Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

Dr. Elmer Huerta

Vacunas contra la gripe de temporada: Cómo se preparan

¿Podemos fortalecer nuestro sistema de defensa y evitar enfermarnos?

Teléfonos inteligentes - Recibir mensajes de texto sobre la ley de salud (Obamacare)

¿Qué te ofrece la ley de salud?
Recibe mensajes de texto con la información que necesitas. ¡Subscríbete!

Ya estamos nuevamente en la época del año en que a las personas mayores nos toca planear vacunarnos contra la gripe. Mucha gente cree que porque el año pasado se vacunó, este año pueden “saltarse la vacuna” porque no la van a necesitar. Este artículo explica cómo se preparan las vacunas contra la gripe y por qué es entonces importante vacunarse todos los años.

Mira también: 5 alimentos para reforzar tu sistema inmune.

Vial de Drogas y jeringuilla - Cómo se hacen las vacunas contra la gripe

En primer lugar, tenemos que tener presente que la gripe es una enfermedad muy seria y que a través de los últimos 31 inviernos ha causado entre 3,000 y 49,000 muertes que de alguna manera han estado relacionadas con la gripe. Casi el 90% de las víctimas son personas mayores de 65 años, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

La gripe es producida por algunos de las decenas de virus llamados virus de la gripe o de la influenza y que están circulando todo el tiempo en la comunidad. La vacuna es la mejor arma que se tiene para protegerse porque los antibióticos simplemente no funcionan contra los virus.

El proceso de preparar la vacuna

Sabiendo que existen entonces decenas de virus que causan la gripe y que la vacuna contiene protección contra solo tres de esos virus, la pregunta es entonces:

¿Cómo se escogen los virus que van a ir en la vacuna? 

Pues ese es el trabajo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que dos veces al año reúne a sus cinco Centros Colaboradores Mundiales de Vigilancia de la Gripe para preguntarles cuáles son los virus más comunes en esas semanas en el mundo. En la reunión de febrero, se decide entonces cuáles serán los virus que se incluirán en la vacuna del invierno que viene en el hemisferio norte, y en la reunión de septiembre, se decide cuales serán los virus que se usarán en la vacuna del invierno que se avecina en el hemisferio sur.

Luego que la OMS hace su recomendación, cada país toma su propia decisión de cómo preparar su vacuna. En el caso de Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) deciden cuáles serán los virus que se empezarán a usar y dan permiso para que en marzo empiece la producción, que está generalmente lista a fines de septiembre.

Es por eso que la vacuna es diferente cada año y es por eso que debemos vacunarnos también cada año.

En esta época del año tampoco faltan los consejos de vecinos y familiares en el sentido de que hay que tomar este o aquel producto para “fortalecer nuestras defensas” y protegernos contra la gripe. Lo cierto es que no existe ningún producto que haya demostrado efectividad alguna en “fortalecer” el sistema de defensa.

¿Qué es el sistema de defensa inmune?

El sistema de defensa inmunológico del ser humano esta compuesto de dos importantes elementos: células especializadas llamadas linfocitos, y anticuerpos, que son proteínas producidas por esas células.

La producción de los linfocitos está regulada por la exposición de la persona a diferentes tipos de microbios y su “velocidad” o “fortaleza” de producción está directamente relacionada al estado de nutrición general del individuo. Cuando hablamos del estado de nutrición nos estamos refiriendo a una alimentación en cantidad y variedad adecuadas y de ninguna manera a algún suplemento de vitaminas o minerales.

Del mismo modo, los anticuerpos son proteínas muy especializadas que actúan como “misiles teledirigidos” contra los microorganismos (incluidos los virus que causan la gripe) que atacan nuestro organismo.

Las proteínas se fabrican con los elementos (aminoácidos) que ingresan a nuestro cuerpo con los alimentos de tipo proteína. En ese sentido, el consumo diario de proteínas de origen animal o vegetal van a asegurar que nuestros linfocitos tengan las cantidades adecuadas de aminoácidos para producir los “misiles” o anticuerpos que nos defiendan.

Para que la gripe nos respete durante este invierno la clave es prevenirla con la vacuna y una alimentación adecuada y variada. Y en el caso de que la gripe decidiera atacarnos, encontrará un organismo fuerte, listo para defenderse.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

vacunas

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.

entienda su
diagnóstico