Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Encuesta

Juegos

Rompecabezas

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

Conozca su
horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre su signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

comunidad en línea
Foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

Programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Redes sociales

Adicto a Facebook

¿Es posible tener demasiados amigos? Aquí está alguien para comprobarlo.

Adicto a Facebook

— Chris Mueller / Ilustración: Bryan Christie Design

Estuve de acuerdo en estudiar la situación. Pero, en vez de acudir a un terapeuta, acudí —¿dónde si no?— a Facebook. En el sitio de Facebook encontré un examen para determinar si tenía lo que se conoce como Facebook Addiction Disorder (FAD, Desorden de Adicción a Facebook). El examen incluía 20 preguntas que había que ubicar en una escala creciente de adicción, de 1 a 5; entre ellas, las siguientes: ¿con qué frecuencia teme que la vida sin Facebook sería aburrida, vacía y sin alegría? (Respondí 3); ¿con qué frecuencia otras personas de su vida se quejan de la cantidad de tiempo que dedica a Facebook? (5). Terminé con un puntaje de 70 en una escala de 1 a 100. El diagnóstico: “usted está experimentando problemas ocasionales o frecuentes debido a Facebook”.

Todavía no estaba loco, creo. Sin embargo, a medida que el tiempo fue pasando —y crucé la marca de los 500 amigos— comencé a sentir que estaba atrapado en un juego sin fin del que era cada vez más difícil retornar. El antropólogo Robin Dunbar, Ph.D., de Oxford, llegó a la conclusión de que la capacidad cognitiva del cerebro humano limita el tamaño de las redes sociales que podemos mantener. En otras palabras, afirma Dunbar, el límite exterior para la amistad humana es aproximadamente 150. Tan pronto como mi círculo de amigos excedió el número de Dunbar, me di cuenta de que la experiencia se volvió menos íntima y más parecida a mirar televisión.

También me sorprendió descubrir que, a medida que mi lista de amigos crecía, mi grupo personal, formado por siete u ocho personas que regularmente comentaban mis publicaciones, no crecía proporcionalmente. Además, mantener a todos entretenidos con anécdotas graciosas y charlas personales me estaba insumiendo un montón de tiempo que podría haber sido mejor utilizado tomando un café con amigos reales.

Entonces, algo gracioso sucedió: Al Pacino aceptó una invitación mía. Algunas personas pensaron que era un impostor, porque su perfil desapareció, sin aviso, una semana más tarde. Pero su comentario final fue un clásico “Al Pacino se ha hecho amigo de sí mismo”.

Viniese o no del mismísimo Al, la ocurrencia sonó verdadera. ¿Estaba alguien tratando de enviarme un mensaje?

Finalmente, me di por vencido y acudí a una terapeuta amiga, Florence Falk, autora de On My Own (Three Rivers, 2008), un libro totalmente novedoso acerca de la soledad. Falk me recordó que no había atajos para construir amistades fuertes, digitales o de otro tipo. “Primero, necesitas mirar hacia adentro y encontrar qué está faltando en tu vida, qué hueco estás intentando llenar —señaló—. Luego, debes preguntarte a ti mismo: ¿es Facebook el lugar indicado para hacer conexiones profundas e íntimas?”

Para ese entonces, la respuesta era obvia. Más allá de la cantidad de conquistas que hiciera, Facebook nunca llenaría mi necesidad de intimidad y amor. De modo que comencé a aflojarme, dejé de ingresar a Facebook en el trabajo y limité mi exposición a las noches y los fines de semana. Me sentí felizmente liberado. Era emocionante volver a tener pensamientos privados y el tiempo y la energía para ser amigo de mí mismo.

Comencé a pintar otra vez. El próximo domingo planeo plantar peonías en el patio del frente y surtir el estanque de peces con crías de carpas. Tal vez, hasta lea un libro. Con respecto a Barbara, estamos planeando celebrar, este verano, nuestro aniversario número 25 en los Adirondacks. Yo ya sé cuál será mi regalo para ella —y para mí—: seis noches y siete días sin Facebook.

Hugh Delehantly es redactor jefe y vicepresidente senior de publicaciones en AARP.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Recursos de seguridad
en línea

Recursos gratuitos

Resguarde su información personal en línea. Ir

 

Internet seguro

Tome precauciones antes de usar internet. Ir

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.