Conoce más

Abrir
Renta de carros en Budget

Budget Rent a Car

Ahorros exclusivos para los socios


99 Formas de ahorrar

99 Formas de Ahorrar

Échales un vistazo ahora

UPS

The UPS Store

Los socios ahorran en servicios de envío

Abuela, mamá e hija cocinando - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

Becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

La Marcha de la Muerte

Sobrevivientes reales

La experiencia de dos prisioneros de guerra en el teatro de operaciones del Pacífico.

La Marcha de la Muerte de Bataán en la Segunda Guerra Mundial

— Bettmann/Corbis

9 de abril de 1942. Cuatro meses después de que los japoneses bombardearan Pearl Harbor, más de 78.000 tropas estadounidenses y filipinas que defendían la península de Bataán, en Filipinas, apremiadas por la falta de refuerzos y provisiones, reciben la orden de rendirse. Así comienza la desgarradora Marcha de la Muerte de Bataán hacia los campos japoneses de prisioneros de guerra —65 millas de marcha incesante bajo un calor agobiante, interrumpida por bayonetazos, golpes, decapitaciones y ejecuciones—. Unos 11.000 soldados murieron.

En sus memorias, recientemente publicadas, dos veteranos hispanos de Nuevo México dan su versión como testigos oculares de la Marcha de la Muerte y de su experiencia como prisioneros de guerra en el teatro de operaciones del Pacífico.

Carlos: A Tale of Survival (2007, I-Socket Presse) cuenta la vida de Carlos Montoya, de 93 años de edad, según el relato de su sobrino, J.L. Kunkle, de 45. Survivor (2008, Del Oro Press) es la biografía del sargento mayor Frank N. Lovato, de 88 años, escrita por su hijo, Francisco L. Lovato, de 61.

“Papá y los hombres de su unidad combinada estadounidense/filipina fueron los primeros [soldados estadounidenses] que enfrentaron a los japoneses cara a cara, el 22 de diciembre de 1941, en la playa de del Golfo de Lingayen, en las Filipinas”, cuenta Francisco Lovato, un hecho que, según él, no ha sido publicado en ningún libro de historia.

Fue la necesidad de relatar estos hechos —así como de rendir homenaje a los hombres que amaban—, lo que obligó a Lovato y Kunkle a pasar años investigando las experiencias de los veteranos. Las memorias resaltan la capacidad de resistencia del espíritu humano al enfrentar una crueldad indescriptible y al poder de la esperanza para superar la adversidad.

En una entrevista reciente, los veteranos y sus biógrafos compartieron sus experiencias con AARP Segunda Juventud.

Frank y Francisco Lovato

Survivor, por Francisco L. Lovato (2008, Del Oro Press)
La biografía del sargento mayor Frank N. Lovato, según la cuenta su hijo Francisco L. Lovato, es una recopilación de experiencias del veterano durante la Segunda Guerra Mundial. Frank, un ex soldado del Ejército y de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, soportó la Marcha de la Muerte de Bataán y años en campos japoneses de prisioneros de guerra y de esclavos. Basándose en cientos de horas de entrevistas durante un período de diez años, Francisco retransmite los relatos de su padre como integrante de la primera unidad que luchó contra las fuerzas japonesas en las Filipinas en 1941, sobreviviendo como prisionero de guerra, y, finalmente, siendo liberado, en 1945. Para más información, visite: www.survivorbook.com

P.  Cuéntenme sobre Bataán.
R.  Frank: Cuando llegó la orden desde el cuartel general de que supuestamente tendríamos que rendirnos, simplemente no lo podíamos creer. Pero cuando vimos esos tanques japoneses acercándose por el terreno, no contábamos con munición de artillería para dispararles con nuestros semiorugas. Se nos indicó que abriéramos la recámara de nuestros fusiles, le atáramos un trapo y lo levantáramos, para que el enemigo pudiera verla. Dejamos la munición de nuestras armas menores y todo lo demás. Conservé mi cantimplora, mi armónica y mi impermeable; eso fue todo. Cuando nos dijeron que resignáramos nuestros fusiles, tomé mi Springfield y lo lancé contra una roca enorme. Me dije: “Oh, Dios, esta será la última vez que respire”, ya que había torcido la maldita cosa.
Regrese

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP