Becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Evento en vivo de AARP Life@50+

Transcripción: Congresista Paul Ryan

Observaciones y sesión de preguntas y respuestas del candidato a vicepresidente por el Partido Republicano, Paul Ryan, con los socios de AARP.

Si este año cumplen 50, nacieron en 1962, al despertar de una nueva era estadounidense en la política: JFK... los derechos civiles... Vietnam. Mientras ustedes aprendían la división larga, Neil Armstrong caminaba en la luna. El Gobierno hacía nuevas promesas a los estadounidenses mayores. Cuando Lyndon Johnson promulgó la ley de Medicare, prometió y cito: “Ya no se les negará a los estadounidenses mayores el milagro curativo de la medicina moderna. Las familias jóvenes ya no verán cómo sus propios ingresos y sus propias esperanzas se desvanecen solo porque llevan a cabo sus obligaciones morales para con sus padres, y para con sus tíos y para con sus tías…”. Verán, existen dos caras en esa promesa: obligaciones tanto para con los mayores como para con los jóvenes. Y debemos cumplir ambas.

Hoy, nuestra nación enfrenta un punto de inflexión política. La mala gestión del Gobierno y la cobardía política amenazan ambas partes de la promesa de LBJ (Lyndon B. Johnson). Los adultos mayores están amenazados por Obamacare, una ley que impondría fuertes recortes a los beneficios reales en tiempo real para las personas reales. Mientras tanto, los estadounidenses más jóvenes se ven agobiados por una deuda pública en constante crecimiento y un futuro limitado.

Hay buenas noticias: al adoptar reformas de sentido común ahora, podemos superar el problema y mantener las promesas en función de las cuales la gente organizó su vida. Verán, si reformamos Medicare para mi generación, podemos protegerlo para quienes se han jubilado o están a punto de hacerlo hoy.

El primer paso para un Medicare más fuerte es derogar Obamacare, porque representa lo peor de ambos mundos. [Reacción de la audiencia] Tenía la sensación de que iban a haber reacciones variadas, así que déjenme adentrarme en el tema. Debilita Medicare para los adultos mayores de hoy y lo pone en riesgo para la próxima generación. Primero, canaliza $716.000 millones de Medicare para pagar por un nuevo derecho que ni siquiera pedimos. Segundo, pone quince burócratas no elegidos a cargo del futuro de Medicare. Vamos a hablar de cada uno por turno. Quizás nunca haya escuchado este lado de la historia.

A estas alturas, probablemente hayan escuchado hablar mucho de las propuestas y contrapropuestas relativas a la redada del presidente a Medicare. El presidente dijo que esto en realidad fortalecería el programa. Dijo que mejoraría la solvencia del programa. Damas y caballeros, eso no es cierto.

El dinero no estaba apartado para permanecer en Medicare. En cambio, la ley convirtió a Medicare en una alcancía para Obamacare. Ustedes no tienen que creer en mi palabra. Pregúntenle al jefe actuario de los CMS (Centros de Servicios de Medicare y Medicaid). Él trabaja para la presidencia de Obama y su trabajo es cuidar de Medicare. Bueno, el año pasado, lo invitamos al Congreso a responder una pregunta sencilla: Si los recortes de Medicare del presidente Obama se usaron para pagar los nuevos gastos en Obamacare, ¿cómo pueden también mejorar la solvencia de Medicare? ¿Su respuesta? No pueden. Es fácil: no se puede gastar el mismo dólar dos veces. Sus palabras exactas fueron y cito: “Se necesitan dos sets de dinero para que eso suceda”. El presidente Obama gastó un set de dinero en la adquisición del sistema de salud por parte del Gobierno y nunca proporcionó el otro para fortalecer Medicare.

Ahí lo tienen, del hombre cuyo trabajo es saber. Si alguien intenta decirles que Obamacare fortaleció Medicare, pregúntenle: “¿Dónde están los otros $716.000 millones?”.

Pero eso no es lo único que hizo la nueva ley de salud. Verán, Medicare está entrando en quiebra. Todos entienden esto. Hasta el presidente Obama dijo el año pasado y cito: “Si miran los números, Medicare en particular se quedará sin dinero y no podremos sostener ese programa sin importar cuánto aumenten los impuestos”. Fin de la cita.

Así que el desacuerdo no está en el problema. Está en la solución. Tal vez hayan escuchado acerca del enfoque que Mitt Romney y yo tendremos, que les explicaré. Pero es probable que no hayan escuchado mucho acerca de lo que haría el presidente Obama. El presidente no habla mucho acerca de lo que Obamacare significará en realidad para los adultos mayores. Y cualquiera que entienda los detalles sabe por qué: a la gente no le gusta.

La ley de salud del presidente estableció algo llamado IPAB (Junta Asesora Independiente sobre Pagos). Estará conformada por quince burócratas no elegidos. El presidente dijo que designará expertos, pero ninguno de los quince está exigido por ley a tener ninguna capacitación médica. Y la cuestión es esta: a medida que aumenta el gasto de Medicare, esta junta debe recortarlo. A menos que el Congreso anule estos recortes por voto de la mayoría, automáticamente se convertirán en ley.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Regal Cinemas movie theater

Los socios pagan $8 al comprar boletos Regal ePremiere en internet. Sujeto a ciertas condiciones.

Grandmother and granddaughter working on scrap book at home

Los socios ahorran un 10% todos los días en Michaels con su tarjeta de membresía de AARP.

Woman trying on glasses in optometrists shop

Los socios ahorran hasta un 60% en exámenes de la vista con los Descuentos oftalmológicos de AARP® facilitados por EyeMed.