Efectos secundarios

¿Alérgico a la penicilina?

Las complicaciones y el costo de usar otros antibióticos.

Una pregunta obligatoria que debemos hacerle los médicos a cada paciente es ¿es usted alérgico o alérgica a la penicilina? Diversos estudios indican que aproximadamente 10% de los pacientes responden afirmativamente a esa pregunta.

Mira también: Las alergias y los medicamentos de venta libre.

Paquete abierto de la penicilina - Alergia a la penicilina - Antibióticos

— Foto: iStockPhoto

Una vez tengamos esa respuesta, los doctores anotamos esa alergia con letras rojas en la historia clínica del paciente o si estamos usando una historia médica electrónica, esa información es prominentemente mostrada con letras rojas y amarillas en cada página del documento electrónico.

El resultado es que al tener una infección leve —y por el resto de su vida— ese paciente no podrá recibir la barata y efectiva penicilina. Tendrá que recibir un antibiótico más poderoso, el que como veremos después, puede causar severas complicaciones de salud.

Pero lo interesante de este asunto es que varios estudios han demostrado que solo el 10% de aquellas personas que dicen que son alérgicas a la penicilina, realmente lo son, por lo que el 90% restante podría recibir la penicilina. Estas personas creen que son alérgicas porque sus padres le dijeron que “reaccionó” a la penicilina en su niñez, o porque alguna vez tuvieron algún síntoma después de recibir un antibiótico, el cual muchas veces ni recuerdan exactamente, así que puede que no haya sido penicilina.

Síntomas de alergia a la penicilina

Las alergias a la penicilina pueden ser leves, moderadas y graves. Las alergias graves o verdaderas (anafilaxia) se convierten en una verdadera emergencia médica y son felizmente raras. Los casos leves y moderados se caracterizan por nauseas, vómitos, picazón y ronchas en la piel o dificultad para respirar por hinchazón de la laringe o cierre de los bronquios. Los problemas con la penicilina ocurren con mayor frecuencia cuando se aplica una inyección que cuando se toma una tableta y se presentan desde la infancia, habiéndose observado que la reacción alérgica puede disminuir con la edad.

Algunas alergias pueden presentarse inmediatamente o en un plazo de una a dos horas después de recibir la penicilina; en otros casos la reacción se presenta siete a 10 días después de iniciar el tratamiento.

Mucha gente piensa que habiendo tantos otros antibióticos, es mejor que los médicos “pequen de seguros” y eviten recetar penicilina a un paciente que dice ser alérgico, a pesar de que en el 90 a 95% de los casos no lo sea.

Pero un reciente estudio, nos hace pensar que ese tipo de razonamiento no solo es incorrecto, sino peligroso para la salud.

El costo de utilizar otros antibióticos

Después de seguir por un período de un año y medio a más de 51,000 personas que fueron hospitalizadas en California, y que a su ingreso habían dicho que eran alérgicas a la penicilina, se comprobó que los pacientes alérgicos tuvieron una hospitalización 10% más larga y usaron más antibióticos de amplio espectro como la vancomicina, clindamicina y fluoroquinolonas. Este uso originó que las personas alérgicas presenten:

  • 23% más casos de infecciones graves del intestino grueso por Clostridium difficile
  • 14% más infecciones por bacterias MRSA (estreptococos resistentes a la meticilina) 
  • 30% más casos de infecciones por bacterias VRE (enterococos resistentes a la vancomicina)

Sabiendo que en Estados Unidos existen 30 millones de personas que dicen ser alérgicas a la penicilina, de las cuales 28 millones y medio no lo son, es fácil imaginar el enorme costo médico y económico que esa supuesta alergia causa al sistema.

Las personas mayores ya sabemos si somos o no alérgicos a la penicilina desde nuestra juventud; este no es un problema que aparece con la edad. El problema es saber si en realidad somos o no somos realmente alérgicos.

Si piensas que tienes alergia a la penicilina, te recomendamos que hables con tu doctor para que éste pueda determinar el valor de la historia de tu alergia. Muchas veces, un cuidadoso interrogatorio puede descartar una verdadera alergia y permitir que puedas beneficiarte del uso de la penicilina. Si la historia de alergia es firme, tu doctor podrá enviarte con un alergista para que te haga una prueba de sensibilización a la penicilina, la cual es una prueba definitiva.

Sin esa prueba y ante la duda, es posible que el doctor te recete otro antibiótico, el cual deberás usar de acuerdo a sus indicaciones para evitar resistencia bacteriana y lograr mayor efectividad.

NOTA: Video en inglés.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

blogs

Ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP