Conoce más

Abrir
Dunkin Donuts

Dunkin' Donuts

Los socios reciben una dona gratis


Herramienta para ahorrar en medicamentos recetados.

Herramienta

Para ahorrar en medicamentos recetados

Best Western

Best Western

Ahorros exclusivos para los socios

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

conozca su
horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre su signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Juegos

Sudoku

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

Comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y Participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Compartir
es vivir

¿Ofrece clases particulares? ¿Regala alimentos? ¿Participa en alguna causa? ¡Sea una fuente de inspiración! Lea

Más de cinco años repartiendo alimentos

La labor de los ángeles

Inmigrantes colombianos distribuyen comidas caseras a desempleados en Nueva York.

          

El departamento de Muñoz se ha convertido en un almacén. Los alimentos donados y los comprados al por mayor ocupan un espacio considerable y los congeladores y refrigeradores adicionales conservan los artículos perecederos. Las donaciones, tanto monetarias como de alimentos, tienen altibajos, comenta Muñoz, lo cual a veces dificulta la continuidad, pero nunca la hace imposible. A menudo, Muñoz ha utilizado la mitad de su salario semanal para cubrir los gastos del gas, los ingredientes, el material de embalaje y los implementos para servir que son necesarios.

“Luego de que CNN hiciera el segmento sobre mi actividad, hubo una lluvia de donaciones —indica—. Pero eso se terminó. Luego consigues más y de nuevo se detiene. No cuento con un flujo constante.” Muñoz, sin embargo, se focaliza en la ayuda que recibe y habla de ella con alegría.

Menciona a los ex jornaleros que han hallado un trabajo fijo y ahora colaboran en la preparación y distribución de las comidas en la esquina en la que alguna vez se pararon y esperaron a Muñoz.

“Yo era como ellos —recuerda Fausto Castillo, un inmigrante mexicano de 23 años de edad, mientras ayuda a Muñoz a distribuir té helado y comidas—. Me despidieron el invierno pasado, no podía pagar el alquiler y estuve en la calle, sin hogar, aproximadamente una semana. Escuché acerca de él, que podías venir y comer. Me ayudó a encontrar trabajo, ahora estoy bien [económicamente] y quiero ayudar; también ayudo a veces con la cocina, porque conozco el sufrimiento, la desesperación”.

Dos parejas casadas también ayudan al menos una vez a la semana. Una de las parejas, Davida y Joel Weber, prepara pollo para aproximadamente 70 personas cada jueves. Davida, de 66 años de edad, cocina el pollo y Joel, también de 66 años, ayuda a Muñoz a distribuir los alimentos en la esquina. Al principio, pensaron en donar dinero, hasta que —comenta Davida Weber— se detuvo en la esquina un día y vio el hambre como nunca antes había visto o sentido.

“La intensidad de la necesidad que vi me impulsó a regresar con alimentos —comenta Davida, maestra de escuela secundaria jubilada—. Jorge es muy apasionado en lo que hace por esos hombres. Es muy generoso y muy humilde. Interactúa con ellos, a veces bromeando al servirles la comida. Tiene tantas cualidades que admiramos”.

Otra pareja le preguntó a Muñoz qué sería lo que más le gustaría que donaran. Les dijo que le gustaría aliviar la pesada carga de la cocina diaria a su madre, que tiene 68 años de edad y lucha contra la artritis y la osteoporosis. Entonces, la pareja contrató a una señora que, en la actualidad, prepara la mayor parte de la comida. Zapata aún colabora, supervisa la preparación y planifica los menús semanales.

“Mi madre es mi inspiración —comenta Muñoz—. Siempre nos ha inculcado que compartamos, aun cuando teníamos un solo juguete, un solo trozo de pan. Nos decía que si teníamos algo, lo compartiéramos con alguien que no tuviera nada”.

Zapata, que se fue de Colombia en los años 80 en busca de una vida mejor para sus hijos luego de enviudar, se emociona al escuchar a su hijo describir la influencia que ella ejerció en él. “Estoy muy orgullosa de mi hijo —comenta Zapata—. Siempre he compartido todo. Internamente, no me siento la única propietaria de nada. Hoy son esas pobres personas de la esquina las que tienen necesidades. Mañana, puede ser cualquiera de nosotros”.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Tu Voz es Tu Derecho Cuestionario poselectoral

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP