Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días

Print

¿Preguntas sobre el Medicare?

Obtén las respuestas

Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en entradas de cine

Abuelo y nieto viendo televisión - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Seguro médico

Cuánto costará cuidar su salud

Es probable que la mayor parte de sus ahorros para la jubilación se utilicen para cubrir sus gastos médicos.

Historial de salud de AARP

Mi Historial de Salud con AARP  Considera esta herramienta segura y práctica que te ayuda a administrar la información de salud de tu familia.    Más herramientas

“Formo parte de ese afortunado grupo de personas que están en condiciones de pagar, pero está costando mucho”, comenta Fero. Ella y su esposo Bruce, también maestro jubilado, tienen un ingreso de aproximadamente $65.000. Planifican su presupuesto con sumo cuidado para poder cubrir los gastos de asistencia médica, que en la actualidad insumen alrededor del 40 % de sus ingresos.

Por suerte, para la mayoría de los beneficiarios de Medicare, los gastos en concepto de asistencia médica no son tan elevados. Sin embargo, representan, en promedio, casi el 15 % de lo que gastan los hogares que cuentan con cobertura de Medicare, según Kaiser Family Foundation. Esto equivale a tres veces más de lo que gastan los hogares que no cuentan con cobertura de Medicare. Y, en el caso de las personas mayores de 80 años, los gastos promedio en asistencia médica representan poco menos del 18 % de los gastos domésticos.

Además de aportar el dinero necesario para cubrir las primas básicas, los deducibles y el coseguro, usted también deberá hacerse cargo de la atención odontológica y oftalmológica de rutina, los audífonos y las pruebas para colocarlos, ya que Medicare no las cubre. La American Dental Association calcula que dos exámenes y limpiezas y una radiográfica en el 2011 costaron un promedio de $288.

Los audífonos pueden oscilar entre $900 y más de $3.000 cada uno, según la tecnología, explica Bettie Borton, presidenta electa de la American Academy of Audiology. Algunos audífonos se fabrican con capacidad Bluetooth, que transfiere los sonidos desde su teléfono celular hasta sus oídos, por lo que resulta mucho más fácil entablar una conversación telefónica, explica Borton.

Los audífonos se deben reemplazar en forma periódica. Borton estima que con el cuidado y el mantenimiento adecuados (las baterías representan un gasto permanente), tienen una vida útil de cinco años. Medicare cubre las pruebas de audición solo cuando son necesarias desde el punto de vista médico, tal como en el caso de pacientes con vértigo severo o una lesión traumática en el oído, comenta Borton.

Entonces, ¿qué puede hacer para ayudar a afrontar los gastos de su asistencia médica? Si usted tiene suerte, contará con un seguro de salud provisto por su empleador o un seguro de jubilación. En 1988, el 66 % de los jubilados de las grandes firmas (que son las que más probablemente brinden cobertura) contaban con un seguro de salud provisto por el empleador. Sin embargo, en la actualidad, solo el 25 % de dichas firmas ofrece beneficios de salud para los jubilados, según Shaun O'Brien, director adjunto de Políticas para Asuntos de Salud y Jubilación de AFL-CIO (Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales).

Los veteranos de guerra que reúnen las requisitos para recibir beneficios de salud pueden obtener asistencia médica y medicamentos recetados a través del Department of Veterans Affairs (VA, Departamento de Asuntos de Veteranos) pero, si necesitan tratamiento en otro lugar que no sea un establecimiento de VA, necesitarán Medicare, según el Medicare Rights Center (Centro de Derechos de Medicare).

Si usted está en un plan de salud con elevados gastos deducibles que define el Internal Revenue Service (IRS, Servicio de Impuestos Internos), podría considerar la posibilidad de tener una cuenta de ahorro para gastos de salud. Según Rich Bailey, jefe en la consultora de beneficios Mercer, “se puede aportar fondos a la HSA (cuenta de ahorro para gastos de salud) mientras el empleado esté activo y trabajando, y usar esos ahorros en una etapa posterior de la vida”. Esto es distinto de una FSA (cuenta de gastos flexibles), en la que los empleados depositan dólares antes de la retención de impuestos, pero pierden aquel dinero que no se use en determinado año.

Si bien los empleadores a veces aportan a una HSA, es usted quien la controla, aunque dejara su trabajo. “El dinero ingresa antes de la retención de impuestos, deviene libre de impuestos y se puede extraer y usar para la asistencia médica que cumpla las condiciones exigidas, sin necesidad de pagar impuestos”, dice Bailey.

Si usted ya se jubiló, quizá quiera considerar contratar un seguro complementario Medigap para afrontar los costos que Medicare no cubre. Se trata de pólizas con aseguradoras privadas y puede considerar entre diez planes estándar, lo cual facilita mucho más la comparación de precios a la hora de elegir. Una vez que haya seleccionado el tipo de plan, asegúrese de comparar precios por la misma cobertura en distintas compañías de seguro. El Medicare Rights Center advierte que en Albany, Nueva York, los costos mensuales de las primas de una póliza del Plan A de Medigap variaban entre $98,20y $267,99. Los precios también difieren según la jurisdicción. El Plan A provisto por una empresa de seguros costaba $170en Albany y $208en Long Island. En el 2011, la prima anual promedio de los planes Medigap estándar fue de $2.120.

Las pólizas bien pueden valer el gasto, dice Sunit Patel, vicepresidente superior de Fidelity, por la volatilidad que registran los costos de la asistencia médica de un año a otro. Usted podría verse en la situación de afrontar un costo promedio de $1.000 en asistencia médica, “pero en una oportunidad podría ser cero y, en otra, llegar a los $10.000”. La cobertura de Medicare tradicional no impone límites a los gastos adicionales, aunque el seguro complementario Medigap probablemente cubra la mayoría de esos gastos. Sin embargo, la Affordable Care Act (ACA, Ley de Cuidado de la Salud a Bajo Precio) exige que todos los planes de salud privados Medicare Advantage —tales como las HMO (Organizaciones para el Mantenimiento de la Salud) y las PPO (Organizaciones de Proveedores Preferidos), que forman parte de Medicare, pero que se ofrecen como una alternativa al programa tradicional— impongan límites en relación con los gastos adicionales de sus afiliados. El tope máximo es de $6.700, pero a los planes se les permite fijar límites más bajos de $3.400 o menos, si así lo deciden y algunos —por lo general las HMO— lo hacen.

Martha M. Hamilton es excolumnista de negocios de The Washington Post.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video
relacionado

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?