Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en entradas de cine


Búsqueda de trabajo con AARP

¿Buscando trabajo?

Encuentra un empleo hoy

Prescripción de medicamentos fuera de su botella

Ahorros en recetas

Programa exclusivo de Catamaran

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Cáncer

Luchar contra el cáncer pese a todos los pronósticos

Edie Sundby continúa con fe y una actitud positiva.

Historial de salud de AARP

Mi Historial de Salud con AARP  Considera esta herramienta segura y práctica que te ayuda a administrar la información de salud de tu familia.    Más herramientas

Sentada en la camilla del consultorio, Edie hizo una inspiración profunda y preguntó: “¿Cuánto?” Recordando ese momento hoy, se toca la pancita. “Me confirmó que estaba diseminado. Él dijo: ‘En varios lugares’. Inmediatamente supe que se había hecho metástasis”.

Había tanto como cincuenta tumores de rápido crecimiento en su vesícula biliar —lugar donde los médicos creían que se había originado el cáncer— así como en su hígado, colon, intestinos y pulmones. Lo destacado, de entre todos los detalles que le confió el doctor ese día, era la existencia de un tumor que aparentaba tener siete pulgadas de longitud. “¡Uy!”, fue todo lo que Edie pudo exclamar. El médico le dijo que probablemente le quedaran solo tres meses de vida. “Me dijo que la enfermedad era incurable, con limitadas opciones para su tratamiento, y que solo servirían para demorar lo inevitable”, recuerda Edie. “Me aconsejó que pensara en los cuidados paliativos y comenzara a planificar los cuidados para enfermos terminales”.

Estupefacta, Edie salió a los tropiezos al estacionamiento y llamó a Dale desde el teléfono de su automóvil. El enlace intercontinental no era bueno. “Dale, acabo de ver al doctor y estoy llena de tumores”, le balbuceó precipitadamente. “Es cáncer. Necesito que regreses a casa”.

Por unos pocos segundos, la línea permaneció en silencio. Entonces Dale dijo: “OK, estoy en camino”, e inmediatamente inició un viaje de dos días, que lo llevó de nuevo junto a ella. Al principio, y mientras aguardaba su retorno, entró en pánico. En un intento por retomar algo de control, comenzó a escribir acerca de su vida. Criada como bautista sureña, se volcó también hacia la oración. “Transcurridos esos dos días”, dice, “alcancé una sensación de cierre. Si mi vida iba a finalizar en tres meses, lo aceptaba. Por supuesto, es una aceptación filosófica, pero experimenté una gran paz”.

Edie puede haber aceptado la presencia del espectro de la muerte, pero no por ello iba a dejar de seguir viviendo. Siempre había sido una luchadora.

Creció en un pequeño pueblito, Cyril, Oklahoma, hija de granjeros en dificultades. En total, eran doce niños (más pares de manos disponibles para cosechar algodón), y Edie era la segunda más joven. En una familia tan grande, no hubo algo así como padres pendientes de sus hijos, y ella tuvo que aprender a cuidarse de sí misma. Trabajó mucho para superar sus pocas probabilidades de abandonar Oklahoma. A pesar de haberlo logrado, mantiene un estrecho contacto con un círculo de amigos de su pueblo natal, quienes, al enterarse de su batalla contra el cáncer, formaron un grupo de oración por ella. “Nos autodenominamos guerreros oradores”, dice Ronald Janousek, maestro jubilado. “Edie y su familia no siempre tuvieron lo mejor, pero ella nunca tuvo nada malo que decir acerca de nadie, y es una mujer de una gran fortaleza”.

En el verano siguiente a egresar de la escuela secundaria, Edie vendió Biblias puerta a puerta para ayudar a pagar la universidad. Un representante de ventas típico promediaba unas tres ventas diarias, pero Edie superó esa marca en forma rutinaria y alcanzó, para ese entonces, la sorprendente cifra de $10.000 antes de encaminarse hacia University of Oklahoma. Luego de graduarse, obtuvo un empleo en IBM, en donde, en 1975 durante una sesión de capacitación, conoció a Dale. “Competimos entre nosotros durante toda esa sesión para ser el número uno”, recuerda Edie. “¡Dale me aventajó por muy poco! Ambos nos caracterizábamos por nuestra ambiciosa disposición para asumir riesgos, pero también nos reíamos mucho”. Se casaron cinco meses después y se mudaron juntos a Moline, Illinois.

Edie era la mejor persona del sector ventas que Dale haya conocido. “Esto se debe al hecho de que ella es muy consciente”, observa Dale. “No malgasta un solo día”. Igual de carismático, Dale terminó al frente de la oficina de IBM en Palo Alto, justo cuando Silicon Valley estaba despegando, y Edie aceptó un puesto como ejecutiva en AT&T, en San Francisco. Sin embargo, en 1984, decidieron abandonar sus trabajos corporativos y aventurarse como emprendedores en software, y se establecieron en San Diego, en donde, en 1988, tuvieron a sus gemelas. Experimentaron un enorme éxito en los negocios, así como también algunos fracasos, y nunca perdieron su impulso. En el 2007, con Whitney en la universidad y Stefanie tomándose un año sabático, eran optimistas acerca de su nuevo proyecto: el desarrollo de una plataforma de servicios financieros empleando programadores de software en Ucrania.

Entonces apareció el cáncer.

Siguiente: Combate contra el pronóstico de un cáncer terminal. »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?