Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Centros de atención médica

Los hospitales más seguros de EE. UU.: Experiencias y lecciones

Todos los años cientos de personas mueren por errores en los hospitales, ¿qué están haciendo los centros médicos para evitarlo?

Herramienta de Salud de AARP

Mi Historial de Salud con AARP  Considera esta herramienta segura y práctica que te ayuda a administrar la información de salud de tu familia.    Más herramientas

Actualmente, el hospital coloca los insumos en las habitaciones de los pacientes y se realiza "traspaso de información", es decir cuando un enfermero transmite la información del paciente al siguiente enfermero, al costado de la cama. "Es mucho más seguro para el paciente y más gratificante para nosotros", afirma Janet G. Streifel, enfermera profesional.

Los enfermeros en el Homestead Hospital en Homestead, Florida, llevan a cabo rondas regulares para poder prever las necesidades de los pacientes, en lugar de esperar a responder a un llamado desesperado. "Eso evita que los pacientes traten de bajar de la cama para ir al baño por su cuenta", dice la enfermera profesional Gail Gordon, vicepresidenta y jefa de enfermería. Acudir al llamado de la naturaleza es una de las principales causas de caídas en los hospitales, lo que afecta al 15 % de los pacientes y provoca lesiones graves en el 30 % de los casos.

Por último, los enfermeros del Sentara CarePlex Hospital en Hampton, Virginia, realizan rondas especiales para examinar la piel de los pacientes con riesgo de padecer úlceras por decúbito o escaras que pueden provocar dolor e incluso una infección mortal.

Seguridad en el diseño

Cuando los hospitales más importantes tienen la posibilidad de construir un edificio nuevo, la seguridad del paciente es clave en el diseño. Analicemos el caso del Englewood Hospital and Medical Center en Englewood, Nueva Jersey. La sala de emergencia del hospital, que se inauguró en el 2009, tiene habitaciones privadas separadas por puertas de vidrio opaco corredizas. "La antigua sala de emergencia tenía cortinas para separar a los pacientes", dice Bettyann Cifu, directora de Desarrollo de Calidad y Acreditación de Englewood. "No había privacidad. Si otro paciente podía escuchar, los pacientes no informaban factores cruciales".

En Chicago, los pacientes en las relucientes instalaciones del Rush University Medical Center, llamadas Tower, se alojan en habitaciones privadas para evitar la propagación de infecciones. Y es posible presurizar negativamente las habitaciones para que el aire proveniente de los pacientes contagiosos se expulse del edificio en lugar de circular por el interior.

Lo que es más importante, todas las habitaciones son iguales. "Al entrar en la habitación de un paciente, quizás necesite encontrar algo rápidamente", explica el doctor David Ansell, director médico del hospital Rush. "Los insumos, como el oxígeno, están en el mismo lugar en todas las habitaciones".

Trabajo en equipo y transparencia

Los médicos siempre han estado en la cima de la jerarquía médica en este país, y eso, dicen los expertos, a menudo hace que los enfermeros y el personal auxiliar duden a la hora de decir lo que piensan, incluso cuando noten que se va a producir un desastre. "Durante 150 años, les hemos enseñado a los médicos que ellos son los jefes, que saben más que todos. En realidad, les hemos enseñado a ser muy individualistas", dice Leape, del Harvard School of Public Health. "Esto no sirve en la medicina del siglo XXI".

Los hospitales más seguros del país reconocen esto y han trabajado arduamente para cambiar la cultura, por ello, les piden a los enfermeros y técnicos que hablen en caso de detectar un problema. No siempre ha sido así. Al principio del proceso de transformación del hospital Virginia Mason, una enfermera notó que a un paciente de cáncer no le habían realizado el ecocardiograma que forma parte del protocolo estándar antes de iniciar la quimioterapia. Se lo mencionó al médico del paciente. Este, disgustado, le ordenó que de todos modos iniciara el tratamiento, pero ella, en cambio, llamó al jefe de servicios oncológicos, quien la apoyó. Cuando el médico le recriminó por lo que hizo, ella informó a las autoridades a través del sistema de alerta de seguridad de pacientes, lo que generó la suspensión temporal del médico en el hospital Virginia Mason. 

La cultura institucional también está cambiando, aunque de manera lenta, a medida que los hospitales reconocen más abiertamente sus errores. Los hospitales generan confianza cuando admiten sus errores, dice Richard C. Boothman, director ejecutivo de Seguridad Clínica de los University of Michigan Hospitals and Health Centers. El promovió el modelo de Divulgación, disculpa y oferta del sistema de salud, por medio del cual se informa rápidamente a los pacientes los errores cometidos, se les pide disculpas y se les ofrece una indemnización. Para entender lo inusual que es esta política, tenga en cuenta que los hospitales informan a los pacientes en forma inmediata cuando se comete un error en el 2 % de los casos, de acuerdo con un estudio realizado en el hospital Johns Hopkins.

Michigan también controla las tasas de infección de cada médico y aparta a los que obtengan valores atípicos, no como castigo sino para capacitarlos nuevamente. El Beth Israel Deaconess Medical Center en Boston publica sus tasas de infección y error en su sitio web, como una forma de rendir cuentas al público.

Virginia Mason recibió muchas críticas por la muerte de Mary McClinton, pero con el transcurso del tiempo, el personal y los miembros de la comunidad coinciden en que ese fue el momento clave, a partir del cual el hospital comenzó a cambiar verdaderamente su cultura sobre seguridad. Y como voto de confianza personal, Gerald, el hijo de McClinton decidió operarse de la rodilla en el Virginia Mason hace dos años. "Fue una de las decisiones más difíciles que he tenido que tomar, pero me atendieron muy bien", dice Gerald, quien es propietario de una empresa inmobiliaria en Seattle. "Siempre y cuando mantengan su postura de tratar de convertir al hospital en uno de los más seguros del mundo, tendrán mi respaldo".

Cuatro formas de protegerse

1. Verifique los antecedentes. Procure que el hospital se encuentre autorizado por The Joint Commission, la principal organización responsable de la acreditación de los hospitales en EE. UU. (qualitycheck.org).

2. Haga preguntas. "Está comprobado que cuando los pacientes participan activamente de su propia atención, obtienen mejores resultados", afirma el médico Peter J. Pronovost, experto en seguridad de los pacientes en Johns Hopkins.

3. Concurra con un acompañante. Es útil tener otro par de ojos y oídos para supervisar su atención. "Dormí en un catre junto a la cama de mi mamá durante dos días cuando estuvo internada", cuenta el médico Robert M. Wachter, subdirector del Departamento de Medicina de la University of California, San Francisco.

4. Sea persistente. Asegúrese de que los proveedores sigan los procedimientos estándar para realizar prácticas comunes como la colocación de vías intravenosas.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video
Entendiendo los costos médicos

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

entienda su
diagnóstico