En forma

7 maneras de perder peso —incluso esas últimas cinco libras

Agentes ocultos podrían ser los culpables cuando no alcanzas tus metas dietéticas.

In English l Has seguido dietas y hecho ejercicio, y todavía no logras perder esas últimas cuantas libras. Resulta que otros factores —desde las toxinas en tu hogar hasta tus costumbres en el uso del teléfono celular— podrían sabotear tus esfuerzos. Continúa leyendo para informarte sobre algunas maneras sorprendentes de aumentar tus probabilidades de triunfar.

Vea también: 12 consejos prácticos para perder peso rápidamente.

Imagen de alimentos y objetos que aumentan tu peso - Formas de perder peso sin hacer dieta

Podría sorprenderte qué es lo que te impide perder esas libras que tienes de más. — Foto: Levi Brown

1. Evita las toxinas ambientales

Si guardas las sobras de tus comidas en recipientes plásticos, acumulas recibos viejos y ni lo piensas antes de comerte una o dos uvas sin lavarlas, podrías exponerte a sustancias químicas que impiden la pérdida de peso. "Estas sustancias hacen que el metabolismo se torne más lento y aumentan el apetito o afectan a las hormonas del cuerpo, tal como el estrógeno, para provocar el aumento de peso", dice el endocrinólogo Scott Isaacs, autor de Beat Overeating Now!

Lo que puedes hacer: Según un estudio nuevo publicado en JAMA, los recibos de cajas registradoras térmicas, cuando las personas se exponen repetidamente a ellos, son una fuente considerable de BPA, una sustancia química, así que desecha esos recibos viejos. Además, para evitar la exposición al BPA, conserva los alimentos (especialmente si todavía están calientes) en recipientes de vidrio. Y lávate las manos frecuentemente cuando estés en el trabajo; los compuestos PBDE son tóxicos y se encuentran a menudo en las alfombras y muebles de oficina. Para evitar los pesticidas en los alimentos, lava bien las frutas y verduras, y cuando te sea posible, compra de cosechas orgánicas —especialmente las frutas "sucias" tales como las manzanas, bayas y melocotones—.

2. Enfría el ambiente

Lo bueno: el cuerpo contiene un tipo de tejido graso que aumenta el metabolismo. Se denomina tejido graso marrón o pardo, y quema calorías para mantener calientes los órganos. Lo malo: las personas obesas tienden a tener una menor cantidad de este tejido. (También perdemos este tejido que nos mantiene esbeltos con la edad). ¿Una posible razón? Las personas se sienten demasiado cómodas —gracias a los sistemas modernos de calefacción y aire acondicionado— como para estimular la actividad del tejido graso marrón. "En la actualidad vivimos en una primavera perenne", dice el médico Francesco Celi, catedrático de la Division of Endocrinology and Metabolism (División de Endocrinología y Metabolismo) en la Facultad de Medicina de la Virginia Commonwealth University.

Lo que puedes hacer: Ajusta el termostato para mantener la temperatura más baja. Según nuevas investigaciones en las que Celi figura como coautor, las temperaturas frías hacen que los músculos produzcan la hormona irisina, que estimula la actividad y el desarrollo del tejido graso marrón. No es necesario ajustar el aire acondicionado al máximo ni apagar la calefacción en enero, pero según las investigaciones de Celi, bajar la temperatura del termostato de 75 a 68 grados estimula el tejido graso marrón y permite que el cuerpo queme unas 100 calorías adicionales al día.

3. Revisa tus medicamentos

El aumento de peso puede ser un efecto secundario de los medicamentos recetados, dice el doctor Lawrence J. Cheskin, director del Johns Hopkins Weight Management Center (Centro para el Control del Peso de Johns Hopkins) en Baltimore. Por ejemplo, algunos medicamentos para tratar la diabetes, tales como la insulina y las sulfonilureas, podrían estimular el apetito; por consiguiente, controlar el peso —la clave para manejar la enfermedad— se hace más difícil. Los antidepresivos tales como la amitriptilina y mirtazapina (marcas Elavil y Remeron) están asociados al aumento de peso, también. De hecho, las personas que toman ciertos fármacos para los trastornos psiquiátricos son hasta tres veces más propensas que las demás personas a ser obesas.

Lo que puedes hacer: Averigua si el aumento de peso es uno de los efectos secundarios de tu medicamento, y si lo es, consulta con tu médico para ver si tiene sentido cambiar la dosis o el medicamento. Podría sustituir otro medicamento para la diabetes tal como la metformina, que se ha relacionado con la pérdida de peso. De manera similar, según un estudio del 2010, los antidepresivos fluvoxamina, desipramina y trazodona (marcas Luvox, Norpramin y Desyrel, respectivamente) no están asociados al aumento de peso. Una advertencia: siempre consulta con tu médico antes de dejar de tomar cualquier medicamento.

Siguiente: Utiliza tu teléfono celular para aumentar tu nivel de actividad. » 

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Blogs

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.