Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis

Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones disponsible ¡gratis!

Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Sólo una vez más

La cara de la adicción

Más de uno de cada tres hispanos dice conocer a alguien que sufre de una adicción.



Adicciónes

— National Geographic/Getty Images

Primer paso
Lograr que los mayores admitan que tienen un problema puede resultar difícil, porque ellos valoran su autosuficiencia y no desean renunciar al control de su dinero. Whyte, cuya línea de ayuda nacional para el problema del juego compulsivo atendió 255.000 llamadas en el último año, afirma que “hay mucho de vergüenza, porque estas personas manejaron dinero toda su vida, sobrevivieron a recesiones y les horroriza pensar que sus hijos adultos y la comunidad descubran que cayeron en el juego”.

Entre latinos, el tema de la vergüenza familiar puede obstaculizar el tratamiento, sostiene Shirley Beckett Mikell, directora de certificación y educación de The Association for Addiction Professionals (NAADAC).

“No se acepta que compartas tus secretos fuera de la familia —dice Mikell, quien se ha desempeñado como consejera de adicciones por más de 33 años y aboga por un enfoque con una mayor sensibilidad cultural en el tratamiento—. Una vez que comienzas a explorar tus sentimientos y preocupaciones con personas que no son de tu familia, creas un sentido de vergüenza acerca de ella.”

Mikell sostiene que, por este motivo, los enfoques grupales tales como el de Jugadores Anónimos —a través del cual los participantes trabajan para superar la adicción practicando los 12 pasos tomados de Alcohólicos Anónimos, y comparten los detalles de su adicción— pueden resultar poco atractivos para los latinos. Mikell también señala que, como entre los latinos la vergüenza dentro de la familia representa una gran barrera para el tratamiento, involucrar a los familiares en el tratamiento es de especial importancia. Ella recomienda que, a la hora de elegir un tratamiento, se averigüe si existe la posibilidad de realizar una terapia familiar y un tratamiento ambulatorio (en vez de uno con internación, en el que el paciente es separado de su familia).

Pike añade: “El jugador comienza a tener pensamientos del tipo: ‘Éste es mi día de suerte, éste es mi número de la suerte’ —cuenta Pike—. La falacia del jugador es que ‘si continúo apostando, al final, voy a ganar.’ Esto se debe a que, en el pasado de todo jugador, hubo una gran ganancia, y eso tiene un efecto tremendo en el cerebro”.
 
Los expertos sostienen que las emociones negativas, tales como la impotencia, la culpa, la vergüenza y el enojo, pueden disparar el impulso de jugar. Los jugadores compulsivos intentan manejar estas emociones, reemplazándolas con los sentimientos positivos que el juego genera en el cerebro.

En el caso de jugadores “escapistas” —que prefieren las máquinas tragamonedas u otras formas más solitarias de apuestas, como mi madre—,  el cerebro entra en un estado semejante al de un trance, lo que permite que los problemas cotidianos se desvanezcan. Los jugadores “activos” prefieren juegos como el póquer, o apostar en eventos deportivos, anhelando el torrente de adrenalina que viene de la competición.

Hay esperanza
La buena noticia es que es posible tratar la adicción al juego con éxito, combinando psicoterapia y medicamentos, o a través de los programas de 12 pasos, basados en los programas de Alcohólicos Anónimos.

En terapia, los psicólogos trabajan para “reentrenar” el cerebro, sustituyendo la compulsión por jugar, por otros pensamientos o actividades.

El UCLA Gambling Studies Program publicó un libro de ejercicios de autoayuda para jugadores compulsivos, en el que se pide a los usuarios que identifiquen los efectos positivos y negativos del juego junto con otras actividades placenteras, para reemplazar esta actividad destructiva.

Estas actividades pueden incluir escuchar música, ejercitarse o participar en otras diversiones que le permitan a la persona ignorar la compulsión por jugar. Con el tiempo, a medida que el cerebro aprende a encontrar placer en otras actividades, esta compulsión se desvanece.

Los medicamentos dirigidos a aliviar la depresión, la ansiedad y las conductas obsesivo-compulsivas, junto con psicoterapia, también pueden ayudar a controlar los impulsos, afirma Dennis McNeilly, profesor asociado de psiquiatría del University of Nebraska Medical Center y especialista en este campo.

McNeilly advierte que, antes de buscar cualquier clase de medicación o psicoterapia, los adultos mayores deben pasar por una evaluación geriátrica integral, para asegurarse de que la compulsión por el juego no esté siendo causada por demencia o por alguna forma prematura de la enfermedad de Alzheimer.

Una de las fuentes de ayuda más difundidas para el juego compulsivo es Jugadores Anónimos, una comunidad que promueve encuentros (incluyendo algunos en español) en los 50 estados del país y en 49 ciudades. Debido a su compromiso de anonimato, Jugadores Anónimos no lleva estadísticas relativas a los éxitos alcanzados ni realiza seguimientos de participación; pero, semanalmente, se llevan a cabo más de 1.000 encuentros en todo el mundo, y ese número, sostiene Karen H., secretaria ejecutiva de JA, está “indudablemente en aumento”.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?