Conoce más

Abrir
Live Nation

Ticketmaster
and Live Nation

Ahorros en entradas



Calculadora del beneficio del seguro social

Calculadora del Seguro Social

 ¿Cuánto recibirás?

Anna's Linens

Anna's Linens

Los socios ahorran en las compras

¿Estás cuidando de un ser querido?

¿Estás cuidando de un ser querido?

Encuentra recursos  aquí

guía de becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

Pruebas dudosas

Pruebas genéticas de venta libre: Tenga cuidado

Los resultados podrían estar equivocados.

Una ciencia poco precisa

El riesgo estimado a partir del ADN de una persona también difirió mucho según la compañía genética que diera los resultados. Por ejemplo, a uno de los falsos consumidores distintas compañías le dijeron que presentaba un riesgo por debajo del promedio, un riesgo promedio y un riesgo por encima del promedio de desarrollar cáncer de próstata e hipertensión.

El American College of Medical Genetics -en inglés- (Colegio Estadounidense de Genética Médica) y la Food and Drug Administration (FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos) han publicado declaraciones que reflejan su preocupación con respecto a estas pruebas.

Las pruebas genéticas para muchas enfermedades están basadas en ‘información científica limitada, y podrían brindar resultados no válidos o inútiles’. —CDC

En marzo, un panel de asesores señaló que las pruebas genéticas podrían engañar fácilmente al consumidor, y exhortó a las agencias reguladoras federales a que dispusieran que dichas pruebas fueran puestas a disposición del consumidor sólo con la correspondiente aprobación de sus médicos. La FDA no está obligada a seguir las recomendaciones de los paneles de asesores, pero suele hacerlo.

La Federal Trade Commission (FTC, Comisión Federal de Comercio), que protege al consumidor contra reclamos fraudulentos, está de acuerdo, y advierte al consumidor que no se deje llevar por la publicidad que sugiere que estas pruebas pueden medir el riesgo de desarrollar una enfermedad, ni por anuncios que ofrecen suplementos o alimentos especiales que pueden ayudar a prevenir el desarrollo de alguna afección. Por ejemplo, un representante de una compañía de pruebas genéticas directas al consumidor le dijo a un investigador del gobierno encubierto que los suplementos de su compañía le habían “curado la artritis de las rodillas y habían evitado que sufriera de hipertensión y colesterol alto”.

Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC, Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) advierten específicamente al consumidor que no seleccione pruebas genéticas sin el respaldo de un médico, porque las pruebas para muchas enfermedades están basadas en “información científica limitada, y podrían brindar resultados inválidos o inútiles”.

Sin embargo, esos mensajes no llegaron necesariamente a los hogares.

Siguiente: Conténgase y no envíe muestras de ADN, y hable con su médico. >>

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.

¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?