AARP

Los ‘secretos’ de la vitamina K

Protectora del corazón, aliada contra el cáncer y mucho más.

Espinaca y la importancia de la vitamina K

— Stocksy

La vitamina K se descubrió en 1930, cuando se buscaba la causa del sangrado excesivo en pollos que eran alimentados con una dieta baja en grasa. Desde entonces, se conoce su importancia en el proceso de coagulación de la sangre, hecho que la ha encajonado por más de 80 años. Sin embargo, investigaciones recientes atribuyen a la vitamina K muchas otras propiedades.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Hay tres tipos de vitamina K:

  • K1 o filoquinona: es la de mayor consumo; la encontramos en ciertos vegetales como col, col rizada, espinacas, brócoli, coliflor, col de Bruselas, lechuga, pimientos, apio y zanahorias.
  • K2 o menaquinona: es de origen bacteriano por lo que la microbiota de nuestros intestinos es capaz de producirla. Asimismo, se encuentra en productos de soya y lácteos fermentados, carnes y huevos.
  • K3 o menadiona: no está disponible en la naturaleza, pero es una forma sintética que funciona como precursor de la filoquinona, por lo que se le considera una provitamina.

Evita el sangrado excesivo

El efecto de la vitamina K en diversas funciones del organismo tiene que ver con las proteínas que dependen de ella. En el caso de la coagulación de la sangre, 7 proteínas —que son los llamados factores de la coagulación— requieren de la vitamina K para evitar sangrado excesivo cuando nos herimos. De ahí que la deficiencia de vitamina K nos haga propensos a sufrir de sangrados.

Imprescindible para los huesos

A nivel óseo también hay proteínas dependientes de la vitamina K, la más conocida es la llamada osteocalcina que favorece la formación de hueso y ayuda a prevenir la osteoporosis. Por eso, es importante contar con una ingesta suficiente, no solo de vitamina D, sino también de vitamina K para preservar la salud de nuestros huesos; especialmente las mujeres después de la menopausia y los adultos mayores. De hecho, cada vez hay más evidencia de los beneficios de la vitamina K en comparación con los estrógenos y los bifosfonatos en el tratamiento para combatir la osteoporosis.

"Otro posible beneficio de la vitamina es su efecto antioxidante. Se ha demostrado que protege a las células nerviosas del estrés oxidativo."

Aliada de la fertilidad masculina

El efecto de la vitamina K a través del hueso va mucho más allá. Se sabe que el esqueleto no solamente proporciona sostén a nuestro cuerpo, sino que también ejerce una función hormonal, justamente gracias a la osteocalcina. Esta hormona aumenta la secreción de insulina, responsable de que el azúcar ingrese a la sangre, y cuya disminución nos predispone a la diabetes. Además, la osteocalcina juega un papel preponderante en el gasto de energía y en la fertilidad masculina. De ahí que contar con niveles adecuados de vitamina K contribuya a mantenernos delgados, prevenir la diabetes y en el caso de los hombres a preservar la fertilidad.

Protectora del corazón

La vitamina K pareciera resultar benéfica para la salud de tu corazón. Cada vez hay mayor evidencia de que podría contribuir a reducir el desarrollo de aterosclerosis y calcificación de las arterias. La placa de ateroma que se forma en el interior de las arterias cuando consumimos grasa animal o alimentos fritos en exceso, entre otros factores, tiene la llamada proteína gla de la matriz, dependiente de la vitamina K. Una alteración de esta proteína da como resultado calcificación de la aorta, la arteria más importante de nuestro cuerpo, y de las coronarias, encargadas de abastecer de sangre al corazón. Es por eso que los suplementos de vitamina K ayudan a preservar la elasticidad de tus arterias y por lo tanto permiten que llegue mejor la sangre a todo tu cuerpo.

Posible herramienta en la lucha contra el cáncer de hígado

Y finalmente, otra propiedad que se está estudiando de la vitamina K es el efecto que contribuye a inhibir el desarrollo de cáncer de hígado. Se ha visto que hay menor cantidad de vitamina K en el tumor maligno llamado carcinoma hepatocelular que en el resto del tejido que conforma el hígado.

¿Cómo puedes conocer tus niveles de vitamina K?

La manera más precisa es midiendo los niveles de osteocalcina descarboxilada en sangre. Algunos autores consideran que el nivel máximo aceptado de osteocalcina descarboxilada en sangre es 4 ng/ml, arriba de lo cual, se considera insuficiencia de vitamina K. De hecho, algunos estudios revelan que 40% de las mujeres postmenopáusicas tienen niveles elevados de osteocalcina descarboxilada, exponiéndose a un mayor riesgo de sufrir fracturas.

¿Qué cantidad necesitas al día?

La Food and Nutrition Board recomienda, en mayores de 18 años de edad, un consumo de vitamina K de 120 microgramos al día para hombres y 90 microgramos al día para las mujeres. Como referencia te digo que una taza de espinacas crudas contiene 145 microgramos de vitamina K, en tanto que una taza de col rizada, sin cocer, proporciona 113.

Todavía falta mucho por investigar, pero sin lugar a dudas, debemos tener en mente esta vitamina, por mucho tiempo guardada en el cajón de los trastornos de la coagulación.

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Únete a la lucha

Dile al Congreso que proteja a Medicare
Publicidad

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad