La prediabetes de Juan, ¿cómo tratarla?

Causas, diagnóstico temprano y complicaciones.

Grafico de una calle que se divide hacia la comida chatarra versus comida saludable

¿Comida chatarra o comida saludable? — Istock

Juan Pérez está sentado en la sala de espera de la clínica de prevención para inmigrantes hispanos en la que trabajo en Washington, D.C. Al pasar por su lado, me topo con su mirada esquiva y, hasta cierto punto, desafiante. Josefa, su esposa, me advierte que Juan está de muy mal humor porque ella lo trajo, casi por la fuerza, al consultorio médico. Me cuenta que Juan no se ha cansado de repetirle durante todo el viaje que él se siente bien y no ve la necesidad de un chequeo médico. Este será el primero que se hace desde que llegó a Estados Unidos, hace 11 años.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Al entrar al consultorio médico, encuentro a Juan sentado, indefenso, solo cubierto por la bata de hospital. Me toma cierto tiempo ganar su confianza y hacerle entender superficialmente la importancia de una consulta médica preventiva. El interrogatorio me revela que Juan es carpintero y sale muy temprano a trabajar. Desayuna un café y dos pasteles dulces en algún lugar en el camino. Almuerza alrededor del mediodía apenas siente hambre y lo hace generalmente en un restaurante de comida rápida. Alterna entre hamburguesas, perros calientes y comida china. En cada sitio, se toma el vaso más grande de gaseosa. Después del trabajo, llega hambriento a la casa, donde Josefa lo espera con la comida: arroz con frijoles, queso, tortillas, carne asada y una gaseosa. Luego del banquete, se sienta frente al televisor a ver un partido de fútbol y se queda dormido.

También descubro que su madre y uno de sus hermanos tienen diabetes. Al examinarlo, Juan está obeso; su índice de masa corporal (IMC) está en 33 (lo normal es menos de 25). La circunferencia de su abdomen es de 51 pulgadas (lo normal es menos de 40). El resto de su examen es normal, excepto que su presión arterial está en 150/90, es decir elevada (lo normal es 120/80).

Al ver los resultados del análisis de sangre, hecho en ayunas, noto que tiene un nivel de glucosa (azúcar) en la sangre de 155 (lo normal es menos de 99). También veo que el nivel de hemoglobina A1c o hemoglobina glicosilada (HbA1c) está en 6.4 (lo normal es menos de 5.6). Esos valores nos dicen que tiene prediabetes. El resto de su análisis dice que su hígado está levemente inflamado—probablemente por la grasa que lo infiltra— una condición llamada precisamente hígado graso. También tiene los triglicéridos (un tipo de grasa de la sangre) altos, y el colesterol bueno o HDL, muy bajo.

Al hacerle a Juan un resumen de las anormalidades que hemos encontrado en la consulta, notamos que por fin logramos obtener su atención; su rostro refleja una mezcla de estupor, culpa y preocupación. Juan no puede creer que presenta un cuadro de síndrome metabólico, es decir, que está en riesgo de padecer diabetes tipo 2, sufrir un infarto cardiaco y derrame cerebral.

Siguiente: Sobre la prediabetes »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Publicidad

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad