Cómo reducir calorías en los platos típicos este fin de año

Ideas prácticas para que disfrutes sin preocupaciones del cerdo, los tamales y los postres.

Mesa servida con comida navideña - Fiesta

Saborea tus platos favoritos sin agregar calorías. — Rawpixel.com/Shutterstock

Ha llegado el mes en que nadie quiere cuidar lo que come. Nos encanta disfrutar de los platillos típicos de la temporada sin remordimientos. El problema es que esta actitud no va de la mano con ponernos ese atuendo entallado que hemos comprado para lucir en Nochebuena o aquel para estrenar en Año Nuevo.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Pero no te preocupes. Te tengo algunas recomendaciones que puedes poner en práctica para saborear los platillos típicos de nuestra comida y disfrutar de las posadas sin ver repercusiones en la báscula.

Las posadas

Estas se acompañan de una piñata que rompemos con entusiasmo en busca de antojos, generalmente ricos en carbohidratos. Sin embargo, podemos considerar ciertos puntos. Si nos remontamos a las posadas tradicionales, las piñatas deben rellenarse de frutas de temporada no de dulces, papas fritas o golosinas con alto contenido de azúcar o sodio. Así que apeguémonos a lo tradicional y rellena tus piñatas con mandarinas, naranjas, limas, tejocotes, jícamas, caña de azúcar y cacahuate natural.

Los platos principales

En cuanto a los platillos que servimos, podemos reducir la cantidad de grasa que contienen.

  • Comencemos por el bacalao navideño, la mayoría de las recetas contienen aceite de oliva en exceso. Si bien este tipo de grasa es muy saludable, sobre todo cuando se consume sin cocinar, tiene un alto contenido de calorías. Así que procura poner solo una leve rociada en vez de las múltiples tazas de aceite, como indica la receta de la abuela. Si todavía sientes el bacalao muy seco agrégale un poco más de agua y déjalo hervir.
  • Debo decir que el pavo, si en vez de inyectarle barras enteras de mantequilla lo cocinamos con vino blanco, puede resultar sumamente saludable. Es una carne con un alto contenido de proteínas y relativamente bajo en calorías, especialmente la pechuga. Pero el problema sobreviene con el relleno. La mayoría de las recetas contienen trozos de pan frito; evítalo y opta por tostarlo. Además, procura incrementar la cantidad de vegetales naturales en el relleno.
  • Puedes sustituir la jalea de arándanos, que habitualmente compramos enlatada con un alto contenido de azúcar, por ensalada o puré de manzana natural, hecho en casa y endulzado con dátiles en vez de azúcar.
  • Las tortitas de camarón con romeritos, que podrían considerarse menos engordadoras gracias a la presencia de este delicioso vegetal de temporada, en realidad tienen un alto contenido calórico. En primer lugar porque las tortitas son fritas y en segundo por el mole. Aunque aquí, nuevamente, puedes reducir la cantidad de aceite en que las freímos, cambiarlo con frecuencia y hacer un mole lo menos dulce posible.
  • Los tamales son una delicia difícil de modificar, pero puedes evitar la habitual manteca de cerdo y usar en su lugar una cantidad moderada de margarina. Además, a la hora de preparar la salsa del guisado con el que vas a rellenar nuestros tamales, debes disminuir la cantidad de grasa en su preparación. Por ejemplo, si son de pollo podemos usar pechuga desmenuzada y no freír la salsa roja o verde que le vamos a poner; simplemente hiérvela con un buen sazón que contenga cebolla, ajo, tu chile favorito y una pequeña cantidad de sal.
  • El lechón es para muchos imprescindible en la celebración de Año Nuevo y para algunos hasta en Navidad. Puedes disfrutarlo y honrar la tradición, pero asegúrate de seleccionar un corte de carne magro como el delicioso lomo de cerdo. Puedes sazonarlo con jugo de naranja y especias y hornearlo.

Los postres

  • Los buñuelos son un manjar al que pocos podemos resistirnos. El problema de este dulce pecado es que debe freírse, de lo contrario pierde su esencia. Pero lo que sí puedes hacer es reducir sustancialmente la cantidad de azúcar que pones en el jarabe con el que los bañas. De hecho, debes utilizar sustitutos naturales del azúcar para ahorrar algunas calorías.
  • Colocar acitrón en la mesa, como postre, es común en Nochebuena y Navidad, al igual que el turrón, los mazapanes y las peladillas o almendras confitadas. Te sugiero reemplazar el acitrón con frutos secos, sin azúcar agregada, como los chabacanos o los trozos de mango deshidratados. En el caso de las almendras, sírvelas sin confitar. Sobre los turrones y los mazapanes definitivamente será difícil reducir calorías, pero aun así puedes optar por los que tienen un valor energético ligeramente menor como el turrón de Alicante, en vez del de Jijona, y consumirlos en pequeñas cantidades.

Las bebidas

  • Muchos no estamos dispuestos a prescindir del exquisito ponche, pero lo que sí podemos hacer es reducir la cantidad de piloncillo que le ponemos para endulzarlo y por supuesto eliminar el piquete. Para brindar, una copa de sidra es más que suficiente.

¡Les deseo una muy feliz Navidad y un Año Nuevo lleno de salud, dicha y prosperidad!

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Únete a la lucha

Dile al Congreso que proteja a Medicare
Publicidad

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad