Cómo actualizar el Seguro Social: 12 propuestas que debes conocer

Opciones que se discuten en la campaña electoral y en Washington D. C.

Las ventajas y desventajas de las opciones discutidas por los candidatos presidenciales y los expertos en políticas

Has contribuido al Seguro Social y mereces saber cuáles son los cambios propuestos por los candidatos presidenciales y los expertos en políticas, y cómo cada uno podría afectarte a ti, a tus hijos y a las generaciones venideras.

El mundo ha cambiado mucho desde que se promulgó la Ley del Seguro Social en 1935. Se necesita actualizar el Seguro Social para el siglo XXI, para que podamos cumplir la promesa que les hicimos a las generaciones futuras.

Según los administradores del Seguro Social, los beneficios se recortarán casi un 25% en el 2034 si no se toma ninguna medida.

A continuación encontrarás resúmenes de las 12 opciones que se discuten en la campaña electoral y en Washington D. C. Los cálculos de estas opciones se basan en el informe del 2015 del Consejo de Administración del Seguro Social. A cada resumen lo acompañan las opiniones de dos expertos a los que AARP encomendó la tarea y cuyas apreciaciones representan distintas caras de la problemática.

Los expertos:

  • Romina Boccia, de Heritage Foundation
  • Virginia Reno, antes empleada de la NASI (Academia Nacional de Seguro Social)

Aumentar la edad plena de jubilación

La edad en la que una persona se torna elegible para recibir los beneficios jubilatorios del Seguro Social completos (la edad plena de jubilación) ha ido aumentando de acuerdo con un cronograma establecido por el Congreso en 1983. De 65 pasó a 66 años y aumentará gradualmente a los 67 para los nacidos de 1960 en adelante. Incrementar la edad plena de jubilación más allá de los 67 años es una alternativa para ayudar a cerrar la brecha de financiación del Seguro Social. Cada año que aumente la edad plena de jubilación hay cerca de un 6 a un 8% de reducción en los beneficios mensuales para cualquier edad a la que se soliciten los beneficios. La edad mínima para el cobro de beneficios reducidos podría seguir siendo 62 años, o esta edad mínima podría aumentarse junto con la edad plena de jubilación.

Una propuesta aumentaría la edad plena de jubilación a 68 años. A partir del 2023, la edad aumentaría dos meses por año, hasta alcanzar los 68 años en el 2028. Según los cálculos, esto reduciría un 16% de la brecha de financiación.

Otra propuesta aumentaría poco a poco tanto la edad plena de jubilación como la edad mínima de elegibilidad. A partir del 2023, la edad plena de jubilación empezaría a aumentar de 67 años hasta llegar a 70 años en el 2069. La edad mínima de elegibilidad aumentaría de 62 años hasta llegar a 65 años con el mismo cronograma que la edad plena de jubilación. Se calcula que esto reduciría un 26% de la brecha de financiación.

VENTAJA: las personas en Estados Unidos viven más que nunca antes, lo que significa que también reciben beneficios del Seguro Social durante más tiempo. Aumentar la edad plena de jubilación del Seguro Social un poco y de acuerdo con un cronograma sabido, a fin de reflejar las vidas más prolongadas de las personas, es un enfoque justo y sensato para mejorar los recursos financieros del programa. Cuando comenzó a funcionar el Seguro Social en 1935, se preveía que un hombre de 65 años viviría 13 años jubilado, en comparación con unos 18 años en la actualidad. En 1935, las mujeres promediaban 15 años de jubilación y hoy reciben beneficios durante alrededor de 20 años. (Romina Boccia, Heritage Foundation)

DESVENTAJA: aumentar la edad plena de jubilación representa un recorte de beneficio, independientemente de la edad a la que se comience a cobrarlo. El cambio de 65 a 67 años, ya legislado, reduce el beneficio en un 13%. La expectativa de vida casi no ha aumentado entre los trabajadores de bajos ingresos. Aumentar la edad plena de jubilación para todos solo porque las personas acomodadas están viviendo más tiempo es una reducción encubierta del beneficio, innecesaria e injusta. Podemos permitirnos el lujo de mejorar y solventar el Seguro Social sin reducir los beneficios. (Virginia Reno, antes empleada de la Academia Nacional de Seguro Social)

Comenzar a indexar la longevidad

Si, tal como se prevé, la expectativa de vida de las personas en Estados Unidos continúa aumentando de generación en generación, ellas recibirán, en promedio, beneficios del Seguro Social por un tiempo más prolongado. Esta tendencia contribuye a profundizar la brecha de financiación, y una alternativa para compensarla es indexar la longevidad. La indexación reduciría automáticamente los beneficios mensuales a pagar por el Seguro Social a medida que aumente la longevidad. La reducción de los pagos mensuales podría lograrse, ya sea aumentando la edad a la que una persona se torna elegible para recibir sus beneficios jubilatorios completos y sin reducciones (la edad plena de jubilación) o modificando la fórmula para calcular los beneficios. Según la propuesta específica, esto reduciría la brecha de financiación entre el 18% y el 19%. Se calcula que el indexar la edad plena de jubilación en función de la longevidad aumente dicha edad un mes cada dos años. Cada año que aumente la edad plena de jubilación hay cerca de un 6 a un 8% de reducción en los beneficios mensuales para cualquier edad a la que se soliciten los beneficios.

VENTAJA: conectar la edad de jubilación del Seguro Social con las vidas más prolongadas es una manera justa y sensata de reflejar el hecho de que se espera que las personas vivan más tiempo. Si asumimos que la expectativa de vida seguirá aumentando, este método incrementaría la edad plena de jubilación del Seguro Social aproximadamente un mes cada dos años; si se implementara a partir del 2023, la edad de jubilación aumentaría de 67 a 68 años alrededor del 2047. Estos pequeños aumentos en la edad de jubilación mejorarían los recursos financieros del Seguro Social a largo plazo y proporcionarían el tiempo suficiente para que las personas planifiquen mejor su jubilación. (Romina Boccia, Heritage Foundation)

DESVENTAJA: indexar los beneficios en función de la longevidad recortaría injustamente los beneficios para casi todos los beneficiarios. La expectativa de vida casi no ha aumentado entre los trabajadores de bajos ingresos y otros grupos marginados. Reducir los beneficios para todos solo porque las personas acomodadas están viviendo más tiempo sería completamente injusto. Además, este cambio se opondría al propósito del Seguro Social, que es el de garantizar una seguridad económica básica. El alquiler, los servicios públicos, los alimentos y la atención médica no cuestan menos solo porque algunas personas viven más. (Virginia Reno, antes empleada de la Academia Nacional de Seguro Social)

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Publicidad

seguro social
preguntas y respuestas

OFERTAS Y BENEFICIOS

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad