Del servicio militar al mercado laboral

8 pasos hacia una transición sin dificultades a un empleo civil.

Foto montaje de un hombre en el espejo con uniforme militar y al otro lado de civil - Del servicio militar al mercado laboral

Del servicio activo a la fuerza laboral civil: hay maneras de buscar empleo con éxito como veterano. — Getty Images

In English | Has cumplido tu término en las fuerzas armadas; eres de nuevo un ciudadano civil. Pensarías que los empleadores estarían locos por contratarte. Al fin y al cabo, serviste a tu país, eres colaborador, probablemente recibiste capacitación especializada y adquiriste valiosas experiencias de vida. Sobre todo, tienes una trayectoria de "no dejarte vencer".

La realidad, sin embargo, es que muchos empleadores se resisten a contratarte. Algunos temen que seas propenso al trastorno por estrés postraumático (TEPT) o a suicidarte, o que tengas otras enfermedades mentales o físicas que no te permitan desempeñar el trabajo.

Otros piensan equivocadamente que como veterano necesitarás ser supervisado más que los otros candidatos, porque estás acostumbrado a "seguir órdenes". Además, los empleadores pudieran no entender cómo tu experiencia y habilidades te capacitan para desempeñar los puestos que tienen disponibles.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email

"Pocos empleadores tienen como empleados a veteranos y no comprenden la milicia", lamenta la consultora Patra Frame, veterana de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y fundadora de Strategies for Human Resources en Alexandria, Virginia. Su organización se especializa en ayudar a los militares en su transición a la vida civil.

Los empleadores "no saben qué esperar, cuáles habilidades son comunes, la diferencia entre los que se alistan y los oficiales", explica ella. "Podrías tener que hacer más para ayudar a posibles empleadores a comprender cómo tus habilidades laborales, tu experiencia y tu carácter se aplican al puesto y satisfacen las necesidades del empleador".

Así que a continuación enumeramos ocho pasos para ayudarte a dar el salto del servicio militar al empleo civil de 9 a 5.

1. Autoevalúate. Haber servido como militar por 20 años "significa en la mayoría de los casos que nunca has escrito un currículo, realizado una entrevista de trabajo o solicitado un empleo", dice Diane Hudson, consejera profesional y escritora de currículos especializada en capacitar y preparar a veteranos. (También es la experta en la colocación de veteranos de Job-Hunt).

Así que comienza haciendo dos listas. La primera enumera las características de tu experiencia militar que deseas destacar en tu búsqueda de empleo. La lista podría incluir cosas tales como "liderazgo", "alto nivel de educación", "saludable/en forma", "libre de drogas" y "acreditación de seguridad del Departamento de Defensa".

Después, haz una lista de tus habilidades específicas, por ejemplo, contabilidad, ingeniería, mantenimiento de sistemas informáticos, seguridad, logística y demás. Investiga en internet para tener una idea de cuántas de tus habilidades se buscan en el mercado. Algunas veces el primer empleo suele ser con compañías contratistas de la industria de defensa. Pero otras personas van directamente al mundo laboral completamente civil. La contabilización de cuentas para una unidad militar, por ejemplo, no es tan distinta a la contabilización de cuentas para una oficina del Departamento de Vehículos de Motor.

Hudson cita el caso de un soldado de infantería que sirvió en el ejército por 23 años y se jubiló tras alcanzar el rango de sargento mayor de comando E-9. "Sentía que no tenía habilidades ni valor directo que ofrecer a las empresas en el país", recuerda Hudson. "Dijo que operaba tanques, armas y cavaba zanjas".

Juntos, establecieron que también había directamente supervisado, capacitado y evaluado a 40 personas, en apoyo de más de 2,000 tropas en cuatro países, con un inventario de 1,500 artículos y bienes materiales valorados en más de $65 millones, incluidos vehículos grandes. Sus áreas de especialización incluían gestión de personal, logística y operaciones.

Más tarde el soldado aceptó un puesto gerencial con una de las principales tiendas minoristas como experto en logística. Tenía responsabilidades de supervisión de varios cientos de empleados y múltiples almacenes, dice Hudson. "Dobló su salario y ahorró sus pagos de jubilación militar".

2. Convierte tus credenciales militares al "argot civil". "No es solo un cambio de trabajo, sino también un gran cambio cultural", dice Hudson. "Conoce los términos civiles o empresariales equivalentes a los acrónimos, la jerga, los rangos [y] el servicio militar".

La mayoría de los profesionales de la industria no saben, por ejemplo, que una Military Occupational Specialty (MOS, Especialidad ocupacional  militar) es un área de especialización. Podrían no comprender la diferencia entre un capitán del Ejército (un oficial subalterno) y un capitán de la Marina (un oficial superior).

Aunque suene increíble, existen sitios en internet que pueden traducir el argot de tu antiguo mundo a cosas que los civiles pueden comprender. Estos sitios incluyen a O*Net Resources Center y Military to Federal Jobs Crosswalk. Tu antiguo papel como subcomandante, por ejemplo, podría traducirse como equivalente a un vicepresidente ejecutivo, encargado de proyectos especiales para una empresa grande.

Utiliza este argot civil sin falta en tu currículo y en tus perfiles de LinkedIn y otros medios sociales. Y por supuesto, en entrevistas.

3. Sácale provecho a los programas gubernamentales. El programa de asistencia transicional Transition Assistance Program del U.S. Department of Veterans Affairs (Departamento de Asuntos de Veteranos de EE. UU.) debe ser tu última parada en uniforme. Ofrece una amplia variedad de talleres para ayudarte a explorar tus habilidades e intereses laborales, escribir un currículo y comprender qué es lo que buscan los empleadores civiles.

Tres talleres opcionales —Career Technical Training Track, Education Track and Entrepreneurship Track (Capacitación técnica, educacional y de iniciativa empresarial)— también están disponibles. Los que han prestado servicio militar pueden asistir a uno, dos o los tres talleres.

4. Busca empleadores que contratan a veteranos. Muchas compañías tienen programas dedicados para contratar a militares. Frecuentemente sus sitios web lo indican con claridad. Estos empleadores incluyen a AT&T, Bank of America, Boeing, Cisco Systems, Citibank, Comcast, CVS Caremark, Deloitte, General Electric, Google, Hewlett Packard, SAP, Walt Disney y Xerox. Puedes encontrar más en esta página especial de la Casa Blanca.

Las agencias federales contratan conforme a los términos de un programa de Preferencia a Veteranos. Esto, por supuesto, no te garantiza un trabajo. Básicamente significa que tu servicio militar inclinará la decisión a tu favor a la hora de escoger un candidato si reúnes los requisitos del trabajo y los demás factores son iguales a los de otros solicitantes.

5. Encuentra un mentor. La organización sin fines de lucro American Corporate Partners (ACP, Socios Corporativos de Estados Unidos) ofrece a veteranos recursos para el desarrollo profesional a través de mentores, consejeros profesionales y el desarrollo de redes de contacto. Su programa de mentores está disponible para todos los militares que sirven en la actualidad y a los veteranos que recientemente han cumplido su término (incluidos los miembros de las fuerzas de reserva y la Guardia Nacional) que después del 11 de septiembre del 2001 prestaron servicio activo por lo menos 180 días. Los cónyuges de veteranos fallecidos en servicio activo y los cónyuges de veteranos gravemente heridos después del 11 de septiembre también pueden participar.

Muchos de los consejos se ofrecen en tableros de anuncios en internet donde expertos en recursos humanos y profesionales experimentados contestan preguntas específicas —hechas por veteranos militares de todos los rangos y todas las edades— sobre los lugares de trabajo y la educación. Pero ACP también empareja a veteranos particulares con ejecutivos de empresas en relaciones más tradicionales de mentor y protegido. Empleados de empresas tales como Alcoa, Bloomberg, Fidelity, IBM, PNC y UPS participan actualmente.

6. Comienza a desarrollar tu red de contactos. Vuelve a conectarte con tus pares y antiguos jefes en LinkedIn y otros sitios de medios sociales.

O busca a grupos centrados en los militares. La Military Officers Association of America (Asociación de Oficiales Militares de Estados Unidos) ofrece ferias de empleo para militares por todo el país y tiene una lista de empleos en su sitio web, además de un recurso interactivo que te ayuda a prepararte para entrevistas. Tiene un grupo en LinkedIn de contactos profesionales. Los eventos e información están disponibles para todos los militares, reservistas y miembros de la Guardia Nacional en servicio activo, jubilados o exmilitares de todos los rangos y sus cónyuges, además de los empleados de agencias gubernamentales.

7. Actualiza tus conocimientos. Aprendiste mucho mientras eras militar, pero siempre se puede aprender más. Innumerables programas ayudan a los exmilitares con esa tarea. La 2016 Guide to Veteran Education Benefits (Guía de Beneficios Educativos para Veteranos 2016), publicada por AccreditedOnlineColleges.org, te informará sobre subvenciones, becas, y otros recursos educativos.

8. Aprende a destacarte en las entrevistas. Cuando te llamen para entrevistarte con el gerente de contratación, recurre a tu antigua confianza militar. Pero asegúrate de utilizar palabras del mundo civil. No te preocupes por parecer formal. "Pocos militares son tan formales como muchas personas civiles esperan, aunque es difícil de cambiar la tendencia de decir 'a sus órdenes'", dice Frame con una risotada.

Kerry Hannon se especializa en segundas carreras y es autora galardonada.  Su último libro es Getting the Job You Want After 50 for Dummies (Cómo conseguir el empleo que deseas después de los 50 años para Dummies). También escribió Love Your Job: The New Rules for Career Happiness (Ama tu trabajo: las nuevas reglas para la felicidad laboral) y Great Jobs for Everyone 50+: Finding Work That Keeps You Happy and Healthy… and Pays the Bills (Excelentes empleos para todas las personas de 50 años o más: cómo encontrar un trabajo que te mantenga contento y saludable... y capaz de pagar las cuentas). Descubre más de Kerry en Kerryhannon.com. 

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Publicidad

seguro social
preguntas y respuestas

OFERTAS Y BENEFICIOS

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad