AARP The Magazine

Vocación en una misión social

Salvar el mundo como segunda carrera

Cada vez más trabajadores mayores de 50 hacen servicio social a través de organizaciones sin ánimo de lucro.

Im Ja Park Choi, Victor Schachter, más de 50 años y salvando el mundo a través de una fundación sin ánimo de lucro.

Trabajadores mayores de 50 años se están reinventando a sí mismos en segundas carreras y llevando el trabajo no lucrativo a nuevas alturas. — Brad Swonetz

In English |  ¿Qué hace falta en estos días para marcar una diferencia en tu comunidad? Un currículo impresionante y apoyo financiero. Bill Gates, de 58 años, fundador del coloso de la tecnología Microsoft, ahora dirige la Bill and Melinda Gates Foundation, en tanto el expresidente Bill Clinton, de 68, fundó la Clinton Foundation, ambas fundaciones sin fines de lucro con activos por valor de $40,000 millones ($40 billion) y $250 millones, respectivamente.

Pero no necesitas que tu nombre sea reconocido instantáneamente ni una gran chequera para asumir el desafío. De hecho, la cantidad de entidades sin fines de lucro registradas aumentó un 21.5% del 2001 al 2011, según el Urban Institute; otro estudio reciente estima que actualmente 9 millones de personas de entre 44 y 70 años trabajan para organizaciones con fines sociales, ya sea luego de jubilarse o como segundas carreras. “El crecimiento de los mayores de 50 que inician asociaciones sin fines de lucro y otras organizaciones de impacto social está alimentado por el cruce de dos poderosas tendencias: el espíritu emprendedor en la edad madura y los segundos actos para el bien supremo”, dice Marc Freedman, fundador y director ejecutivo de Encore.org. Todo lo que verdaderamente se necesita es: empatía, energía, pasión y persistencia, atributos compartidos por los cuatro fundadores de entidades sin fines de lucro aquí citados.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email

Claire Bloom, más de 50 años y salvando el mundo a través de una fundación sin ánimo de lucro.

Claire Bloom recurrió a sus ahorros para ayudar a los estudiantes a combatir el hambre. — Brad Swonetz

Claire Bloom, 67 años

Fundadora y directora ejecutiva, 
End 68 Hours of Hunger

Somersworth, Nuevo Hampshire

Cuando Claire Bloom concurrió a la reunión mensual de su club de lectura, en octubre del 2010, esperaba una conversación animada sobre la última novela analizada. En cambio, la oficial naval retirada terminó ofreciéndose como voluntaria para una nueva misión en su vida. Una maestra del grupo mencionó que algunos estudiantes combatían el hambre desde el momento en que recibían un almuerzo gratis en la escuela los viernes hasta que regresaban los lunes para el desayuno: 68 largas horas. Bloom dice que se prometió a sí misma: “No puedo permitir que esto suceda”.

Mira también: ¿Hay un trabajo para mí en organizaciones sin fines de lucro?

Pronto lanzó End 68 Hours of Hunger (Terminemos con las 68 horas de hambre), donando $10,000 de sus ahorros como capital inicial. En un principio, alimentó a 19 niños en un pueblo de Nuevo Hampshire. Ahora, su organización provee alimentos envasados no perecederos para preparar comidas para más de 1,000 chicos cada fin de semana en California, Maine, Massachusetts y Nuevo Hampshire. “Es un programa totalmente anónimo”, señala Bloom. “Así que nuestros voluntarios no tienen ni idea de quiénes son esos niños”. Las escuelas eligen a los comensales.

Ella es sumamente organizada; no recibe un salario e insiste en que sus aproximadamente 600 colegas voluntarios hagan lo mismo. “Es increíblemente atractivo para los donantes poder saber que el 100% del dinero que donan es para comprar alimentos para los niños, y que ni un centavo va a parar a los bolsillos de nadie”, dice.

Además de donaciones corporativas, Bloom busca subvenciones institucionales, las que permiten que la organización provea a sus oficinas locales de un stock de mercadearía y los elementos necesarios para comenzar. Claire atribuye el éxito de la organización a su entrenamiento militar. Ella sabía cómo pararse frente a un grupo de gente a la que no conocía y darles instrucciones, una destreza fundamental para emprendedores sociales que frecuentemente le piden dinero o tiempo a extraños.

Ella se describe como una microgerente, así que “la manera en que yo manejaba las cosas tuvo que cambiar”. Dice Bloom: “La conclusión, que no es difícil de imaginar, es que hay un trabajo sencillo para hacer: alimentar a los niños”.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Publicidad

seguro social
preguntas y respuestas

OFERTAS Y BENEFICIOS

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad