Conoce más

Abrir
Enterprise: Foto de carro rentado

Budget Rent a Car

Ahorros exclusivos para los socios


Tarjeta del seguro social

Calculadora del Seguro Social

¿Cuánto recibirás?

Pepperoni pizza - Papa Johns

Papa John's

Los socios ahorran todos los días

Compartir es Vivir

Compartir es Vivir

Encuentra oportunidades de voluntariado

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Cáncer

Luchar contra el cáncer pese a todos los pronósticos

Edie Sundby continúa con fe y una actitud positiva.

Historial de salud de AARP

Mi Historial de Salud con AARP  Considera esta herramienta segura y práctica que te ayuda a administrar la información de salud de tu familia.    Más herramientas

Nota: Para ver los subtítulos en español, presione el botón de "CC".

In English l A tan solo cuatro días de ser sometida a una cirugía de alto riesgo para extirpar un cáncer que se ha diseminado a sus pulmones, Edith Littlefield Sundby (Edie para sus amigos) desarrolla sus actividades favoritas. Asiste al servicio de las 7:30 a. m. en la Iglesia Episcopal St. James by-the-Sea, cerca de su hogar, en el norte de San Diego. Allí, se sienta en el lugar de siempre, próximo al ventanal de vidrio coloreado que muestra la imagen de Jesús en el huerto de los olivos. Después camina hasta el centro de yoga ubicado en las proximidades, en donde ella ha estudiado durante 24 años. Luego, por trigésima vez, escucha el CD Successful Surgery (cirugía exitosa) de Belleruth Naparstek. “Resulta muy hipnótico, con visualización guiada y afirmaciones”, comenta Edie. “Cada vez que lo escucho, me siento más relajada y con un mayor sentido de aceptación. En este momento, lo que realmente deseo es hacerme esta cirugía”.

Vea también: ¿Sabe usted qué es el cáncer y sus síntomas?

Edie Sundby toma una caminata por la playa con su marido - Luchar contra el cancer

Algunas semanas antes de su operación, Edie y Dale hacen su caminata costera favorita en Torrey Pines. — Foto: Brad Swonetz

Es muy probable que la cirugía torácica a la que será sometida Edie implique extirparle la totalidad de su pulmón derecho, lo cual disminuirá enormemente su capacidad respiratoria y su habilidad para soportar una actividad física vigorosa. Como resultado, esta mujer de 61 años, que ha logrado vivir cinco años más allá del pronóstico que le dieron los médicos cuando le diagnosticaron un cáncer de estadio IV en el 2007, decide que terminará su día con lo que podría ser su caminata final.

Vistiendo una camiseta turquesa, leggins y botas para senderismo, Edie se pone en marcha en una playa cubierta de algas que se extiende a lo largo de una milla, al pie de los majestuosos acantilados y cañones coloreados por el coral, del parque estatal de Torrey Pines. Con los audífonos de su iPod ajustados por debajo de los rizos de su corte de pelo estilo pixie o duende, parece deslizarse sobre la arena. Dale Sundby, su marido desde hace 37 años y empresario en tecnología, la alcanza y la toma de la mano, manteniéndose a la par de su vigoroso ritmo. “El ritmo natural de Edie es siempre así, activo y enérgico”, explica luego. “Ella no conoce otra manera”.

Sus médicos emplean términos como caso atípico, anomalía estadística, incluso milagro, para describir a Edie, si bien admiten estar viendo una mayor cantidad de personas con estadios avanzados de cáncer sobrevivir períodos de tiempo mucho más prolongados que los pronosticados. A lo largo de toda su enfermedad, Edie se negó a bajar los brazos y se obligó a ella misma y a su equipo médico a luchar, en una forma que resultó ser tanto agresiva como poco común. Cuando el Dr. Joseph Shrager, le advirtió que había una probabilidad del 5 % de no sobrevivir la extirpación de su pulmón —y, posteriormente, que sería afortunada de poder caminar una milla entera— ella le respondió que procediera. “El riesgo para mí reside en no hacerlo”, explica. “Y… ¿quién sabe? Quizá con la música adecuada o una actitud diferente, o simplemente caminando sin prisa en lugar de andar a los saltos por todo el cañón, aún esté en condiciones de hacerlo después de pasar por esto”.

No sería la primera vez que Edie les ha demostrado a los incrédulos que estaban equivocados. Con el tema de Elvis Presley “Only Believe” resonando en sus oídos, se esfuerza en la rocosa escalinata que conduce desde la playa hasta el parque ubicado en la parte superior. Una vez en la cima, se vuelve y contempla el horizonte: la bola de fuego naranja del sol que se precipita hacia las aguas. “¡Dios mío, qué día glorioso!”, exclama Edie. “He estado haciendo esta caminata por más de doce años y todavía es, para mí, un ritual mágico. No bien pongo un pie en la arena, me siento bendecida. Esta es la manera en que me curo”.

Su voz se torna un susurro. “Desde el momento en que comencé a lidiar con esta catastrófica enfermedad, hablo mucho más y a más velocidad”, dice. “La razón de ello es que tengo mucho por decir, muchos sentimientos”. Sus ojos se humedecen. “El cáncer ha intensificado todo”.

Edie, que siempre se describía a sí misma como “arrogantemente saludable”, atribuyó una molestia en la parte inferior de su espalda y un cuadro de diarrea a un parásito. Corría marzo del año 2007, y acababa de regresar a California del Sur desde Chennai, India, en donde ella y una de sus hijas gemelas, Stefanie, en ese entonces de 18 años, habían pasado cinco semanas como voluntarias en una escuela primaria.

Efectuó una consulta con un médico, quien, luego de confirmar que se había infectado con un parásito, también la siguió examinando para cerciorarse de si tenía algo más. Transcurridos diez días y luego de realizarse varios estudios, el médico le pidió que fuera a su consultorio. Ella estaba sola; Stefanie estaba en su trabajo y su otra hija, Whitney, estaba en clase en Standford University; Dale estaba en Ucrania, comenzando un nuevo emprendimiento. “Tienes algo desarrollándose en tu zona abdominal”, comenzó el médico, “y parece ser cáncer”.

Siguiente: Edie se entera de que le quedan tres meses de vida. »

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?