Afloja el paso de la lucha diaria

Cómo negociar una jubilación gradual.

Dos puertas de un elevador, una cerrada y la otra abierta con una mujer rodeada de plantas - Jubilación por etapas

Una transición gradual de tu empleo a tiempo completo a tu jubilación te permite dedicarte a otros pasatiempos. — Martin Barraud/Getty Images

In EnglishTe levantas cada mañana cuando suena la alarma

Tomas el tren de las 8:15 a la ciudad [...] para llegar al trabajo antes de las 9.

Así cantaba el grupo de rock Bachman-Turner Overdrive en su éxito de la década de los 70, “Takin’ Care of Business”. Quizás te estremezcas al pensar que esto tiene que ver contigo y parece no tener fin.

Sí, trabajar hasta bien entrados los 60 años y hasta los 70 es un pilar de muchos planes de jubilación en la actualidad. Pero a menudo puedes encontrar maneras de disminuir la marcha y alejarte poco a poco de tu empleo.

Trabajar un horario reducido te libera para concentrarte en las otras partes de tu vida, tales como la familia, los viajes y el voluntariado, mientras todavía ganas un sueldo y obtienes beneficios del empleador a fin de mantener tu red de protección financiera.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email

“A medida que las personas viven más tiempo y con buena salud, la jubilación se convierte en una etapa más activa de la vida, y hay más personas que buscan la oportunidad de combinar el trabajo y la recreación”, dice Catherine Collinson, presidenta del Transamerica Center for Retirement Studies. “Muchos trabajadores han abandonado la idea de jubilarse por completo a los 60 o 65 años”.

El problema es que los empleadores han tardado en adoptar de manera formal la jubilación gradual.

Según una encuesta del Transamerica Center, “The New Flexible Retirement”, el 61% de los trabajadores en EE.UU. prevén una “transición flexible” a la jubilación. Pero solo el 25% de los trabajadores de 55 años o más dijeron que sus empleadores ofrecen la oportunidad de pasar de trabajar a tiempo completo a hacerlo a tiempo parcial. Y solo el 4% de ese grupo de edad dicen que sus empleadores brindan una recapacitación de destrezas para ayudarlos a llevar a cabo esta transición.

¿Por qué los empleadores se muestran renuentes? “Simplemente no desean otro beneficio que podría estar sujeto a leyes y normativas, como es probable que lo estaría un programa formal”, dice Sara E. Rix, asesora de empleo y exasesora principal del Instituto de Política Pública, de AARP.

“A las empresas que sí ofrecen a sus empleados la jubilación gradual por lo general les preocupa perder demasiada destreza muy rápido”, agrega Chris Farrell, autor de Unretirement: How Baby Boomers Are Changing the Way We Think About Work, Community and the Good Life.

Sin embargo, algunas empresas ya han dado el paso. Por ejemplo, Herman Miller Inc., un fabricante de muebles con sede en Zeeland, Michigan, donde cerca de la cuarta parte de la fuerza laboral tiene 55 años o más. La empresa tiene un programa que permite que los empleados tomen libres de 6 a 12 semanas consecutivas durante el año. No son remunerados durante ese tiempo, pero mantienen sus beneficios y años de servicio.

Herman Miller además cuenta con un plan de “jubilación flexible” que permite que el proceso de jubilación dure entre seis meses y dos años. “La decisión de jubilarse es irrevocable, y a cambio de una reducción planificada en horas, los empleados elaboran un plan de transmisión de conocimientos para enseñarle los pormenores del empleo a la persona que los reemplaza”, explica Farrell.

Bon Secours Virginia Health System, una organización sin fines de lucro basada en Richmond que tiene más de 13,000 empleados, permite que los empleados trabajen menos horas poco a poco o desciendan a puestos menos exigentes, según James C. Godwin Jr., vicepresidente de recursos humanos. Eso por lo general da como resultado un sueldo menor, pero los empleados pueden comenzar a recibir sus beneficios jubilatorios. Los empleados además pueden mantener sus beneficios de seguro de salud proporcionados por el empleador, siempre y cuando trabajen por lo menos 16 horas a la semana.

El Gobierno federal ha ofrecido un plan de jubilación por etapas desde noviembre del 2014. Sin embargo, el programa no es obligatorio para las agencias y ha tenido muy poco apoyo entre ellas.

Si te atrae la idea de una jubilación gradual pero tu empleador no cuenta con un programa formal, tendrás que abogar por ti mismo. “Necesitas convencer a tu empleador de que un arreglo con fines específicos le beneficiará”, dice Rix. “Los empleadores desean mantener a ciertos trabajadores, pero no desean ofrecer un nuevo beneficio a todos, y de hecho, probablemente no podrían. Puede resultar costoso tanto desde un punto de vista administrativo como de beneficios”.

A continuación encontrarás nueve pasos para ayudarte a obtener el derecho de jubilarte por etapas:

1. Habla con tus compañeros de trabajo. Intenta encontrar a alguien en tu empresa que se esté jubilando por etapas, o que lo haya hecho hace poco, aconseja Rix. “Pregúntale cómo negoció, cuáles fueron sus experiencias y qué consejos puede darte”.

2. Sé claro respecto a tu visión. ¿Deseas trabajar a tiempo parcial en vez de a tiempo completo por un período fijo, digamos, disminuyendo el ritmo a una semana de cuatro días y luego quizás a una semana de tres días? ¿Cuál es tu plazo? “Tener una idea de cuándo terminaría tu jubilación por etapas ayuda a tu empleador a planificar tu reemplazo y podría lograr que estuviera más dispuesto a pensar en una jubilación gradual para ti”, señala Rix.

3. Esboza tus funciones exactas según el nuevo acuerdo. ¿Cuáles de tus responsabilidades laborales seguirías cumpliendo? ¿Quién realizaría las otras tareas? Piénsalo detenidamente desde el punto de vista de tu empleador para que puedas identificar las ventajas para la empresa, dice Rix: “¿Hay un subordinado o empleado de menor categoría prometedor que [al tú capacitarlo] podría eventualmente ocupar tu puesto? Esta es otra razón para tener en mente una fecha de partida, pues tu sucesor también necesita planificar”.

4. Establece una expectativa salarial. ¿Qué te haría sentir a gusto en términos de sueldo y beneficios? Saber a lo que aspiras ayuda a enmarcar la conversación. Pero puedes estar bastante seguro de que tendrás que aceptar un recorte de sueldo.

5. Amplía tu definición de “jubilación por etapas”. Decide lo que es importante para ti. ¿Deseas trabajar desde la casa o ir a la oficina? ¿Deseas un horario definitivo o una estructura más flexible enfocada en realizar el trabajo?

6. Resuelve los problemas especiales. Cali Williams Yost, fundadora de Flex+Strategy Group, sugiere que te preguntes: “¿Qué es algo con lo que mi empleador lucha constantemente, y cómo el mantener mi talento durante una jubilación por etapas resolvería este asunto?”. Por ejemplo, quizás te asignen solo proyectos especiales para los cuales nadie más tiene tiempo.

7. Usa la mentoría para negociar. “Vivimos en una época en la que a los gerentes les preocupa cada vez más tener mentores para los empleados más jóvenes [o los empleados nuevos] en el negocio”, dice Farrell. “Los presupuestos de capacitación por lo general se han recortado en años recientes. Cada organización —sin y con fines de lucro— está trabajando bastante duro, tratando de hacer más con menos”.

Eso hace de la mentoría algo muy valorado. Tú eres un empleado con experiencia. Conoces la industria y sabes cómo realizar el trabajo. Para un empleador, puedes representar una herramienta poderosa para capacitar a los sustitutos o acoger a los empleados de la generación del milenio en el departamento.

8. Inicia la conversación. Cuando tengas tu plan, programa una reunión con tu jefe. Hazlo con un año o más de anticipación, en particular si esto es algo nuevo para tu empresa. Sin embargo, no quieres dar señales de alarma. No debes dar la impresión de que no estás completamente comprometido con tu trabajo o que estás pensando irte.

Necesitas asegurarle a tu jefe que no buscas marcharte de repente, sino que intentas planear una transición sin problemas que beneficiará a la empresa a la larga.

9. Crea controles periódicos. Presenta tu propuesta como una prueba que incluye revisiones periódicas a fin de verificar qué funciona para el gerente y para ti.

“Una conversación periódica puede ayudar a minimizar cualquier duda y evitar posibles conflictos, mientras que maximiza las posibilidades de que gozarás tu jubilación por etapas”, dice Farrell. “La jubilación gradual necesita funcionar para ti, no solamente en términos financieros, sino que también debe mantener tu dedicación al trabajo que realizas y tu cercanía con colegas que te agradan”.

A fin de cuentas, como cantaron los roqueros de Bachman-Turner, no quieres “trabajar en nada todo el día”.

Kerry Hannon es la experta en empleos de AARP, autora de libros galardonados y una autoridad reconocida a nivel nacional en el ámbito de las transiciones profesionales y la jubilación. Su libro más reciente es Getting the Job You Want After 50 for Dummies. También escribió Love Your Job: The New Rules for Career Happiness y Great Jobs for Everyone 50+: Finding Work That Keeps You Happy and Healthy… and Pays the Bills. Hannon lleva más de 25 años cubriendo todos los aspectos de las finanzas personales para los medios de comunicación nacionales. Descubre más de Kerry en Kerryhannon.com.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Publicidad

seguro social
preguntas y respuestas

OFERTAS Y BENEFICIOS

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad