Conoce más

Abrir
Carro de compras

Cupones

Los socios ahorran en comestibles



25 preguntas sobre el Seguro Social

¿Preguntas sobre el Seguro Social?

Obtén las respuestas

Abuela y nieta soplando una torta de cumpleaños

Toys "R" Us

Descuento en tus compras

Explore AARP Life Reimagined

Life Reimagined

Explora las opciones para tu futuro

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Afectan a los adultos

Alergias misteriosas

¿Es la carne el nuevo polen?

Alegias a la comida

— Tobias Regell/Gallery Stock

¡Creo que lo tienes!

Después de preguntarle y analizar su historia de manera detallada, Platts-Mills y su equipo le hicieron pruebas de la piel y descubrieron algo que dejó atónita a Quinn: era alérgica a la carne de res, de puerco y de cordero. Esa alergia, que normalmente surge en la infancia, es considerada muy poco común.

Platts-Mills le preguntó si comía carne. Todos los días, respondió ella.

¿La habían picado garrapatas últimamente? ¿Había experimentado una reacción? Después que Quinn le contó de las frecuentes picadas y la inevitable hinchazón con escozor que le sobrevenía, Platts-Mills perdió su británica reserva.

"¡Creo que lo tienes! ¡Tienes un auténtico caso!", le dijo.

Quinn pronto descubrió que el laboratorio de Platts-Mills exploraba una teoría original: que una rara reacción a las picadas de garrapata puede provocar una súbita alergia a la carne en adultos como Quinn, que habían comido carne sin problemas durante décadas. Enseguida, ella accedió a participar en el estudio de Platts-Mills, convirtiéndose en la paciente número 15. En estos momentos, participan cientos de personas.

Se desafían ideas tradicionales

El año pasado, el equipo de la Universidad de Virginia publicó un estudio en el Journal of Allergy and Clinical Immunology (Revista de Inmunología Alérgica y Clínica), en que detallaba los casos de 24 adultos, entre ellos Quinn, que de repente habían desarrollado alergia a la carne. El 80% de ellos refirieron que les habían picado garrapatas semanas o meses antes de aparecer la alergia. Muchos habían experimentado anafilaxia hasta seis horas después de comer carne roja, algo insólito, porque las alergias alimentarias típicamente causan reacciones violentas en menos de 30 minutos. Un equipo de alergistas de Sydney publicó resultados similares en el Medical Journal of Australia (Revista Médica de Australia).

¿Cómo puede causar una picada de garrapata alergia a la carne? Scott Commins, profesor adjunto de medicina y autor principal del estudio de la Universidad de Virginia, explicó que en personas susceptibles como Quinn, una picada de garrapata que suscita una reacción cutánea importante parece provocar la producción de un anticuerpo que se une a un azúcar, conocido como alfa-galactosa, que está presente en la carne.

Cuando una persona que tiene el anticuerpo come carne, esto estimula la emisión de histamina, lo que causa síntomas alérgicos: urticaria, picazón y, en el peor de los casos, anafilaxia.

Pero quedan muchas preguntas que son el objeto de investigaciones, dijo Platts-Mills, quien también padece de esa afección. (Excursionista devoto, sufrió numerosas picadas de las garrapatas que se le habían pegado en las botas). Su laboratorio ha recopilado datos sobre más de 300 pacientes de Estados Unidos y el extranjero, y se ha convertido en un centro a donde otros médicos remiten casos sospechosos.

"Tenemos la certeza de que las garrapatas pueden causar esto", afirmó. "No estamos seguros de que son la única causa". Los investigadores tampoco saben por qué la anafilaxia toma tanto tiempo en aparecer ni por qué solo algunas personas desarrollan el problema después de una picada de garrapata. Lo que sí saben es que la reacción alérgica depende de la dosis. No es probable que comer una pequeña cantidad de carne cause un problema grave; un bistec grande, sí. Los episodios son impredecibles y no ocurren cada vez que la persona susceptible come carne roja.

Scott Commins dice que los investigadores también han observado que algunas personas pertenecientes a ciertos grupos sanguíneos parecen correr más riesgo. La gente de grupos sanguíneos menos corrientes —B y AB— no parece ser vulnerable, porque elementos de esos tipos de sangre son químicamente similares a la alfa-galactosa.

El clima también parece desempeñar un papel. Las muestras de sangre de personas de Boston y el norte de Suecia casi nunca contienen anticuerpos de alfa-galactosa, que sí son comunes en muestras extraídas de pacientes en Virginia, Carolina del Norte y otros estados del sur de Estados Unidos, y también en el sur de Suecia y partes de Australia, zonas que no experimentan las intensas heladas que matan a las garrapatas.

En el caso de Quinn, las pruebas revelaron que su sangre era del grupo A y que contenía niveles excepcionalmente elevados del anticuerpo de alfa-galactosa. Ya que no existe tratamiento para esa alergia, no se puede hacer más que evitar la carne de res, cerdo y cordero, y todo lo cocinado con esas carnes.

¿Recuerda el episodio en Tulsa? Posteriormente, Quinn descubrió que las papas fritas que comió esa noche se habían preparado en aceite que también habían usado para freir carne.

Dijo que ahora, cuando come fuera, pregunta cómo se preparó cada plato e intenta adaptarse a la vida sin su comida preferida.

"Esto realmente le cambia a uno la vida", aseguró. "Me encantaría comerme un buen bistec".

Sandra G. Boodman escribe sobre medicina y salud para el Washington Post y Kaiser Health News.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?