la que se basan los boomers, los está matando''.

Muchos médicos sin saberlo se convierten en aliados de los adictos para mantenerlos armados con pastillas. Russ C., quien tiene 61 años, está jubilado de su trabajo como supervisor de poda de árboles y es abuelo, empezó a tomar analgésicos con narcóticos luego de sufrir una lesión en el cuello relacionada con su trabajo a los 37 años.

A lo largo de los años, tomó más y más narcóticos y tranquilizantes para calmar el dolor. En el 2003, tenía tanto dolor que tuvo que dejar su empleo. Se jubiló por discapacidad y sufrió una depresión grave, que es una consecuencia habitual de la pérdida de un trabajo o de la jubilación.

''Todo lo que tenía que hacer era sentarme y tomar pastillas'', dice. En el 2005 ''las cosas habían llegado a tal punto que mi esposa tenía miedo de regresar a casa después del trabajo. Se preguntaba si iba a encontrarme muerto en el piso''.

A los 56 años, desesperado por librarse de ese hábito, Russ buscó ayuda de un psiquiatra, quien le dio un consejo inadecuado que lo enfurece hasta el día de hoy. ''Usted está demasiado viejo, y ha estado tomando medicinas para el dolor por demasiado tiempo para poder desintoxicarse'', le dijo el médico. En lugar de la desintoxicación le recetó metadona que se agregó al resto de los medicamentos que él sabía que Russ estaba tomando. ''Me dijo que buscara todas las comodidades posibles por todo lo que fuera a durar mi vida'', dice Russ.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

crisis de los 50

Hombre en trapecio - Crisis de la media edad - Marc Freedman

Marc Freedman, autor del libro El Gran Cambio, le dice las claves de esta nueva etapa de la vida.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.