Conoce más

Abrir
Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en taquillas.

¿Buscas empleo?

Recursos para encontrar trabajo.

Annas Linens

Anna's Linens

Ahorros en las compras.

Driver Safety

AARP Driver Safety

Toma el curso en línea hoy.

sorteo

Aprovecha esta oportunidad y podrías ganar las vacaciones de tus sueños. ¡Participa hoy!

guía de becas

Lo que tus hijos y nietos necesitan para ir a la universidad. ¡Entra!

más
videos

AARP Español

Visita el nuevo canal de AARP en español en YouTube y ¡subscríbete!

Reforma de Salud
Información de AARP

Encuesta

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tus destrezas e ingenio. ¡Juega gratis!

A 30 años del descubrimiento

SIDA: Hay vida después del diagnóstico

Conozca a seis inolvidables personas mayores de 50 años que viven con VIH.

LaWanda Gresham

En la década de 1990, LaWanda Gresham, pensaba que estaba viviendo la vida al máximo. Durante el día servía comida en la cafetería de una escuela de Los Ángeles; por la noche se la pasaba en las calles, parrandeando, aun cuando esto la alejaba de su hija y de su nieta. “Ahora, llamo a esa época ‘la era de la oscuridad’”, afirma Gresham, de 58 años.

En 1996, cuando su marido, Grover —consumidor de drogas inyectables— contrajo herpes, lo alentaron a que se hiciera la prueba de VIH. Gresham también se la hizo, y ambos resultaron positivos. Como mujer negra, Gresham refleja una realidad siniestra: el SIDA representa un serio peligro para la comunidad afroamericana. Las mujeres negras son casi 20 veces más propensas a contraer el VIH que las blancas, y la mitad de las muertes que se producen anualmente en el país a causa del SIDA se registran en personas negras, pese a que representan solamente el 14% de la población.

Tres años después de que Gresham fuera diagnosticada, su marido murió de SIDA, y ella se derrumbó emocionalmente. “Todo se estaba cayendo alrededor mío”, recuerda ahora. “Estaba experimentando reacciones a la medicación. Básicamente, mandé todo al demonio”.

La depresión es un síntoma común de la enfermedad. Las personas mayores con VIH/SIDA presentan un índice de depresión cinco veces mayor que el de sus pares que no están infectados. Y la depresión hace que las personas no se cuiden. Por casi una década, Gresham estuvo demasiado drogada o abatida como para tomar sus medicamentos.

Afortunadamente, un médico clínico supo qué botón oprimir para que retomara el tratamiento. “Me dijo que si yo no iba a tomar los medicamentos que me recetaba, se los daría a otra persona que deseara vivir”, relata. Gresham dejó de consumir drogas de la calle y buscó ayuda para tratar su depresión. Ahora, regresa con frecuencia a las calles donde alguna vez había parrandeado, para educar a otros acerca del VIH.

Con una discapacidad debida a un problema de espalda, Gresham está otra vez cerca de su hija y de su nieta de 16 años. “Dios me puso el VIH en la sangre no para matarme, sino para que cambie mi estilo de vida”, afirma. “Es como que volví a encontrar mi ‘yo’ feliz”.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait
¿Tus hijos necesitan un empujoncito para inscribirse en un seguro de salud?

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Payless

Los socios disfrutan de ahorros especiales en alquiler de autos de PaylessCar.com.

Dunkin Donuts

Los socios pueden recibir una dona GRATIS con la compra de una bebida grande o extragrande en Dunkin' Donuts.

Repair Pal

Los socios ahorran un 10% (hasta $50) en reparaciones de autos en los talleres certificados RepairPal.