Sexo después de los 50

Tratamientos para la disfunción eréctil sin la pastilla azul

Inyecciones y supositorios pueden ser más efectivos.

3. Prótesis implantadas quirúrgicamente

Una prótesis implantada mediante cirugía prácticamente puede garantizar erecciones a pedido. “En general, estas presentan la mayor satisfacción tanto para el paciente como para su pareja”, comenta Nehra.

El 95 % de las prótesis que se implantaron en hombres, en Estados Unidos, son dispositivos de bomba y cámara que activan los usuarios —mediante un discreto botón subdérmico en el escroto— y que llena el pene con solución salina estéril desde un reservorio implantado junto con la bomba.

El 5 % restante de las prótesis son dispositivos de bomba donde permanece la solución salina de manera permanente y no en un reservorio separado (los urólogos pueden recomendar esto a los hombres que se han sometido a muchas cirugías), o bien consisten de un par de varillas semirrígidas y maleables que se implantan en el pene y lo mantienen tieso en todo momento. El paciente eleva manualmente el pene hasta una posición erecta cuando ocurre la relación sexual.

Con las bombas, las erecciones duran hasta que el usuario aprieta el botón para desinflarlas, lo que, según dice Kohler, “no sucede” accidentalmente. Agrega que las prótesis de bomba “son a prueba de vestuarios: nadie puede ver que uno lleva una prótesis”. (Obviamente, no es el caso de la opción de varillas maleables.) Las bombas implantadas son confiables, afirman los expertos, y más del 90 % de los dispositivos funcionan en el transcurso de 12 a 15 años.

La desventaja de estas prótesis es el riesgo que conlleva  una cirugía, el riesgo muy bajo de infección —menos del 2 % en la mayoría de los pacientes, algo mayor en diabéticos— y una ligera disminución del largo del pene frente a una erección natural u otros tratamientos contra la disfunción eréctil. Además, a diferencia de otros métodos, cualquier esperanza de erección natural queda nula una vez que se implanta una bomba. El costo de las opciones quirúrgicas varía, y por lo general es buena la cobertura de los seguros de salud.

Estos tres tratamientos preservan la sensación en el pene y la capacidad de llegar al orgasmo.

Elegir el mejor tratamiento para usted pasa por una cuestión de preferencia y eficacia. El Dr. Montague cita un estudio que de tres grupos de varones que usaban exitosamente un tratamiento contra la disfunción eréctil. Un grupo tomaba medicamentos vía oral, otro se aplicaba inyecciones, y un tercer grupo se había implantado bombas mediante cirugía. Los usuarios más satisfechos fueron los de las prótesis implantadas.

Una vez implantadas, las bombas se convierten en “parte de su cuerpo”, explica Montague. “No implican un gasto extra de su bolsillo por cada uso y la respuesta es predecible: funcionan siempre”. Las píldoras podrían ser menos efectivas, incluso cuando funcionan, cuando uno ha bebido más de la cuenta o se halla indispuesto por otros motivos. Las inyecciones son un poco más confiables que las píldoras, pero están sujetas a la inestabilidad, dice Montague.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video
Viva la sexualidad después de los 50

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

hablan
los expertos

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

blogs

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s