Lo que come Bill Clinton

Bill Clinton explica por qué se convirtió en vegano

El cuadragésimo segundo presidente de Estados Unidos explica cómo puedes —y por tu salud debes— aprender a disfrutar del consumo de vegetales, también.

Clinton recuerda que tomó la decisión de cambiar una mañana de febrero del 2010 cuando se despertó sintiéndose cansado y con aspecto pálido. Su cardiólogo rápidamente lo internó en el New York-Presbyterian Hospital, donde fue sometido a una cirugía de emergencia para colocarle un par de stents. Una de sus venas colapsó, una complicación frecuente después de haberse sometido a una cirugía de cuatro bypass en el 2004.

En una conferencia de prensa posterior, Clinton recuerda, sus médicos trataron de "tranquilizar al público y explicar que yo no estaba al borde de la muerte, sino que se trataba de algo normal". Poco tiempo después, él recibió un "mordaz" mensaje de correo electrónico del Dr. Dean Ornish, el renombrado experto en dietas y enfermedades cardíacas.

"Sí, es normal," escribió Ornish, un viejo amigo, "porque los tontos como tú no se alimentan como deberían".

Animado a poner en práctica su decisión, Clinton empezó por leer nuevamente el Programa del Dr. Dean Ornish para revertir enfermedades cardíacas, que supone un régimen estricto, con bajo contenido graso, basado en vegetales y dos libros que eran incluso más estrictamente veganos: Prevent and Reverse Heart Disease, por el Dr. Caldwell Esselstyn, y The China Study, por el bioquímico de Cornell, el Dr. T. Colin Campbell. (Cuando sufrí un infarto a fines de noviembre del 2010, Clinton me envió los tres libros).

"Simplemente decidí que era una persona de alto riesgo y que ya no quería hacer más tonterías. Quería vivir para ser abuelo", dice Clinton. "Así que decidí elegir la dieta que consideré podía maximizar mis posibilidades de supervivencia a largo plazo".

"Simplemente decidí que era una persona de alto riesgo y que ya no quería hacer más tonterías. Quería vivir para ser abuelo", dice Clinton

Pásame la quínoa
Mientras conversamos, Clinton disfruta de cada bocado y se sirve nuevamente quínoa y frijoles. Todavía tiene un gran apetito pero lo que le gusta comer es obviamente bueno para él.

Este giro de 180 grados de la noche a la mañana —motivado no solo por su propio deseo de vivir sino por los objetivos que ha establecido para su fundación— es una prueba de su disciplina. Preocupado por el incremento de las enfermedades relacionadas con la alimentación entre los estadounidenses de todas las edades, él y la Clinton Foundation están comprometidos con la promoción de estilos de vida más saludables, con efectos significativos sobre las finanzas de la nación, la calidad de vida e incluso el cambio climático, que se ve exacerbado por la producción de carne. "Quería hacerlo porque este trabajo relacionado con la salud y el bienestar que he estado haciendo es cada vez más importante para mí", afirma.

Para la mayoría de los estadounidenses de la generación de Clinton —especialmente aquellos como él que crecieron en lugares como Arkansas, donde la carne de cerdo asada y el bagre rebozado con harina de maíz dominan la cocina local— el recorte del consumo de carne, pescado y productos lácteos representa una privación muy radical. Pero Clinton se adaptó rápidamente. "En realidad lo que me resultó más difícil —más que dejar la carne de vaca, el pavo, el pollo y el pescado— fue dejar el yogur y el queso duro", afirma. "Me encantan esas cosas pero realmente marcaron una gran diferencia cuando tomé la decisión de abandonarlos".

Ya no tiene antojo de filetes pero el pan es un potencial escollo. "Es necesario controlar los carbohidratos muy procesados", afirma. Cuando Caldwell Esselstyn vio una foto de él en internet, cenando un panecillo en un banquete, el reconocido médico le mandó un mensaje electrónico muy tajante: "Te recordaré una vez más que he tratado a muchos veganos por enfermedades cardíacas".

Siguiente: El menú diario de Clinton. »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

hablan
los expertos

video
Ensalada de quinoa con salmón a la naranja

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

blogs

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.