¿Piensas hacer un 'detox'?

Conoce cómo reacciona tu cuerpo antes de comenzar.

Vaso con un jugo verde decorado con rebanadas de pera - Cómo reacciona tu cuerpo ante un detox

Los 'detox' están de moda, pero si decides hacerte uno, primero deberías saber cómo reacciona tu cuerpo. — Getty Images

Seguramente han escuchado hablar de los “detox”, un término que ha cobrado popularidad en los últimos años y que nada tiene que ver con el concepto médico de desintoxicación por alcohol, estupefacientes u otras sustancias adictivas.

La moda enfocada a optar por lo natural, saludable y, por supuesto, los cuerpos esbeltos, tiene un nuevo instrumento. Hablo de las dietas para desintoxicarnos de químicos dañinos que ingerimos o respiramos todos los días. Sin embargo, debemos recordar que el cuerpo humano cuenta con un excelente mecanismo de desintoxicación propio, llevado a cabo por el hígado. Este órgano tiene, entre otras importantes funciones, la de depurar el organismo de sustancias tóxicas tanto propias como exógenas.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

¿Qué proponen los “detox” comerciales?

Hay múltiples tipos de “detox” comerciales. Algunos prometen eliminar toxinas y “limpiar” el hígado, los riñones y el colon con programas de dos días a base de vegetales, tés y jugos de fruta. Otros proponen largos esquemas restrictivos de varias semanas de duración y con alimentos mínimamente procesados.

Todo eso sería ideal, pero la realidad es que:

Primero, no existe evidencia científica confiable. No se han realizado estudios para demostrar los beneficios reales de estos esquemas de alimentación con características tan específicas. Pese a esto, más del 90% de los médicos naturistas recurren a los “detox” en su práctica diaria para prevenir trastornos del sistema digestivo, enfermedades autoinmunes, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y la tan temida inflamación. Está demostrado que esta última favorece el desarrollo de múltiples padecimientos desde diabetes tipo dos y enfermedades cardiovasculares hasta el cáncer. Además, estos profesionales de la salud a menudo agregan a la lista de beneficios de los “detox” la tan deseada pérdida de peso.

¿Qué ocurre en el cuerpo cuando hacemos una de estas dietas?

- La restricción calórica propuesta por la mayoría de estos esquemas de alimentación provoca una disminución de las defensas del organismo y esto lo vemos reflejado en una mayor susceptibilidad a contraer infecciones. Es común que al término de una dieta para desintoxicarse, la persona adquiera, por lo menos, un catarro.

- Durante los “detox” se suele ingerir una cantidad de proteínas inferior a la que el cuerpo necesita, de ahí representan especial riesgo para las personas adultas mayores por la posibilidad de acelerar la sarcopenia, es decir, la pérdida de tejido muscular que ocurre con la edad y que conlleva un correspondiente aumento de grasa corporal. Por esto, el Dr. Richard L. Shriner, de la University of Florida, recomienda que los adultos mayores que desean bajar de peso consuman una dieta con un máximo de 60 gramos de carbohidratos y más de 80 gramos de proteínas al día.

- La mayoría de estos regímenes alimenticios advierten que, como parte del proceso de desintoxicación la persona podría sufrir de dolor de cabeza, náuseas, cansancio, ansiedad e insomnio. Estas manifestaciones clínicas que experimentan la mayoría de los que hacen las dietas, se presentan justamente cuando existe una deficiencia de energía en el cuerpo. Se deben más a una restricción calórica que a la supuesta eliminación de toxinas del mismo. Además, el ayuno propicia la secreción de cortisol —popularmente conocida como la hormona del estrés— que abre el apetito, generando un efecto de rebote en la báscula después del “detox”

El peligro que representan

La Administración de Medicamentos y Alimentos  (FDA, por sus siglas en inglés) ha tomado acción contra diversas compañías que venden productos “detox” debido a la  publicidad falsa. Algunas de estas dietas prometen el supuesto tratamiento de enfermedades graves; otras, incluso, contienen ingredientes potencialmente riesgosos. Los jugos no pasteurizados o debidamente tratados pueden contener bacterias capaces de generar infecciones graves que podrían poner en peligro la vida de adultos mayores. Además, la ingesta de cantidades excesivas de jugo con alto contenido en oxalatos puede ser dañina para personas con trastornos renales. Ni se diga el riesgo que estas representan para quienes viven con diabetes y reciben una carga de azúcar en cada vaso de estos jugos de frutas.

¿Qué hacer entonces?

Si bien es una realidad que algunos alimentos pueden contribuir a depurar el cuerpo de ciertas sustancias químicas que en exceso podrían resultar nocivas, hoy por hoy no podemos considerar que hacer regularmente dietas “detox” nos mantenga saludables. La recomendación para toda persona que desee optar por una vida sana es consumir una dieta balanceada, aumentar razonablemente la ingesta de vegetales, evitar las bebidas azucaradas y alcohólicas, tomar más agua, mantenerse lejos de las drogas y hacer ejercicio cotidianamente.

 

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Publicidad

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad