Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Nutrición

Martina Navratilova: Por qué cambié a una dieta sin gluten

Tres años atrás, mi sistema digestivo intentó decirme algo. Me alegra haberlo escuchado.

bmi tool

Indice de Masa Corporal

Tu IMC puede decirte si estás sobrepeso. Más herramientas

In English l Mientras atravesaba la menopausia, me di cuenta de que me sentía hinchada y con gases gran parte del tiempo. Tenía poca energía y solía sentirme muy mal. Estos síntomas parecían empeorar cuando comía pastas. Al principio, pensé que la culpable era la salsa marinara, por lo que la cambié por salsa de almejas. Mi sistema digestivo siguió protestando. No tenía idea de qué podía estar ocurriéndome, así que lo adjudiqué al envejecimiento.

Vea también: La verdad sobre el gluten.

Algunas tiendas etiquetan claramente sus productos para aquellos consumidores interesados en una dieta libre de gluten. — Foto: Kyle Bursaw/DeKalb Daily Chronicle/AP Photo

El médico que me atiende desde hace 20 años me prescribió algunos exámenes y resultó que —¡Voilà!— soy intolerante al gluten. Pero como yo no estaba familiarizada con ese trastorno, nunca lo relacioné con mis problemas.

Me informé más al respecto y aprendí que el gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, el centeno y la cebada, y si uno es sensible a ella, como yo, dispara una reacción inmune que puede dañar el intestino delgado e impedir la absorción de algunos nutrientes. De ahí el dolor de panza y la fatiga.

(Existe una enfermedad más grave de sensibilidad al gluten llamada enfermedad celíaca, un trastorno intestinal autoinmune que provoca graves alergias al gluten. Aproximadamente una persona de cada 130 sufre del trastorno celíaco; muchos más son intolerantes al gluten).

Una vez que recibí el diagnóstico, eliminé el gluten de mi dieta. En dos días, reduje un talla de cintura, desapareció la hinchazón y, mejor aún, recuperé la energía.

Adoptar una dieta libre de gluten es difícil, pero posible. Les voy a ser sincera: extraño el pan, en especial ese pan negro consistente con el que me crié. Dejar la pasta también fue difícil, aunque cocino pasta sin gluten cuando necesito mi dosis de comida italiana. Y si no quiere prepararla usted mismo, hoy, muchos restaurantes ofrecen pasta y hasta pizza libres de gluten. Más allá de todo, me siento mucho mejor. Mi organismo me estaba diciendo que necesitaba cambiar algo importante de mi dieta, y siempre escucho a mi organismo. El beneficio es que me siento más saludable que nunca.

Si está considerando adoptar una dieta libre de gluten, puedo ofrecerle algunos consejos:

  • No centre su atención en lo que no puede comer, sino en aquello que sí puede comer. Si bien al principio la dieta libre de gluten significó para mí un desafío, logré encontrar muchas alternativas a mis alimentos favoritos, desde cerveza hasta avena y pan libres de gluten.
  • Familiarícese con los granos que puede comer, como el arroz integral y la quínoa.
  • Pruebe nuevos alimentos que no contengan gluten. Hoy, estos productos son algo corriente, y conseguirlos es más fácil que nunca. La mayoría de las grandes cadenas de supermercados los ofrecen a la venta.
  • Lea las etiquetas con atención y estudie la lista de ingredientes. Quedará sorprendido por la cantidad de alimentos que contienen trigo y sus derivados. Por ejemplo, los condimentos para ensalada, las sopas y las salsas suelen espesarse con trigo. Los alimentos procesados y envasados —cualquier cosa que venga en caja— suelen estar repletos de conservantes y derivados que a menudo contienen gluten.
  • Póngase firme en los restaurantes (¡con amabilidad!). Pregúntele a quien le sirve si determinados alimentos contienen trigo o gluten. Afortunadamente, hoy, muchos restaurantes sirven alimentos libres de gluten.
  • Considere tomar enzimas digestivas. Estos suplementos nutricionales ayudarán a su organismo a digerir íntegramente los alimentos. Yo tomo un complejo enzimático natural, y me ha ayudado notablemente.
  • Preste atención a cómo se siente cuando haya descartado el gluten de su dieta. Le anticipo que se sentirá mucho mejor y con más energía.

En lo que a mí respecta, mis síntomas han desaparecido, y estoy contenta con la decisión que ha tomado mi estómago de librarse del gluten. Toda mi vida he estado navegando contra la corriente; ahora, le sigo las aguas a mi dieta.

Martina Navratilova es experta en acondicionamiento físico de AARP.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

video
Buena alimentacion con martina navratilova

Either the video service is temporarily unavailable or the requested video could not be retrieved. We apologize for the inconvenience.

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

entienda su
diagnóstico