Conoce más

Abrir
Enterprise: Foto de carro rentado

Budget Rent a Car

Ahorros exclusivos para los socios


Tarjeta del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Pepperoni pizza - Papa Johns

Papa John's

Los socios ahorran todos los días

Compartir es Vivir

Compartir es Vivir

Encuentra oportunidades de voluntariado

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Consejos

Cómo protegerse de negligencias médicas y errores en los hospitales

El hospital podría ser el peor lugar si está enfermo.

La cantidad de pacientes que muere anualmente a causa de errores hospitalarios equivale a cuatro aeronaves que se estrellan semanalmente - Avión mostrado desde arriba.

— Foto de Getty Images

En un programa lanzado en el 2004, más de 100 unidades de terapia intensiva de Michigan lograron reducir estas infecciones en dos tercios —y salvaron unas 1.500 vidas en 18 meses—, gracias al uso de una breve lista de verificación para las prácticas de manipulación de catéteres y a un cambio cultural orientado a que todo el personal hospitalario se sumase a esta iniciativa. Los hospitales de todo el país asumieron el desafío, y los resultados que se obtuvieron fueron impresionantes.

El inconveniente está en que existen muchos otros problemas que quizá no puedan abordarse mediante un simple proceso que pueda usarse en todo el país. Un programa reciente que observaba las fallas que podrían conducir a una cirugía en la parte equivocada del cuerpo de un paciente determinó que los errores pueden suceder en cualquier etapa, desde la programación de la cirugía hasta la marcación del campo operatorio. Por ejemplo, en dos hospitales, se usaban marcadores cuya tinta se borraba durante la preparación para la cirugía del paciente, lo cual hacía que dichas marcas fueran inútiles. Los errores en este proceso varían de un hospital o centro quirúrgico a otro, dice el Dr. Mark Chassin, presidente de la Comisión Conjunta (Joint Commission), la principal organización responsable de la acreditación de los hospitales.

Otros problemas, en apariencia simples, como la falta de higiene de los trabajadores sanitarios,  persisten sorprendentemente. Solamente una mitad de los trabajadores hospitalarios sigue las ordenanzas del lavado de manos, a pesar de la excelente capacitación que se les imparte y de los dosificadores de gel bactericida para manos, disponibles en muchos hospitales, dice el Dr. Robert Wachter, experto en seguridad de los pacientes de la University of California, San Francisco. Señala que un piloto de aerolíneas estaría despedido por hacer caso omiso de las normas de seguridad. Pero en el ámbito clínico sigue generando controversia la penalización de individuos negligentes —y pocas veces se la juzga legalmente—. Los activistas han logrado que los hospitales asuman más responsabilidad.

Los informes públicos sobre el desempeño hospitalario, algo de lo que casi no se hablaba hace una década, han sido una importante estrategia. Actualmente, 29 estados exigen que se informen públicamente las tasas de infección hospitalaria, y 28 exigen que se brinde información sobre los errores médicos. El sitio web del HHS ahora ha agregado una tasa de infección relacionada con el uso de catéteres, junto con otros resultados.

Existen cientos de maneras de medir el desempeño en cuanto a la seguridad, desde tasas de mortalidad tras cirugías cardiovasculares hasta la administración del antibiótico correcto por parte de los médicos. El gran debate reside en lo que se ha de informar. Los índices de infección, a los que los hospitales se resistían inicialmente, en general son considerados la información más confiable que está disponible para el público, ya que en la mayoría de los casos los informes se efectúan a través de un sistema estándar diseñado por los U.S. Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.).

El dinero puede ser otro factor de motivación para los hospitales. En el 2008, Medicare dio un pequeño paso al restringir los pagos que se efectúan a los hospitales por costos adicionales en relación con diez problemas de salud que se adquieren en hospitales. Este año comenzará a entregar más dinero a los hospitales que alcancen el mayor puntaje respecto de un conjunto de estándares relacionados con mejores resultados para los pacientes.

Siguiente: ¿Cómo protegerse de los errores en los hospitales? »

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?