Conoce más

Abrir
Denny's

Denny's

Ahorros todo el día, todos los días

Print

¿Preguntas sobre el Medicare?

Obtén las respuestas

Teatros Regal

Regal Cinemas

Los socios ahorran en entradas de cine

Abuelo y nieto viendo televisión - Mes de la Herencia Hispana

Herencia Hispana

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Celebra la Herencia Hispana

Becas

Familia celebra la graduación de la universidad. Centro de Recursos Becas Universitarias.

Lo que necesitan tus hijos y nietos para entrar a la universidad. Recursos

Videos

AARP Español

¡Subscríbete al canal de consejos en YouTube!

Seguridad para
Conductores

Apúntate a un curso en línea; se voluntario y ayúdanos a promover un curso; busca un curso presencial para ti. Ir

Juegos

Juegos de AARP

Prueba tu destreza e ingenio. ¡Juega ya!

horóscopo

Horóscopo de AARP

Todo sobre tu signo: Amor, Dinero, Pareja. Ir

Crítica literaria

El sueño del celta

El último libro del Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa es un grito a favor de los derechos humanos.

El Sueño del Celta Obra de Mario Vargas Llosa

Marzo 2 de 1965: El presidente de Valera asiste al funeral del nacionalista irlandés Roger Casement (1864 - 1916). Los restos de Casement fueron retirados de Inglaterra, donde fue ahorcado por traición a la patria y vuelto a enterrar en el cementerio de Glasnevin, en Dublín, Irlanda. — Mcmahon/Central Press/Getty Images

Mario Vargas Llosa es un apasionado amante de la historia que suele usar con frecuencia su extraordinario talento de novelista para contarnos las virtudes y debilidades de personajes reales que dejaron una marca en los acontecimientos de su época. Lo hizo hace 10 años con su acertada versión de la vida y muerte del dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo en su novela La fiesta del chivo; y lo volvió a hacer tres años después con El paraíso en la otra esquina, en la que recurre otra vez a la ficción para relatar el contraste entre el famoso pintor francés Paul Gauguin y su abuela peruana Flora Tristán.

En su última novela que acaba de ver la luz la semana pasada, pocos días después de ganarse merecidamente el premio Nobel de Literatura de este año, el autor peruano vuelve a sus andanzas históricas, esta vez para traernos la complicada existencia de Sir Roger Casement, reconocido diplomático inglés nacido en Irlanda que después de servir a la corona británica con altos honores a principios del siglo pasado terminó su vida apestado y en desgracia por sumarse a la rebelión nacionalista irlandesa.

Más allá de satisfacer su deseo de interpretar el pasado, lo que Vargas Llosa logra con estas obras de ficción histórica o de historia novelada, como se les quiera categorizar, es rememorar las luchas o denuncias sobre los derechos humanos que ciertos personajes libraron en sociedades anteriores acaso con el propósito de renovar su validez en nuestro tiempo.

En La fiesta del chivo, por ejemplo, su denuncia va dirigida a las dictaduras militares que inundaron la geografía latinoamericana en los 70 y los 80 y aun en décadas anteriores. En El paraíso… el personaje de la abuela peruana de Gauguin es una abanderada de la lucha por los derechos de la mujer y de los obreros. Y ahora con El sueño del celta Vargas Llosa va atrás un siglo para recordarnos que los abusos y atrocidades que se cometen en el mundo de hoy tuvieron sus antecedentes en la brutalidad y las crueldades del colonialismo y en una suerte de capitalismo feudal esclavista que se practicó en la América Latina del siglo 19 y principios del 20.

Curiosamente, apenas hay ficción en el nuevo libro de Vargas Llosa. Su relato sobre Roger Casement es sorpresivamente fiel a los registros históricos que existen de los transcursos del celta en Gran Bretaña e Irlanda y en los territorios que visitó. Su viaje al Congo Belga en representación del gobierno británico para investigar el trato brutal y criminal a que el gobierno de Leopoldo II de Bélgica sometía a los infelices nativos de esa colonia —viaje que Vargas Llosa narra con increíble meticulosidad en su novela— produjo un pormenorizado informe a la corona británica que llenó a Casement de prestigio en la sociedad inglesa de aquel tiempo.

Tal fue el impacto que el informe sobre el Congo hizo en el gobierno británico que, cuando hubo que enviar una comisión a la Amazonía suramericana para investigar las condiciones de esclavitud, tortura y violaciones a que eran sometidos los obreros de una productora de caucho inglesa en Putumayo, Perú, Casement fue nombrado para encabezar la pesquisa. El consiguiente informe resultó fatídico para la compañía cauchera y añadió una estrella más en el currículum de Casement, al punto que el Rey Jorge V decidió ennoblecerlo como caballero armado de la corona concediéndole el título de Sir.

Casement, sin embargo, era un hombre lleno de contradicciones. Su lealtad a la corona inglesa no fue suficiente para alejarlo de la lucha nacionalista de su amada Irlanda, a la que atribuía una condición de colonia inglesa comparable al colonialismo de que fue testigo en el Congo. Su afán por liberarla del yugo inglés lo llevó a conspirar con los alemanes en el marco de la Primera Guerra Mundial bajo la vieja máxima de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo. Fue capturado y acusado de traición después de tratar de llegar a Irlanda en un submarino alemán con el paradójico fin de detener el alzamiento irlandés de Semana Santa por considerarlo un error estratégico.

El tormento psicológico que le causan sus remordimientos, la tristeza de verse rechazado por sus amigos, el eterno conflicto entre su bautismo católico y su posterior afiliación protestante, así como la preocupación por lo que se pudiera estar diciendo sobre él en los corrillos de Londres llevan a Casement a profundas reflexiones que la pluma del Nobel peruano desarrolla brillantemente.

Paralelamente a esta fascinante historia, la novela de Vargas Llosa capta y maneja también con extraordinario acierto la existencia de unos diarios en los que Casement narró con algún grado de detalle sus encuentros homosexuales con jóvenes indígenas y europeos a través de sus viajes. Estos diarios fueron hallados mientras Casement estaba en prisión y ayudaron a las autoridades británicas a privarlo de cualquier indicio posible de apoyo popular por sus logros diplomáticos.

En esta suerte de digresión sexual surgida lateralmente a la trama principal de su novela Vargas Llosa logró también mantenerse fiel a la historia. Los diarios existieron realmente y, tras una prolongada disputa pública sobre su autenticidad, calígrafos expertos de la época finalmente confirmaron que la letra en que estaban escritos coincidía efectivamente con la letra de Casement.

Pero en un final, más importante que todo lo demás, en El sueño del celta, el excepcional talento y el disciplinado oficio de Vargas Llosa se valen una vez más de los ecos del pasado para obligarnos a confrontar las injusticias que aun prevalecen en algunas sociedades de hoy.


El contenido de esta columna refleja estrictamente la opinión del columnista y no la postura de AARP. AARP es una organización no partidista, sin fines de lucro que ayuda a las personas mayores de 50 años de edad a ser independientes y a ejercer control de sus vidas de manera asequible y que les beneficie a ellos y a la sociedad. AARP no respalda a ningún candidato a cargos públicos ni dona a campañas políticas ni a ningún candidato
.

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Ofertas y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Anna's Linens

Los socios ahorran un 10% todos los días en Anna's Linens y AnnasLinens.com.

Faanui Bay, as seen from beach on Bora Bora, French Polynesia

Los socios ahorran hasta $525 en sus vacaciones con AARP® Travel Center powered by Expedia®.  

Pepperoni Pizza, Papa Johns Superbowl promotion for AARP members

Los socios ahorran un 25% del precio regular de los platos del menú en Papa John’s

Hispanic Heritage Month

Celebra el mes de la Herencia Hispana y recibe hasta un 25% de descuento en tu membresía de AARP