Conoce más

Cerrar
Enterprise: Foto de carro rentado

Budget Rent a Car

Ahorros exclusivos para los socios


Tarjeta del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Pepperoni pizza - Papa Johns

Papa John's

Los socios ahorran todos los días

Compartir es Vivir

Compartir es Vivir

Encuentra oportunidades de voluntariado

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Su salud importa

Haga las preguntas difíciles

No se vaya del consultorio del médico sin las respuestas que necesita.

“Los días de ‘el médico sabe lo que es mejor’ se están acabando, y la relación es más una interacción”.

Cuando conoció a la doctora, Carpenter no empezó preguntando: “¿Voy a morirme?”, sino que planteó inquietudes más inmediatas. “No solo le pregunté a la doctora si se había lavado las manos, sino que también la interrogué acerca de la educación, la capacitación y el talento de los colegas que estarían asistiéndola”.

A muchos pacientes les cuesta hablar si los médicos parecen despectivos o insensibles, aunque por fuera se muestren abiertos a la comunicación.

Rackner, de Medical Bridges, dice que muchas personas fueron criadas “a la antigua”, es decir, a ser “buenos” pacientes. “Ser educado era más importante en el consultorio del médico que en la iglesia”. Shulkin piensa que la actitud está cambiando. “Los días de ‘el médico sabe lo que es mejor’ se están acabando, y la relación es más una interacción”.

Diálogo entre el paciente y el médico

Mientras que los pacientes necesitan expresar sus inquietudes y hacer preguntas, los médicos necesitan practicar la comunicación de la forma como la considera la doctora Moira Stewart, profesora del Center for Studies in Family Medicine (Centro para Estudios de Medicina Familiar), de la University of Western Ontario, como una “comunicación centrada en el paciente” —es decir, que presta atención no solo a la enfermedad, sino también a la experiencia del paciente con la enfermedad—. Su investigación muestra que cuando este tipo de intercambio sucede, el paciente es sometido a menos pruebas diagnósticas y derivaciones, y su salud mejora.

Cuando se interrumpe la comunicación, hay una “serie de consecuencias”, dice Stewart. Por un lado, la recuperación es más lenta. “Los pacientes que sufren una enfermedad aguda deberían mejorar en seis semanas, pero no lo hacen”, dice Stewart. Es menos probable que tomen sus medicamentos según las instrucciones de su médico y es más probable que sean sometidos a estudios innecesarios y vuelvan a ser hospitalizados.

Tener que volver a ingresar es difícil para el paciente, pero estos repetidos regresos al hospital también inflan la carga financiera sobre el sistema de cuidado de la salud. Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine descubrió que uno de cada cinco pacientes de Medicare vuelve a ser hospitalizado antes de cumplir un mes de haber sido dado de alta.

La razón: no se les informa claramente cómo cuidarse en sus hogares. Los investigadores estimaron que el costo de estos regresos no planeados fue de $17,4 mil millones en el 2004.

El 78 % de los 140 pacientes interrogados no había entendido las instrucciones para su cuidado después de abandonar la sala de urgencias.

En otro estudio publicado en julio del 2008 en Annals of Emergency Medicine, la doctora Kirsten Engel, especialista en Medicina de Urgencias de Feinberg School of Medicine de Northwestern University, y sus colegas, se centraron en la comprensión de los pacientes en cuatro áreas: diagnóstico, tratamiento en la sala de urgencias, instrucciones para el cuidado en el hogar e instrucciones en el momento del alta hospitalaria.

"Hallamos que el 78 % de los 140 pacientes interrogados no había entendido las instrucciones para su cuidado después de abandonar la sala de urgencias”, dice Engel.

Además, continúa Engel, “solo el 20 % reconoció que tenía dificultades para comprender la información que se le daba”. De modo que si un paciente no sabe qué es lo que no sabe, ¿cómo proseguimos?

“Tener una conversación significativa con un profesional de la salud es una habilidad que debe desarrollarse”, dice Nancy Whitelaw, directora del Center for Healthy Aging (Centro para el Envejecimiento Saludable) del National Council on Aging (Consejo Nacional sobre el Envejecimiento). “Existen programas accesibles y económicos, disponibles en la comunidad, que dan a las personas la confianza necesaria para mantener conversaciones con sus médicos”.

Desarrollar esa habilidad puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte. “Aprendemos que no es educado discutir”, dice el capitán jubilado Carpenter. “Pero uno tiene que ocuparse de su propia salud. Ser pasivo cuesta caro”.

Siguiente: Haga preguntas inteligentes. »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?